PERFIL DE EGRESO DE LA NORMAL BASICA CON ENFOQUE INTERCULTURAL BILINGUE Y CAMBIO SOCIAL

“EL MEJORAMIENTO DE LOS PROCESOS PARA ALCANZAR EL PERFIL DE EGRESO NORMALISTA INTERCULTURAL COMO ESTRATEGIA DEL CAMBIO SOCIAL. ESTUDIO DE CASO.

FACILITADOR: DR. SERGIO FLORES GONZÁLEZ

Ensayo de investigación presentado por:

Mtro.  Roberto Briceño Briceño

María Guadalupe Vargas Blanco

Patricia Antonio Antonio

UNIVERSIDAD SANTANDER VALLAODLID MÉXICO AGOSTO DE 2021

Noviembre de 2020

ÍNDICE DE CONTENIDO (PAGINADO)

“Estamos viviendo un momento histórico que nos llama a todos a dar lo mejor de nosotros mismos para construir una sociedad más armónica, plural, inclusiva, justa, intercultural, productiva y feliz”.

Hacia una Nueva Escuela Mexicana. 2019

INTRODUCCIÓN

El presente estudio piloto constituye una ruptura paradigmática en cuanto a la vital importancia de la formación de maestros con una visión intercultural bilingüe y regional; pues sacude la conciencia de la necesidad de atención pedagógica de calidad insoslayable a las poblaciones indígenas, por siglos marginadas en Yucatán y con deficiente visión de identidad y empoderamiento. La gran incongruencia sale a la luz en cuanto a formación normal; ya que históricamente se han efectuado primero las reformas a la educación básica y posteriormente a la educación normal propiciando con ello un desfase epistemológico. Nos encontramos ante un estudio que tiene una gran trascendencia social ya que aporta elementos para mejorar y fortalecer la preparación académica en la formación de los futuros maestros, para que cuenten con las herramientas necesarias para ser agentes de cambio y transformación social y a su vez asegure la integración de las comunidades indígenas al progreso y bienestar como mexicano. Se llevó a cabo en la Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, con los ex alumnos en servicio de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque Intercultural Bilingüe.   El problema que se plantea es en relación a los factores que influyen fuertemente en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas por lo que se considera necesario identificarlos y conocer cómo han influido en la formación de alumnos y los ex alumnos durante el ciclo escolar 2021. Los principales hallazgos, de los que se derivan estudios subsecuentes, permiten

ANTECEDENTES LA INVESTIGACIÓN

 En el año 2016 se llevó a cabo el estudio sobre el perfil de egreso de la licenciatura en Educación Física, puntualizando sobre la importante diferencia de la autonomía de la que disponen en en el diseño de sus planes y programas las universidades en contraposición con las escuelas normales del país que son reguladas por la DGESPE. Este estudio pone de manifiesto la importancia de la revisión de cómo se consigue dicho perfil para coadyuvar en la inserción en el campo laboral de un profesionista:

Ignorar el perfil de egreso es tener una sociedad llena de egresados desempleados por no haber cubierto los requerimientos que las instituciones empleadoras necesitan, además de ser un problema serio al causar gasto púbico sin generar ingreso. (Ceballos, 2016; p.3

|           Existe una correlación gradual en obtención de la identidad profesional del estudiante normalista de acuerdo a los rasgos alcanzados del perfil de egreso de estudiantes en proceso de formación. (Mejía et al, 2016; p. 3)

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

En los últimos años se ha observado que muchos alumnos normalistas egresan sin que hayan obtenido el dominio adecuado de los rasgos del perfil de egreso, y lo que resulta preocupante es que ni siquiera se conoce el nivel de dominio que han alcanzado.  Aunque se quisiera conocer, no existe algún instrumento formal que los evalúe. Existen muchos factores que influyen en que los alumnos adquieran los rasgos del perfil de egreso, por lo que es necesario conocerlos y saber de qué manera inciden en este proceso a lo largo de la formación académica que se les brinda a los alumnos:

Tomando en cuenta las características y objetivos generales de la Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, resultó necesario conocer cuáles son las percepciones que el personal docente y los ex alumnos tienen con respecto a los factores que contribuyen a la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas, para implementar diversas estrategias que fortalezcan cada uno de estos factores.

            La escuela normal “Juan de Dios Rodríguez Heredia” tiene ya 42 años formando maestros por lo cual resulta necesario conocer diversos elementos sobre algunos aspectos que contribuyen a la adquisición de los rasgos del perfil de egreso para lo cual se considera pertinente establecer la siguiente pregunta de investigación:

¿Cuál es la percepción del personal docente y de los alumnos y ex alumnos de la Licenciatura en Educación Primaría indígena con enfoque intercultural bilingüe, con respecto a los principales factores que contribuyen a la adquisición del perfil de egreso de los alumnos de la escuela normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, durante el curso escolar 2020-2021?

II.JUSTIFICACIÓN DEL TEMA Y CONTEXTO SOCIOHISTÓRICO

Una de las metas de la educación normalista, es ofrecer programas y planes de estudio acordes a las exigencias del perfil académico de las carreras que ofertan, de tal manera que, al egresar los alumnos, respondan a las necesidades propias de la actividad profesional para la que han sido preparados. Dicho perfil sin duda debe dar respuesta a los cambios sociales y por si fuera poco a las necesidades propias del ser humano en formación. En el caso de las escuelas normales, las carreras que ofertan están claramente delimitadas y reconocidas socialmente, porque sus egresados se integran directamente a las escuelas de educación básica a través de un examen de ingreso que la Secretaría de Educación convoca año tras año.

El perfil de egreso define qué tipo de profesionista queremos formar, los fines a los que van encaminadas las acciones integrales.  Sin embargo, los rápidos cambios de la sociedad hacen que los programas educativos vayan quedando obsoletos o no del todo viables para dar respuesta a los retos y desafíos de la época y el contexto. Evaluar su pertinencia es conocer si en realidad impactan en la praxis docente, pero indudablemente le da sentido a la educación como motor de cambio. Identificar sus desfases al interior de las instituciones como la Normal Básica Intercultural Bilingüe de Valladolid y su vinculación con los modelos y reformas a la educación Básica es imprescindible pues nos darán una radiografía del proceso y del producto que generan los rasgos. Es una autoevaluación honesta encaminada a la mejora

     .

          Se considera que esta investigación tiene una gran trascendencia social ya que aporta elementos para mejorar y fortalecer la preparación académica en la formación de los futuros maestros, para que cuenten con las herramientas necesarias para ser agentes de cambio y transformación, así como también sepan resolver los diversos problemas que enfrenta actualmente la educación primaria, sobre todo en momentos en que una pandemia de dimensiones inconmensurables asola el planeta.

          También sirve como base a futuras investigaciones relacionadas con el perfil de egreso de los alumnos normalistas, diversas problemáticas que existen en las escuelas normales, estudios comparativos entre la percepción de los alumnos y de los maestros normalistas. Asimismo, será de utilidad para tener una referencia para analizar y valorar el impacto que tiene este nuevo plan de estudios 2017 en educación primaria en las diversas instituciones formadoras de docentes.

          Esta investigación será un referente para conocer diversos elementos inmersos en el proceso de formación de los futuros docentes, de acuerdo al nuevo modelo educativo 2017 de educación básica primaria.

Otro aspecto de gran utilidad de esta investigación, es que aportará elementos importantes para analizar si los rasgos del perfil de egreso son viables de alcanzar con la infraestructura, organización, funcionamiento y si el perfil académico de los maestros que laboran en las escuelas normales son los idóneos para este cometido.

            Hay que tomar en cuenta que la práctica docente es fundamental en la formación de los futuros maestros, por lo que este estudio, ayudará a conocer diversos aspectos del proceso de formación actual dirigido a la educación en primaria, y sin duda alguna los resultados obtenidos en los diversos instrumentos que se aplicaron, servirán   para enriquecer y retroalimentar el proceso actual de las diversas actividades de los docentes en formación en jornadas de observación y práctica docente.

Los resultados de este estudio, sin duda alguna beneficiarán a los alumnos del segundo, tercero y cuarto grado de la escuela normal, debido a que todos realizan jornadas de práctica docente, y con esta investigación se dan a conocer diversos aspectos que no se habían evaluado con anterioridad, y ayudará sin duda a mejorar la práctica docente de nuestros alumnos en las escuelas primarias.

El caso de los mayas merece una especial atención para fines de este estudio ya que su atención pedagógica permitirá subsanar la deuda histórica de su marginación y falta de empoderamiento real al margen de un proceso político neoliberal que los considera una amenaza:

Gustafson sostiene que debemos ver las reformas multiculturales como una modernización de las identidades políticas y no como un signo de “la reciente inclusión de los hasta ahora excluidos pueblos indígenas” (Gustafson, 2002: 274). Los Estados-nación, sugiere, han buscado por mucho tiempo forjar una relación con los pueblos indígenas y esa relación ha cambiado con el tiempo en respuesta a influencias externas e internas. Gustafson plantea que, en las reformas de la década de los noventa, las colectividades indígenas fueron re-imaginadas como entidades localizadas, ya no como uniones campesinas corporativas (Gustafson, 2002: 276). Gustafson nos insta a ver esas reformas políticas no como empoderamiento, sino como otro paso en la relación de negociación entre el Estado y los pueblos indígenas. (Mattiace y Llanes, 2015; p.609)

      Yucatán ostenta un importante tercer lugar en cuanto a cantidad de hablantes de lengua indígena, lo que da cuenta de la suprema importancia de su atención de excelencia, un término recientemente implementado con la Nueva Escuela Mexicana

            La población del estudio, fueron los 25 alumnos, y ex alumnos de la escuela normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque Intercultural Bilingüe.La muestra fueron los 63 alumnos del VI semestre de dicha licenciatura.

     Los indicadores que se tomaron en cuenta para este estudio fueron los cinco factores que favorecen la adquisición del perfil de egreso. El instrumento diseñado para la recolección de datos fue una encuesta realizada a los docentes de la escuela normal y los 63 alumnos del VI semestre.

III. OBJETIVOS (GENERAL Y ESPECÍFICOS) E HIPÓTESIS DE TRABAJO

Objetivo General

Tomando en cuenta la gran importancia y necesidad que tiene el que los egresados adquieran una sólida formación académica a través de la adquisición de los rasgos del perfil de egreso. El objetivo general de esta investigación es:

Describir las percepciones de maestros y alumnos y ex alumnos normalistas sobre factores que impactan la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque intercultural Bilingüe.

Objetivos específicos:

          Dar a conocer algunos problemas que se presentan en los cinco factores que contribuyen a la adquisición de las competencias genéricas y profesionales de los alumnos normalistas, para implementar acciones que aporten soluciones viables, eficaces y pertinentes.

       Determinar diversos aspectos inmersos en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas.

       Aportar elementos que ayuden a comprender la problemática existente en la práctica docente que vienen realizando los alumnos normalistas en las escuelas primarias, para llevar a cabo diversas estrategias de mejora.

            Cabe señalar que el alcance del estudio, está limitado solamente a los alumnos que llevan el Plan de Estudios de esta Licenciatura con enfoque intercultural, ya que en el estado de Yucatán es la única escuela normal que tiene dicha licenciatura; aunque existen otros diez estados en el país que cuentan con dicho plan de estudios, su contexto y lengua indígena es diferente a la nuestra.

IV. MARCO EPISTÉMICO (TEORÍAS QUE APOYEN LA EXPLICACIÓN Y SOLUCIÓN DEL TEMA DE ESTUDIO)

De acuerdo con rojas, (1981), citado por Hernández, Fernández y Baptista (2003), elaborar el marco teórico implica analizar y exponer las teorías, los enfoques teóricos, las investigaciones y los antecedentes en general que se consideran válidos para el correcto encuadre del estudio;

 En el presente capítulo, se presentan los diversos temas y subtemas que conforman y sustentan las variables y los indicadores del estudio, asimismo explica también los principales teorías como son la educación intercultural, el enfoque psicopedagógico basado en competencias y los cinco factores que favorecen la adquisición de los rasgos del perfil de egreso; a)a organización de la escuela normal, b)El maestro normalista, c) Los planes y programas de estudio, d) Los maestros tutores, y e) Las características de los alumnos normalistas.

Valverde (2010) afirma que La cultura, de acuerdo a la perspectiva intercultural es “un fenómeno interactivo donde no es posible poner barreras”, implica el pluralismo, es decir, el respeto y reconocimiento recíproco, “es un vivir juntos en la diferencia y con diferencias, pero también es adquirir y conocer”, de ahí su fundamental importancia en la formación de los alumnos que realizan su trayecto formativo en una Escuela intercultural bilingüe:

Por otro lado, es importante que los docentes en formación valoren el significado de la cultura en el proceso de interacción en el ámbito escolar, un proceso que le permite al individuo desarrollar competencias en múltiples esquemas de percepción, pensamiento y acción (en múltiples culturas), y no equiparar educación con escolaridad, ni educación intercultural con programas escolares formales. Desde esta perspectiva, el docente deja de ser el único responsable de la adquisición de competencias de sus alumnos, prestando atención a la relación de los programas con el aprendizaje informal que se produce dentro y fuera de la escuela (Valverde, 2010; p.142)

A pesar  de que a partir de 1984 los estudios de educación normal adquirieron el rango de licenciatura, en la realidad persiste una indefinición relacionada con el tipo de institución superior que se supone debe ser, esta situación se explica  en parte por lo siguiente: 1) En su origen los estudios normalistas no eran de nivel superior; así, su estructura de funcionamiento y sus prácticas educativas estaban -y continúan- fuertemente arraigadas a un esquema de organización semejante al de la educación básica o al de educación media superior; 2) la decisión de instaurar el modelo de organización universitaria en las normales, no consideró la naturaleza y función específica de éstas; y 3) la encomienda de formar profesionales para educación básica y la estrecha vinculación con dicho nivel, genera una confusión del rango que tienen las instituciones normalistas.

La reforma normalista. La Transformación Pedagógica de acuerdo al Nuevo Modelo Educativo.

A partir de las modificaciones realizadas al artículo 3o. Constitucional en el año 2013, se promulgaron las leyes secundarias que han orientado la transformación del sistema educativo nacional en los años subsecuentes. En cumplimiento al artículo Décimo Segundo transitorio de la Ley General de Educación (LGE) se revisó el modelo educativo vigente, incluidos los planes y programas, los materiales y métodos educativos, a través de un proceso participativo y altamente incluyente. Después de una etapa de discusión y deliberación, la Secretaría de Educación Pública (SEP) presentó el Modelo Educativo para la Educación Obligatoria. Educar para la libertad y la creatividad, “con el fin último de colocar una educación de calidad con equidad donde se pongan los aprendizajes y la formación de niñas, niños y jóvenes en el centro de todos los esfuerzos educativos” (SEP 2017, p. 27).

Conjuntamente, el mandato establecido en el artículo Vigésimo Segundo transitorio de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD) acerca de “la formulación de un plan integral para el diagnóstico, rediseño y fortalecimiento del Sistema de Normales Públicas a efecto de asegurar la calidad en la educación que imparta y la competencia académica de sus egresados, así como su congruencia con las necesidades del sistema educativo nacional” (Diario Oficial de la Federación, 2013), demandó la realización de diversos espacios de consulta y deliberación. Derivado de las aportaciones de los actores involucrados en este nivel educativo y del trabajo conjunto que se realizó a través de un diálogo directo con los normalistas en un proceso incluyente, la SEP consideró imperativo definir la Estrategia de Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales para garantizar que se consoliden como el pilar de la formación de los maestros de México y respondan a los retos del siglo XXI.

De acuerdo con la SEP, en el Nuevo Modelo Educativo (2017), la estrategia de Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales se integra por seis ejes:

Transformación pedagógica de acuerdo al nuevo Modelo Educativo; Educación indígena e intercultural; Aprendizaje del inglés; Profesionalización de la planta docente en las Escuelas Normales; Sinergias con universidades y centros de investigación; Apoyo a las Escuelas Normales y Estímulos para la excelencia.

La Transformación pedagógica de acuerdo al nuevo Modelo Educativo implica la actualización y el rediseño curricular de los planes de estudio para la formación inicial de maestros de educación básica, a partir de los planteamientos expresados en el Modelo Educativo para la educación obligatoria. Educar para la libertad y la creatividad. El Modelo, así como los planes de estudio que de éste se derivan, constituyen la hoja de ruta en materia educativa para garantizar que niñas, niños y jóvenes reciban una educación de calidad. De ahí la importancia que adquiere la armonización de la formación inicial docente con los planteamientos curriculares que en ellos se enuncian.

Es imprescindible que los enfoques, fundamentos y orientaciones pedagógicas se correspondan con los que se proponen en el currículo de la educación básica a fin de que exista una mayor congruencia entre ellos y se garantice un nivel de dominio más amplio en los futuros maestros para su puesta en marcha. El desfase ese encuentra en la incongruencia de que primero se reforme o implante un modelo educativo  en consecuencia se forme a los docentes normalistas para su implementación con los contenidos y libros de texto correspondientes.

En ese sentido, los egresados de las Escuelas Normales contarán con mayores elementos para favorecer el desarrollo de los aprendizajes en los alumnos, así como las estrategias para tratar los contenidos de enseñanza.

Estos planteamientos conducen a una resignificación del papel de los maestros como artífices del cambio en la educación y, consecuentemente, dan un giro importante en la manera en que éstos se preparan para sus futuras responsabilidades. Se trata de profesionales de la educación, capaces de crear ambientes de aprendizaje inclusivos, equitativos, altamente dinámicos. Se aspira a que cuenten con los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los valores necesarios que conduzcan a realizar una práctica docente de alta calidad, donde apliquen los conocimientos y habilidades pedagógicas adquiridas en su formación inicial para incidir en el proceso de aprendizaje de sus futuros alumnos.

Atención educativa a la población indígena

La educación es uno de los derechos humanos fundamentales de todo individuo. En México y en el mundo, brindar una educación de calidad con equidad a todos los ciudadanos, se ha convertido en uno de los mayores retos. En nuestro país, ha sido un asunto complejo dada la diversidad cultural que nos caracteriza como nación. Desde hace algunas décadas se ha puesto énfasis en mejorar los servicios educativos para corregir desigualdades entre grupos sociales y regiones. No obstante, se ha dificultado brindar servicios educativos a toda la población que garanticen los aprendizajes a lo largo de la vida.

México se caracteriza por ser una nación pluricultural y plurilingüe. Esta diversidad se sostiene en sus pueblos indígenas, descendientes de las poblaciones que se encontraban en el territorio antes de la colonización. Muchos conservan en la actualidad sus propias instituciones, formas de organización, cultura y formas de comprender el mundo que les rodea.

A finales del siglo XIX y principios del XX, la diversidad que había en nuestro país era considerada un obstáculo. La escuela tenía como propósito castellanizar a la población indígena con la idea de que esta homogeneización fortalecería el Estado-nación que se constituía en ese momento. Esta situación se mantuvo durante varias décadas. Si bien se generaron servicios educativos para la atención a los grupos en situación de vulnerabilidad, éstos no consideraron la diversidad cultural y lingüística de las poblaciones. Fue, hasta las últimas décadas, que se brindaron servicios educativos que reconocían la pluralidad étnica, cultural y lingüística del país, con la finalidad de reivindicar las lenguas indígenas. Las escuelas primarias y los jardines de niños indígenas fueron atendidos por profesores habilitados, principalmente, en las diversas modalidades del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio

La atención a la diversidad en nuestro país se sostiene en una serie de ordenamientos legales, internacionales y nacionales, que dieron cabida a la atención y reconocimiento de las poblaciones indígenas. Por primera ocasión en 1957 se concretó en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un primer tratado que aborda directamente la situación de estos pueblos. A partir de ese año, se han generado diversos instrumentos que se refirieron al tema de los derechos indígenas. El convenio 169 de la OIT Sobre Pueblos Indígenas y Tribales, surgió en 1989, y hasta la fecha, es el único instrumento internacional con carácter vinculatorio con relación a los derechos de los pueblos indígenas. El convenio fue ratificado por México al año siguiente de su emisión, y en 1992 se adiciona un primer párrafo al artículo 4o. constitucional, que reconoció la composición pluricultural de la nación mexicana, sustentada en los pueblos indígenas. En ese periodo surgió la Licenciatura en Educación Indígena en la Universidad Pedagógica Nacional.

Casi una década después se modificaron el artículo 1º y 2º de la Constitución, en los que se precisa la prohibición de toda discriminación motivada por origen étnico, así como el reconocimiento de la composición pluricultural sustentada en los pueblos indígenas. Este fue un aspecto detonador que impulsó la generación de políticas de fortalecimiento para la atención educativa a la población indígena en los albores del siglo XXI. Se desarrolló un modelo pedagógico de atención intercultural bilingüe que, en la educación normal, se concretó en el diseño del plan de estudios para la formación inicial de maestros de educación primaria, creado principalmente para la atención a la población indígena. Así, desde el 2004 se inició la operación de la Licenciatura en Educación Primaria Intercultural Bilingüe en varios estados del país. Este programa educativo fue actualizado en el 2012, en el marco de la Reforma Curricular de la Educación Normal, manteniendo el mismo enfoque.

Ambos programas educativos han contribuido en la formación de maestros para el medio indígena, no obstante, es necesario fortalecerlos para que estén acordes con el marco legal vigente que plantea como imperativo, incorporar la enseñanza de la lengua materna de los niños indígenas como lengua de instrucción y como objeto de estudio. Por lo tanto, en este plan de estudios se fortalece la formación de los maestros para que utilicen la lengua indígena para comunicarse con los niños y niñas de estas poblaciones, y a la vez en un medio para la adquisición y desarrollo de aprendizajes que se promueven a través del currículum para la educación básica.

Es preciso hacer notar que desde  finales del siglo pasado el sistema educativo mexicano y específicamente la educación superior se vieron obligados a responder a los grandes retos de un mundo globalizado dadas los deficientes resultados de evaluaciones realizadas por diferentes organismos internacionales, como  el Consejo Internacional para el Desarrollo de la Educación (CIDE), la Organización Mundial de Comercio (OMC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico(OCDE), la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL). El resultado de dicha valoración fue la emisión de recomendaciones que implican entre otras, atender la eficiencia de los programas e instituciones en torno a su pertinencia y flexibilidad. Otro documento que catapultó los cambios en “contenidos, métodos, prácticas y medios de transmisión del saber” basados en la colaboración comunitaria y la transformación estructural, fue “Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”, dictada por la UNESCO. (Martínez, 2015; p.211)

.En los últimos años, la atención educativa a este sector de la población se ha vuelto insoslayable, sobre todo, desde el ámbito de la formación de maestros.

Hoy en día son las competencias genéricas, profesionales e interculturales las que rigen los procesos educativos en las escuelas Normales Interculturales Bilingües, pero no pueden permanecer sin ser evaluadas por organismos confiables, por ellos, las reformas más actuales implican proyectos, que contribuyen a la mejora de los servicios que presta la escuela normal y a la calidad educativa, ejemplo de ello, el del PACTEN, en cuya guía se observa un listado de aspectos, entre ellos:

la implementación de programas de seguimiento de egresados y de programas de movilidad nacionales e internacionales para directores, docentes y alumnos normalistas; la mejora de su infraestructura, y la evaluación de sus programas educativos. (Medrano, 2017; p.19)

            De acuerdo con las estadísticas del SIENEY (Sistema de Escuelas Normales del Estado de Yucatán) las escuelas normales mantienen uno de los índices más altos en cuanto a eficiencia terminal con un 98%, en comparación con otras carreras de educación superior de otros subsistemas, entre ellos el Tecnológico y la UADY, esto se debe a diversos factores, tales como el Plan de Estudios, las normas de acreditación y evaluación, los lineamientos para su titulación, entre otros.

El perfil de egreso

El perfil de egreso puede definirse como un “documento que describe un conjunto de rasgos y capacidades que identifican a un profesional”. La institución formadora goza del reconocimiento jurídico para considerarlo, de acuerdo a  Hawes y Corvalán (2004) “un egresado calificado para desempeñarse en las competencias centrales de la profesión, con un grado de eficiencia razonable, que se traduce (positivamente) en el cumplimiento de las tareas propias y típicas de la profesión y (negativamente) en la evitación de errores que pudieran perjudicar a las personas o a las organizaciones”. La labor de un profesionista tiene grandes repercusiones sociales.

El perfil de egreso constituye el elemento referencial y guía para la construcción del plan de estudios, se expresa en competencias que describen lo que el egresado será capaz de realizar al término del programa educativo y señala los conocimientos, habilidades, actitudes y valores involucrados en los desempeños propios de su profesión.

De acuerdo con Pérez (2020), el perfil del egresado puede ser virtual o real. Es virtual cuando únicamente se manifiesta como una intención, como un proyecto a lograr, como un futuro deseable y posible para los alumnos que ingresan al programa; es real en el momento en el que se plasma en los egresados. Esto significa que, teóricamente, la eficiencia de un programa de educación superior consiste en el logro del perfil del egresado. Se puede decir que la eficiencia terminal de un programa de educación superior es directamente proporcional al número de alumnos que alcanzan dicho perfil. Por lo anterior, es fundamental que los programas tengan procedimientos e instrumentos válidos y confiables para medir el logro de cada uno de los atributos del perfil de egreso; sin esto es posible conocer el número de egresados, pero no si los egresados personifican el perfil de egreso

Existen muchos alumnos que egresan de su carrera sin que hayan obtenido el dominio adecuado de los rasgos del perfil de egreso e incluso desconocen ni el nivel de dominio o desempeño que han alcanzado debido a la falta de un proyecto de vida y no necesariamente a la pertinencia de los programas educativos. (García y Treviño, 202; p 6)

Las competencias genéricas expresan desempeños comunes que deben demostrar los egresados de programas de educación superior, tienen un carácter transversal y se desarrollan a través de la experiencia personal y la formación de cada sujeto. Con base en el análisis de diversas taxonomías los grupos participantes seleccionaron aquellas que se consideraron de mayor relevancia para el futuro docente de educación básica. Atienden al tipo de conocimientos, disposiciones y actitudes que todo egresado de las distintas licenciaturas para la formación inicial de docentes debe desarrollar a lo largo de su vida; éstas le permiten regularse como un profesional consciente de los cambios sociales, científicos, tecnológicos y culturales. Por tanto, tienen un carácter transversal y están explícita e implícitamente integradas a las competencias profesionales, por lo que se incorporan a los cursos y contenidos curriculares del Plan de Estudios. Dichas competencias pueden observarse en siguiente listado:

1)Soluciona problemas y toma decisiones utilizando su pensamiento crítico y creativo.

2)Aprende de manera autónoma y muestra iniciativa para autorregularse y fortalecer su desarrollo personal.

3)Colabora con diversos actores para generar proyectos innovadores de impacto social y educativo.

4)Utiliza las tecnologías de la información y la comunicación de manera crítica.

5)Aplica sus habilidades lingüísticas y comunicativas en diversos contextos.

Las competencias profesionales expresan desempeños que deben demostrar los futuros docentes de educación básica, tienen un carácter específico y se forman al integrar conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para ejercer la profesión docente y desarrollar prácticas en escenarios reales. Estas competencias permitirán al egresado atender situaciones y resolver problemas del contexto escolar; colaborar activamente en su entorno educativo y en la organización del trabajo institucional. Sintetizan e integran el tipo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para ejercer la profesión docente en los diferentes niveles educativos. Están delimitadas por el ámbito de incumbencia psicopedagógica, socioeducativa y profesional. Permitirán al egresado atender situaciones y resolver problemas del contexto escolar, del currículo de la educación obligatoria, de los aprendizajes de los alumnos, de las pretensiones institucionales asociadas a la mejora de la calidad, así como de las exigencias y necesidades de la escuela y las comunidades en donde se inscribe su práctica profesional, considerando las particularidades del medio indígena.

Éstas son las siguientes:

1)Detecta los procesos de aprendizaje de sus alumnos para favorecer su desarrollo cognitivo y socioemocional.

2)Plantea las necesidades formativas de los alumnos de acuerdo con sus procesos de desarrollo y de aprendizaje, con base en los nuevos enfoques pedagógicos.

3)Establece relaciones entre los principios, conceptos disciplinarios y contenidos del plan y programas de estudio en función del logro de aprendizaje de sus alumnos, asegurando la coherencia y continuidad entre los distintos grados y niveles educativos.

4)Aplica el plan y programas de estudio para alcanzar los propósitos educativos y contribuir al pleno desenvolvimiento de las capacidades de sus alumnos.

5)Utiliza metodologías pertinentes y actualizadas para promover el aprendizaje de los alumnos en los diferentes campos, áreas y ámbitos que propone el currículum, considerando los contextos y su desarrollo.

6)Incorpora los recursos y medios didácticos idóneos para favorecer el aprendizaje de acuerdo con el conocimiento de los procesos de desarrollo cognitivo y socioemocional de los alumnos.

7)Emplea sus conocimientos lingüísticos, socioculturales y pedagógicos para favorecer procesos de enseñanza y aprendizaje en el medio indígena.

8)Utiliza la lengua originaria como principal recurso para comunicarse y enseñar en el medio indígena.

9)Adecua la enseñanza al contexto de sus alumnos reconociendo su particularidad lingüística y sociocultural.

10)Elabora materiales didácticos específicos para la enseñanza y el aprendizaje en el medio indígena de acuerdo con el contexto cultural, las lenguas originarias y sus variantes.

11)Diseña planeaciones aplicando sus conocimientos curriculares, psicopedagógicos, disciplinares, didácticos y tecnológicos para propiciar espacios de aprendizaje incluyentes que respondan a las necesidades de todos los alumnos en el marco del plan y programas de estudio.

12)Elabora diagnósticos de los intereses, motivaciones y necesidades formativas de los alumnos para organizar las actividades de aprendizaje, así como las adecuaciones curriculares y didácticas pertinentes.

13)Selecciona estrategias que favorezcan el desarrollo intelectual, físico, social y emocional de los alumnos para procurar el logro de los aprendizajes.

14)Construye escenarios y experiencias de aprendizaje utilizando diversos recursos metodológicos y tecnológicos para favorecer la educación inclusiva.

15)Emplea la evaluación para intervenir en los diferentes ámbitos y momentos de la tarea educativa para mejorar los aprendizajes de sus alumnos.

16)Evalúa el aprendizaje de sus alumnos mediante la aplicación de distintas teorías, métodos e instrumentos considerando las áreas, campos y ámbitos de conocimiento, así como los saberes correspondientes al grado y nivel educativo.

17)Elabora propuestas para mejorar los resultados de su enseñanza y los aprendizajes de sus alumnos.

18)Integra recursos de la investigación educativa para enriquecer su práctica profesional, expresando su interés por el conocimiento, la ciencia y la mejora de la educación.

19)Emplea los medios tecnológicos y las fuentes de información científica disponibles para mantenerse actualizado respecto a los diversos campos de conocimiento que intervienen en su trabajo docente.

20)Usa los resultados de la investigación para profundizar en el conocimiento y los procesos de aprendizaje de sus alumnos.

21)Utiliza los recursos metodológicos y técnicos de la investigación para explicar, comprender situaciones educativas y mejorar su docencia.

22)Actúa de manera ética ante la diversidad de situaciones que se presentan en la práctica profesional.

23)Orienta su actuación profesional con sentido ético-valoral y asume los diversos principios y reglas que aseguran una mejor convivencia institucional y social, en beneficio de los alumnos y de la comunidad escolar.

24)Previene y soluciona conflictos, así como situaciones emergentes con base en los derechos humanos, los principios derivados de la normatividad educativa y los valores propios de la profesión docente.

24)Decide las estrategias pedagógicas para minimizar o eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación asegurando una educación inclusiva.

26)Colabora con la comunidad escolar, padres de familia, autoridades y docentes, en la toma de decisiones y en el desarrollo de alternativas de solución a problemáticas socioeducativas.

27)Diseña y aplica diferentes diagnósticos para identificar problemáticas que afectan el trabajo en la escuela y en el aula.

28)Distingue los factores y aspectos asociados a la gestión escolar que contribuyen a mejorar los aprendizajes y la calidad del servicio educativo.

29)Participa en procesos de evaluación institucional y utiliza sus resultados en la planeación y gestión escolar para mejorar la calidad de la educación que ofrece la institución.

De conformidad al ACUERDO número 65 en DGESPE, (2012) por el que se establece el Plan de Estudios para la Formación de Maestros de Educación Primaria Intercultural Bilingüe, el alumno normalista posee otras competencias que provienen de un enfoque pedagógico socio-comunicativo que le permitirá desarrollar competencias bilingües, lo que a su vez le provee habilidades para diagnosticar y analizar la realidad cultural y lingüística de los pueblos originarios. A continuación, se propone un listado de las habilidades básicas seleccionadas para fines del presente estudio

Investiga la diversidad cultural y lingüística del contexto de sus alumnos para desarrollar prácticas educativas con base en la identidad, lengua, formas de conocer y valores de éstos.

Analiza la lengua y la cultura de los pueblos originarios, sistematizando sus aspectos y procesos particulares e identificando los comunes a otras culturas, para adecuar su práctica docente en contextos interculturales.

Utiliza referentes teóricos y metodológicos en el análisis de la diversidad cultural y lingüística del contexto sociocultural de sus alumnos para articular pedagógicamente en el aula.

Reconoce la complejidad y mutabilidad de los fenómenos culturales y lingüísticos al identificar las influencias en las prácticas y saberes de los grupos originarios para actualizar los contenidos educativos.

Promueve el respeto y el conocimiento de la diversidad cultural y lingüística en su potencial educativo para fortalecer la identidad y la autoestima de sus alumnos.

Analiza estilos culturales y lingüísticos diferenciados en el aprendizaje, la actuación e interacción de sus alumnos en el aula para adecuar estrategias de aprendizaje y procesos de evaluación.

Emplea el enfoque intercultural para promover la autonomía y el desarrollo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores en todos los alumnos, creando ambientes equitativos, inclusivos y colaborativos de aprendizaje.

Analiza críticamente las relaciones y dinámicas entre distintas lenguas y culturas como un medio para visualizar inequidades educativas y promover el respeto a la diversidad y derechos de sus alumnos.

Utiliza el enfoque intercultural en el análisis sociocultural y educativo para conocer las demandas y necesidades de sus alumnos y equilibrar el uso de la lengua y los saberes locales respecto al español y a los conocimientos universales.

Promueve actividades a partir de saberes y prácticas de la cultura de sus alumnos para favorecer en ellos el conocimiento, el aprecio y la estima por su cultura y propiciar aprendizajes significativos.

Propone soluciones ante situaciones conflictivas en los centros escolares, mediante un análisis contextualizado de valores éticos, involucrando a los alumnos en esa responsabilidad.

Desarrolla competencias comunicativas en los alumnos para que interactúen de manera eficaz y reflexiva en contextos de diversidad.

Emplea fundamentos lingüísticos (fonética, morfología, sintaxis, semántica y pragmática) de las lenguas originarias como medio de comunicación y objeto de estudio para ampliar los conocimientos y habilidades comunicativas de sus alumnos, fortaleciendo su uso social y pedagógico.

Desarrolla actividades en las que se valoran las lenguas originarias en su adaptación a entornos culturales y socioculturales particulares para promover su potencial pedagógico y como patrimonio cultural del país.

Identifica del contexto sociolingüístico las competencias comunicativas de sus alumnos en distintas lenguas para adecuar la enseñanza de acuerdo a las prácticas sociales, los niveles de éstos y la didáctica de primera o segunda lengua.

Aplica fundamentos cognitivos, culturales y lingüísticos en la adquisición infantil de lenguas primeras y consecutivas para adecuar la enseñanza y evaluación en contextos multilingües.

Elabora materiales en lenguas indígenas, apoyándose en consensos ortográficos previos, para promover su escritura y una bi-alfabetización coetánea de sus alumnos.

Adecúa contenidos y materiales de regiones culturales o lingüísticas afines al contexto de sus alumnos para ampliar sus recursos y fomentar su conocimiento e interacción con otros grupos sociales y variantes lingüísticas.

Contextualiza la enseñanza del español y de la lengua originaria en su uso y práctica social para que sus alumnos se comuniquen de manera apropiada según las circunstancias y normas sociolingüísticas de cada lengua.

Promueve en sus alumnos las cuatro capacidades básicas (leer, escribir, hablar y escuchar) en las lenguas del contexto para fomentar prácticas ciudadanas en su comunidad y en la sociedad.

La organización de la escuela normal

En el documento de la SEP (2003 pp. 29 – 34) El mejoramiento de la gestión institucional en las escuelas normales, se señala que “la comprensión de las características que definen la identidad de las escuelas normales permite explicar su funcionamiento, sus limitaciones y sus retos de transformación”.  Entre las principales características que este documento describe de las escuelas normales destacan que ante todo son una institución: que durante muchos años ha asumido preferentemente la formación inicial de los profesores de educación básica, son las instancias que atienden casi en su totalidad esta tarea y generalmente ofrecen solo este tipo de servicios.

Ofrece sus servicios avalados por la autoridad educativa federal, a través de la DGESPE (La Dirección General de Educación Profesional para Profesionales de la Educación) pero corresponde a las autoridades locales (estatales), con base en sus necesidades de maestros de educación básica, regular la oferta de servicios de educación normal en la entidad respecto a: apertura y permanencia de instituciones, licenciaturas y modalidades de atención coma, así como definición de la matrícula.

A las escuelas normales se les reconoce como a las instituciones responsables de la formación inicial de los maestros de educación básica: preescolar, primaria y secundaria. En nuestro país hay que recordar que la tradición normalista tiene una larga historia y arraigo en las diversas etapas educativas por las que ha atravesado nuestro país, esto no la exenta de la presión social toda vez que a la escuela suele atribuírsele una función decisiva para lograr mayores beneficios en prácticamente todos los ámbitos del desarrollo social y productivo del país. Pero también se le considera la causa de varios de los problemas de la sociedad, puesto que la educación que reciben muchos niños y jóvenes no está favoreciendo los aprendizajes que deberían adquirir para estar en posibilidad de participar en la construcción de una nación más próspera y solidaria.

La exigencia de que las escuelas normales funcionen como auténticas instituciones de nivel superior y ofrecen servicios de calidad, no se ha acompañado de políticas integrales de financiamiento que les permiten contar con instalaciones adecuadas y recursos educativos suficientes para la atención de las actividades regulares de operación y el desarrollo de proyectos de mejoramiento institucional. En contraste con lo anterior, también se presentan situaciones de poca racionalidad en la administración y en el aprovechamiento de los recursos disponibles, tanto de índole financiero y material como de recursos funcionales: el tiempo escolar, la capacidad y experiencia de los profesores, la estructura de organización, la planeación de las actividades académicas e institucionales, la distribución de la carga horaria de los docentes, el trabajo colegiado, etcétera. Con una compleja micro- política interna.

 La historia de las escuelas normales, la normatividad formal e informal que regula su funcionamiento, las relaciones de convivencia que establecen las personas que la integran, las formas de organizar las actividades académicas y administrativas, el tipo de prácticas docentes, Las características de maestros y estudiantes el liderazgo de los directivos la coordinación con las autoridades educativas en suma la cultura escolar prevaleciente, generan determinados modelos de gestión. La interacción de estas variables da lugar a climas específicos de convivencia de gran complejidad, cuyas manifestaciones se ven reflejadas en conflictos cotidianos en donde permanentemente están en juegos diversos intereses académicos laborales profesionales y personales, por el liderazgo y el poder, en muchos casos no existen las condiciones institucionales para dirimir las diferencias y lograr acuerdo. En donde prevalece un modelo de gestión institucional de corte administrativo. Aún están presentes en muchas escuelas normales formas de organización y estilos de funcionamiento que se corresponden con el modelo tradicional de administración escolar la implantación de este modelo en dichas instituciones si bien favoreció la regulación de ciertos aspectos rutinarios de la dinámica de trabajo de las escuelas, suscitó también la disociación entre lo pedagógico y lo administrativo incluso se supeditaron las acciones académicas a criterios administrativos (el objetivo consistía en administrar la enseñanza); y se establecieron estructuras organizativas rígidas que inhibían la coordinación de esfuerzos, el trabajo colaborativo, el desarrollo de innovaciones y transformaciones educativas. Por fortuna, comienzan a desarrollarse en las escuelas normales formas de organización más acordes con su naturaleza y misión institucional, que han ido desplazando las prácticas asociadas al modelo de administración escolar.

Por la naturaleza de los servicios que ofrecen, las prescripciones que regulan su funcionamiento y las limitaciones del presupuesto disponible, las escuelas normales cuentan con poco márgenes de autonomía para decidir -desde las características y necesidades propias de cada institución- sobre aspectos cruciales de la función educativa encomendada, tales como: adecuaciones al currículum, criterios para la contratación, permanencia y promoción del personal docente, ajustes a la estructura organizativa, modificaciones al reglamento que regula el trabajo docente, aplicación de los recursos financieros otorgados e implementación de proyectos de mejoramiento académico e institucional. Cuyas formas de trabajo son fuente de aprendizaje para los maestros en formación. Como en ninguna otra profesión, en las escuelas normales los estudiantes no sólo aprenden del currículum, sino también de cómo enseñan sus maestros, las formas como éstos se relacionan entre sí y con los directivos, el compromiso y responsabilidad ante las tareas delegadas, los vínculos que se crean con el entorno, el ejercicio del poder y de la autoridad, las prioridades educativas y los valores que se practican en la institución; en resumen, se puede afirmar que las prácticas escolares -intencionadas o no- constituyen una fuente de aprendizaje para los profesores. Es pertinente reconocer, de acuerdo con el Consejo Mexicano de Investigación Educativa, COMIES (1997), que la Escuela Normal, es el espacio considerado socialmente como el más idóneo para la formación del magisterio.

Las escuelas normales son continuamente cuestionadas por diversos sectores sociales que esperan que los futuros maestros de educación básica sean formados con las competencias necesarias para hacer frente a dichos desafíos.

Dada el contexto histórico y social nuestro país goza de una gran diversidad y por ende riqueza cultural producto de un devenir glorioso, pero también accidentado, con grandes encuentros y desencuentros entre regiones. el caso de la península de Yucatán merece especial atención en el área pedagógica ya que

El maestro normalista

            En un lenguaje coloquial podríamos considerarlo como el maestro de los futuros maestros, de ahí la importancia de definir sus competencias, toda vez que su figura docente tiene una importancia puntual en el logro del perfil de egreso garantizando una educación de calidad e  identificando su perfil profesional en la praxis de una institución superior, para los fines del actual estudio no se distinguirá si es egresado de una escuela normal  o de una universidad ya que de acuerdo a  existe un debate sin sentido de posturas  políticas y antecedentes socio-históricos que poco a poco van acercándose a la unificación, de tal manera que:

La legitimidad del “saber enseñar” de los normalistas, frente al “poseer el conocimiento” de los universitarios, resultan falsas dicotomías que cobran sentido en diferencias sociales, culturales e históricamente construidas. Se trata de diferencias de origen y sector socioeconómico de pertenencia, diferencias generacionales, políticas y de género, hasta cierto punto centradas en diferencias étnicas que a este país le cuesta tanto reconocer.

 Los planes y programas de estudio,

 De acuerdo al plan de estudios las competencias se han organizado en 4 dimensiones que miden el nivel de dominio que definen el perfil específico para de acuerdo con el ámbito de desarrollo profesional y conducirán a la definición de un perfil específico para el desempeño docente en la educación primaria indígena. A su vez se dividen en competencias genéricas y profesionales que se contemplan en los diferentes cursos de la malla curricular.

De este modo, al reconocer en la universidad y la educación superior un papel transformador, cambiante y acorde con los preceptos sociales, es necesario considerar la importancia de este discurso de las competencias en su estructura, no solo administrativa, académica y funcional, sino también desde su trasfondo: en su proyecto institucional, currículos ocultos y estrategias pedagógico-didácticas; todo esto de acuerdo con la sociedad y el sujeto que se están formando. Más allá, si se ve en la educación superior un componente social (Barnett, 2005), no se puede dejar de lado el factor institucional, que ha dado paso a la dependencia universitaria de las dinámicas sociológicas reproductivas hegemónicas; es necesario comprender que estas dinámicas están relacionadas con procesos neoliberales pendientes de un acelerado paso hacia la cobertura y la eficiencia, y que tienen como eferente la oferta y la demanda de su producto: el capital humano global.

d) Los maestros tutores

La figura del tutor aparece como modelador en su doble papel de profesor y guía. Por lo que, debe estar siempre al tanto de los modos particulares en que ejercen su influencia educativa, todos y cada uno de los que componen los claustros de profesores, observando atentamente, cómo esas influencias van configurando las diferentes posiciones que asumen los estudiantes ante la profesión, y durante todo su tiempo de formación, debe ser garante de un futuro docente cargado de motivaciones positivas hacia la carrera. (Espinoza,2019; p. 232)

 e) Los normalistas de la escuela Juan de Dios Rodríguez Heredia

De acuerdo a la página de la Escuela Normal primaria con enfoque intercultural bilingüe Juan de Dios Rodríguez Heredia: la diversidad es una característica de todas las sociedades y es una ocasión “para el enriquecimiento cultural, la valoración de las diferencias y las múltiples formas de conocimiento que existen en los distintos grupos culturales”, en este sentido se enfatiza en  la importancia del perfil de ingreso apegado a la competencia lingüística:

Por lo anterior los alumnos de nuevo ingreso a esta casa de estudios deben evidenciar en un porcentaje representativo del manejo de la lengua Maya que permita desempeñar eficientemente todos los procesos académicos que debe de realizar el alumno en su formación profesional docente de esta licenciatura.

Dado el contexto en que se inserta se trata de alumnos egresados de escuelas de Yucatán y de los municipios de Valladolid al igual que de un bajo porcentaje del estado de Q. Roo.

De acuerdo a la página DATA, en el año 2020, tuvo 239 matriculados. Las carreras con mayor número de matriculados fueron Licenciatura en educación primaria intercultural bilingüe.

La eficiencia terminal supera, como se observó en apartados anteriores a otras instituciones de la ciudad de Valladolid, lo cual no necesariamente indica que los alumnos egresados hayan alcanzado el pleno dominio de las competencias genéricas, profesionales e interculturales deseables para un profesional al que se le exige ser factor de cambio social y a la vez, como lo indica el discurso teórico y filosófico de la Nueva Escuela Mexicana. “Estamos viviendo un momento histórico que nos llama a todos a dar lo mejor de nosotros mismos para construir una sociedad más armónica, plural, inclusiva, justa, intercultural, productiva y feliz”. Hacia una nueva escuela mexicana. (2019).

V. DISEÑO DEL ENSAYO DE INVESTIGACIÓN Y RESULTADOS

De acuerdo a Dankhe (1986), citado por Hernández, Fernández y Baptista (2003) “Los estudios descriptivos buscan especificar las propiedades importantes de personas, grupos, comunidades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis”. Ante esto, el presente trabajo de investigación se realizó como un estudio de tipo descriptivo, ya que se describió la percepción que tienen los maestros y alumnos normalistas sobre cinco factores que intervienen en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas, de acuerdo a dos instrumentos que se les aplicó tanto a los alumnos como a los maestros, para conocer cuáles fueron sus percepciones al respecto.

            El diseño utilizado para el logro de los objetivos de esta investigación fue de tipo no experimental, transeccional descriptivo, el cual de acuerdo con Hernández, Fernández y Baptista (2003) “recolectan datos en un solo momento, en un tiempo único. Su propósito es describir variantes” (pp. 270-271)

            El diagrama correspondiente es el siguiente:

Recolección de datos única

            La correspondencia de este esquema es el estudio consistió en que se hizo una medición en el grupo de maestros y en el grupo de alumnos, para posteriormente dar a conocer la descripción de dichos resultados, esta medición se hizo mediante un instrumento diseñado especialmente para ello de manera única, es decir en un solo momento.

En cuanto a la población los sujetos de estudio considerados en este trabajo, se conformaron por alumnos egresados de la escuela normal “Juan de Dios Rodríguez Heredia” durante el semestre agosto 2020 – febrero 2021, exalumnos en servicio y docentes de la escuela en estudio.

V.1. MÉTODOS Y TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN EMPLEADOS

En cuanto al instrumento utilizado para medir las variables descritas anteriormente, se diseñó una encuesta conformada por 28 afirmaciones en las que solicita la opinión de los encuestadores acerca de su percepción sobre cinco factores: La organización de la escuela normal, El maestro normalista, c) Los planes y programas de estudio, d) Los maestros tutores, y e) Las características de los alumnos normalistas.

            Se utilizó una escala de respuesta de tipo Likert de cinco opciones, totalmente de acuerdo, de acuerdo, neutral, en desacuerdo, totalmente en desacuerdo, para que los maestros y alumnos expresen su opinión sobre diversos aspectos en relación a los puntos antes señalados.

            Este instrumento fue, en virtud de ser diseñado expresamente para este trabajo, fue revisado y validado por la doctora en educación, quien determinó la validez (ver Apéndice A). para el cálculo de la confiabilidad para estandarizar el instrumento, se utilizó la técnica estadística de test- reset, y se utilizó el programa Statgraphics Plus para el análisis de resultados, los cuales dieron una puntuación de confiabilidad de 0.78, de acuerdo a la tabla estandarizada. Se anexa en el apéndice los instrumentos (Apéndice B y C), el libro de códigos (Apéndice D), Matriz de datos para el cálculo de la confiabilidad (Apéndice F) y constancia de validez de los instrumentos emitido por un especialista en el tema de investigación (Apéndice A).

V.2. RESULTADOS DEL ESTUDIO: SOLUCIÓN, ESTUDIO DE CASO, ALCANCES Y LIMITACIONES

V.3. DISCUSIÓN Y REFLEXIONES SOBRE LOS RESULTADOS

Reflexiones finales: El enfoque competencial en las normales interculturales es sin duda producto del cambio social, su importancia estriba en el balance que permite proporcionar entre la hegemonía de la sociedad consumista y capitalista, que desdibuja a los originarios pobladores de nuestro México y el entendimiento y valoración de la riqueza multicultural en su concepto de interrelación. Es la interculturalidad en un proceso de dar y perder en el que se conoce y reconoce al otro en su facultad de ser diferente y a la vez igual en su humanidad e intereses de bienestar. Pueden sin duda los maestros normalistas ser eje y motor que permita ese reconocimiento en equidad e igualdad en beneficio de todos, en pro de una patria justa y feliz, si feliz entendemos como bienestar y convivencia respetuosa

VI. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

BIBLIOGRAFÍA[1] 

             Ary, Donald; Cheser, Jacobs Lucy; RazaviehAsghar (1989), Introducción a la investigación. Editorial McGraw-Hill

Breña, Marisa. (2001) Perfil de egreso y formación profesional: una estrategia metodológica en el diseño curricular. Editorial: Universidad Autónoma Metropolitana.

Ceballos, Ernesto. (2016).PERFIL DE EGRESO DE LA LICENCIATURA EN EDUCACIÓN FÍSICA DE LAS ESCUELAS NORMALES. UANL. Recuperado el 15 de agosto del 2016 en: http://eprints.uanl.mx/12792/1/Tesis%20Doctoral%20ECG%20Junio%202016.pdf

Data México. Página explore. https://datamexico.org/es/explore?profile=geo

Espinoza Freire, Eudaldo Enrique, & Ley Leyva, Nelly Victoria, & Guamán Gómez, Verónica Jacqueline (2019). Papel del tutor en la formación docente. Revista de Ciencias Sociales (Ve), XXV (3),230-241.. ISSN: 1315-9518. Consultado el  25 de agosto de 202en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=28060161020

García Ancira, Claudia, y Treviño Cubero, Arnulfo. (2020). Las competencias universitarias y el perfil de egreso. Revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina , 8(1), 3. Epub 14 de abril de 2020. Recuperado en 25 de agosto de 2021, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2308-01322020000100003&lng=es&tlng=es

GOBIERNO DE MÉXICO. 26 de enero de 2021. Consultado el 5 de agosto en:https://www.gob.mx/pa/es/articulos/presenta-inegi-primera-etapa-del-censo-de-poblacion-y-vivienda-2020?idiom=es

Corvalán y Hawes (2004) Construcción de un perfil profesional. Talca, Universidad de Talca,Chile.

Corvalán y Hawes (s/f) Aplicación del enfoque de competencias en la construcción curricular de la Universidad de Talca, Chile.

Martínez Márquez, Laura Elena (2015). Evaluación del perfil de egreso: primer paso para la reformulación del currículum. CPU-e, Revista de Investigación Educativa, (21),210-221. [fecha de Consulta 25 de agosto de 2021]. ISSN: Consultado el 10 de agosto  en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=283140301011

Medina Melgarejo, Patricia (1999). Normalista o universitario: ¿polos opuestos o procesos y proyectos compartidos?.. Perfiles Educativos, (84), [fecha de Consulta 25 de agosto de 2021]. ISSN: 0185-2698. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=13208407

Medrano, Verónica et al (2017. LA EDUCACIÓN NORMAL EN MÉXICO. ELEMENTOS PARA SU ANÁLISIS. INEE 2017. Consultado el 20 de agosto del 2021. https://www.inee.edu.mx/wp-content/uploads/2019/01/P3B108.pdf

Mejía, Carlos et al. (2016) IDENTIDAD PROFESIONAL DOCENTE NORMALISTA Y LOS RASGOS DEL PERFIL DE EGRESO. CONISEN. . Consultado el 20 de agosto del 2021 en: http://www.conisen.mx/memorias2019/memorias/2/P708.pdf

Pérez Pascual. Consultado el 7 de abril de 2020 en: http://www.economia.unam.mx/foro2012/ponencias/Alejandro%20P%C3%A9rez%20Pascual.pdf

Rojas, (2013), Análisis de una práctica docente. La práctica pedagógica y la visión de una docente normalista. Editorial Palibrio. EEUU.   

SEP, DGESPE, 2012, Plan De Estudios 2012

SEP, El trayecto de práctica profesional: Orientaciones para su desarrollo, (2012) pág. 22

SEP, El trayecto de práctica profesional: Orientaciones para su desarrollo, (2012) pág. 22

SIIES. Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia. http://www.normaljuandediosrh.com/

Rojas, (2013), Análisis de una práctica docente. La práctica pedagógica y la visión de una docente normalista. Editorial Palibrio. EEUU.

Valverde López, Adrián. (2010). La formación docente para una educación intercultural en la escuela secundaria. Cuicuilco, 17(48), 133-147. Recuperado en 27 de agosto de 2021, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-16592010000100008&lng=es&tlng=es

ANEXOS: METODOLÓGICO, ESTADÍSTICO Y GRAFICO


“EL MEJORAMIENTO DE LOS PROCESOS PARA ALCANZAR EL PERFIL DE EGRESO NORMALISTA INTERCULTURAL COMO ESTRATEGIA DEL CAMBIO SOCIAL. ESTUDIO DE CASO.

FACILITADOR: DR. SERGIO FLORES GONZÁLEZ

Trabajo de investigación presentado por:

Mtro.  Roberto Briceño Briceño

María Guadalupe Vargas Blanco

Patricia Antonio Antonio

Noviembre de 2020

ÍNDICE DE CONTENIDO (PAGINADO)

“Estamos viviendo un momento histórico que nos llama a todos a dar lo mejor de nosotros mismos para construir una sociedad más armónica, plural, inclusiva, justa, intercultural, productiva y feliz”.

Hacia una Nueva Escuela Mexicana. 2019

INTRODUCCIÓN

El presente estudio piloto constituye una ruptura paradigmática en cuanto a la vital importancia de la formación de maestros con una visión intercultural bilingüe y regional; pues sacude la conciencia de la necesidad de atención pedagógica de calidad insoslayable a las poblaciones indígenas, por siglos marginadas en Yucatán y con deficiente visión de identidad y empoderamiento. La gran incongruencia sale a la luz en cuanto a formación normal; ya que históricamente se han efectuado primero las reformas a la educación básica y posteriormente a la educación normal propiciando con ello un desfase epistemológico. Nos encontramos ante un estudio que tiene una gran trascendencia social ya que aporta elementos para mejorar y fortalecer la preparación académica en la formación de los futuros maestros, para que cuenten con las herramientas necesarias para ser agentes de cambio y transformación social y a su vez asegure la integración de las comunidades indígenas al progreso y bienestar como mexicano. Se llevó a cabo en la Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, con los ex alumnos en servicio de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque Intercultural Bilingüe.   El problema que se plantea es en relación a los factores que influyen fuertemente en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas por lo que se considera necesario identificarlos y conocer cómo han influido en la formación de alumnos y los ex alumnos durante el ciclo escolar 2021. Los principales hallazgos, de los que se derivan estudios subsecuentes, permiten

ANTECEDENTES LA INVESTIGACIÓN

 En el año 2016 se llevó a cabo el estudio sobre el perfil de egreso de la licenciatura en Educación Física, puntualizando sobre la importante diferencia de la autonomía de la que disponen en en el diseño de sus planes y programas las universidades en contraposición con las escuelas normales del país que son reguladas por la DGESPE. Este estudio pone de manifiesto la importancia de la revisión de cómo se consigue dicho perfil para coadyuvar en la inserción en el campo laboral de un profesionista:

Ignorar el perfil de egreso es tener una sociedad llena de egresados desempleados por no haber cubierto los requerimientos que las instituciones empleadoras necesitan, además de ser un problema serio al causar gasto púbico sin generar ingreso. (Ceballos, 2016; p.3

|           Existe una correlación gradual en obtención de la identidad profesional del estudiante normalista de acuerdo a los rasgos alcanzados del perfil de egreso de estudiantes en proceso de formación. (Mejía et al, 2016; p. 3)

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

En los últimos años se ha observado que muchos alumnos normalistas egresan sin que hayan obtenido el dominio adecuado de los rasgos del perfil de egreso, y lo que resulta preocupante es que ni siquiera se conoce el nivel de dominio que han alcanzado.  Aunque se quisiera conocer, no existe algún instrumento formal que los evalúe. Existen muchos factores que influyen en que los alumnos adquieran los rasgos del perfil de egreso, por lo que es necesario conocerlos y saber de qué manera inciden en este proceso a lo largo de la formación académica que se les brinda a los alumnos:

Tomando en cuenta las características y objetivos generales de la Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, resultó necesario conocer cuáles son las percepciones que el personal docente y los ex alumnos tienen con respecto a los factores que contribuyen a la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas, para implementar diversas estrategias que fortalezcan cada uno de estos factores.

            La escuela normal “Juan de Dios Rodríguez Heredia” tiene ya 42 años formando maestros por lo cual resulta necesario conocer diversos elementos sobre algunos aspectos que contribuyen a la adquisición de los rasgos del perfil de egreso para lo cual se considera pertinente establecer la siguiente pregunta de investigación:

¿Cuál es la percepción del personal docente y de los alumnos y ex alumnos de la Licenciatura en Educación Primaría indígena con enfoque intercultural bilingüe, con respecto a los principales factores que contribuyen a la adquisición del perfil de egreso de los alumnos de la escuela normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, durante el curso escolar 2020-2021?

II.JUSTIFICACIÓN DEL TEMA Y CONTEXTO SOCIOHISTÓRICO

Una de las metas de la educación normalista, es ofrecer programas y planes de estudio acordes a las exigencias del perfil académico de las carreras que ofertan, de tal manera que, al egresar los alumnos, respondan a las necesidades propias de la actividad profesional para la que han sido preparados. Dicho perfil sin duda debe dar respuesta a los cambios sociales y por si fuera poco a las necesidades propias del ser humano en formación. En el caso de las escuelas normales, las carreras que ofertan están claramente delimitadas y reconocidas socialmente, porque sus egresados se integran directamente a las escuelas de educación básica a través de un examen de ingreso que la Secretaría de Educación convoca año tras año.

El perfil de egreso define qué tipo de profesionista queremos formar, los fines a los que van encaminadas las acciones integrales.  Sin embargo, los rápidos cambios de la sociedad hacen que los programas educativos vayan quedando obsoletos o no del todo viables para dar respuesta a los retos y desafíos de la época y el contexto. Evaluar su pertinencia es conocer si en realidad impactan en la praxis docente, pero indudablemente le da sentido a la educación como motor de cambio. Identificar sus desfases al interior de las instituciones como la Normal Básica Intercultural Bilingüe de Valladolid y su vinculación con los modelos y reformas a la educación Básica es imprescindible pues nos darán una radiografía del proceso y del producto que generan los rasgos. Es una autoevaluación honesta encaminada a la mejora

     .

          Se considera que esta investigación tiene una gran trascendencia social ya que aporta elementos para mejorar y fortalecer la preparación académica en la formación de los futuros maestros, para que cuenten con las herramientas necesarias para ser agentes de cambio y transformación, así como también sepan resolver los diversos problemas que enfrenta actualmente la educación primaria, sobre todo en momentos en que una pandemia de dimensiones inconmensurables asola el planeta.

          También sirve como base a futuras investigaciones relacionadas con el perfil de egreso de los alumnos normalistas, diversas problemáticas que existen en las escuelas normales, estudios comparativos entre la percepción de los alumnos y de los maestros normalistas. Asimismo, será de utilidad para tener una referencia para analizar y valorar el impacto que tiene este nuevo plan de estudios 2017 en educación primaria en las diversas instituciones formadoras de docentes.

          Esta investigación será un referente para conocer diversos elementos inmersos en el proceso de formación de los futuros docentes, de acuerdo al nuevo modelo educativo 2017 de educación básica primaria.

Otro aspecto de gran utilidad de esta investigación, es que aportará elementos importantes para analizar si los rasgos del perfil de egreso son viables de alcanzar con la infraestructura, organización, funcionamiento y si el perfil académico de los maestros que laboran en las escuelas normales son los idóneos para este cometido.

            Hay que tomar en cuenta que la práctica docente es fundamental en la formación de los futuros maestros, por lo que este estudio, ayudará a conocer diversos aspectos del proceso de formación actual dirigido a la educación en primaria, y sin duda alguna los resultados obtenidos en los diversos instrumentos que se aplicaron, servirán   para enriquecer y retroalimentar el proceso actual de las diversas actividades de los docentes en formación en jornadas de observación y práctica docente.

Los resultados de este estudio, sin duda alguna beneficiarán a los alumnos del segundo, tercero y cuarto grado de la escuela normal, debido a que todos realizan jornadas de práctica docente, y con esta investigación se dan a conocer diversos aspectos que no se habían evaluado con anterioridad, y ayudará sin duda a mejorar la práctica docente de nuestros alumnos en las escuelas primarias.

El caso de los mayas merece una especial atención para fines de este estudio ya que su atención pedagógica permitirá subsanar la deuda histórica de su marginación y falta de empoderamiento real al margen de un proceso político neoliberal que los considera una amenaza:

Gustafson sostiene que debemos ver las reformas multiculturales como una modernización de las identidades políticas y no como un signo de “la reciente inclusión de los hasta ahora excluidos pueblos indígenas” (Gustafson, 2002: 274). Los Estados-nación, sugiere, han buscado por mucho tiempo forjar una relación con los pueblos indígenas y esa relación ha cambiado con el tiempo en respuesta a influencias externas e internas. Gustafson plantea que, en las reformas de la década de los noventa, las colectividades indígenas fueron re-imaginadas como entidades localizadas, ya no como uniones campesinas corporativas (Gustafson, 2002: 276). Gustafson nos insta a ver esas reformas políticas no como empoderamiento, sino como otro paso en la relación de negociación entre el Estado y los pueblos indígenas. (Mattiace y Llanes, 2015; p.609)

      Yucatán ostenta un importante tercer lugar en cuanto a cantidad de hablantes de lengua indígena, lo que da cuenta de la suprema importancia de su atención de excelencia, un término recientemente implementado con la Nueva Escuela Mexicana

            La población del estudio, fueron los 25 alumnos, y ex alumnos de la escuela normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque Intercultural Bilingüe.La muestra fueron los 63 alumnos del VI semestre de dicha licenciatura.

     Los indicadores que se tomaron en cuenta para este estudio fueron los cinco factores que favorecen la adquisición del perfil de egreso. El instrumento diseñado para la recolección de datos fue una encuesta realizada a los docentes de la escuela normal y los 63 alumnos del VI semestre.

III. OBJETIVOS (GENERAL Y ESPECÍFICOS) E HIPÓTESIS DE TRABAJO

Objetivo General

Tomando en cuenta la gran importancia y necesidad que tiene el que los egresados adquieran una sólida formación académica a través de la adquisición de los rasgos del perfil de egreso. El objetivo general de esta investigación es:

Describir las percepciones de maestros y alumnos y ex alumnos normalistas sobre factores que impactan la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque intercultural Bilingüe.

Objetivos específicos:

          Dar a conocer algunos problemas que se presentan en los cinco factores que contribuyen a la adquisición de las competencias genéricas y profesionales de los alumnos normalistas, para implementar acciones que aporten soluciones viables, eficaces y pertinentes.

       Determinar diversos aspectos inmersos en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas.

       Aportar elementos que ayuden a comprender la problemática existente en la práctica docente que vienen realizando los alumnos normalistas en las escuelas primarias, para llevar a cabo diversas estrategias de mejora.

            Cabe señalar que el alcance del estudio, está limitado solamente a los alumnos que llevan el Plan de Estudios de esta Licenciatura con enfoque intercultural, ya que en el estado de Yucatán es la única escuela normal que tiene dicha licenciatura; aunque existen otros diez estados en el país que cuentan con dicho plan de estudios, su contexto y lengua indígena es diferente a la nuestra.

IV. MARCO EPISTÉMICO (TEORÍAS QUE APOYEN LA EXPLICACIÓN Y SOLUCIÓN DEL TEMA DE ESTUDIO)

De acuerdo con rojas, (1981), citado por Hernández, Fernández y Baptista (2003), elaborar el marco teórico implica analizar y exponer las teorías, los enfoques teóricos, las investigaciones y los antecedentes en general que se consideran válidos para el correcto encuadre del estudio;

 En el presente capítulo, se presentan los diversos temas y subtemas que conforman y sustentan las variables y los indicadores del estudio, asimismo explica también los principales teorías como son la educación intercultural, el enfoque psicopedagógico basado en competencias y los cinco factores que favorecen la adquisición de los rasgos del perfil de egreso; a)a organización de la escuela normal, b)El maestro normalista, c) Los planes y programas de estudio, d) Los maestros tutores, y e) Las características de los alumnos normalistas.

Valverde (2010) afirma que La cultura, de acuerdo a la perspectiva intercultural es “un fenómeno interactivo donde no es posible poner barreras”, implica el pluralismo, es decir, el respeto y reconocimiento recíproco, “es un vivir juntos en la diferencia y con diferencias, pero también es adquirir y conocer”, de ahí su fundamental importancia en la formación de los alumnos que realizan su trayecto formativo en una Escuela intercultural bilingüe:

Por otro lado, es importante que los docentes en formación valoren el significado de la cultura en el proceso de interacción en el ámbito escolar, un proceso que le permite al individuo desarrollar competencias en múltiples esquemas de percepción, pensamiento y acción (en múltiples culturas), y no equiparar educación con escolaridad, ni educación intercultural con programas escolares formales. Desde esta perspectiva, el docente deja de ser el único responsable de la adquisición de competencias de sus alumnos, prestando atención a la relación de los programas con el aprendizaje informal que se produce dentro y fuera de la escuela (Valverde, 2010; p.142)

A pesar  de que a partir de 1984 los estudios de educación normal adquirieron el rango de licenciatura, en la realidad persiste una indefinición relacionada con el tipo de institución superior que se supone debe ser, esta situación se explica  en parte por lo siguiente: 1) En su origen los estudios normalistas no eran de nivel superior; así, su estructura de funcionamiento y sus prácticas educativas estaban -y continúan- fuertemente arraigadas a un esquema de organización semejante al de la educación básica o al de educación media superior; 2) la decisión de instaurar el modelo de organización universitaria en las normales, no consideró la naturaleza y función específica de éstas; y 3) la encomienda de formar profesionales para educación básica y la estrecha vinculación con dicho nivel, genera una confusión del rango que tienen las instituciones normalistas.

La reforma normalista. La Transformación Pedagógica de acuerdo al Nuevo Modelo Educativo.

A partir de las modificaciones realizadas al artículo 3o. Constitucional en el año 2013, se promulgaron las leyes secundarias que han orientado la transformación del sistema educativo nacional en los años subsecuentes. En cumplimiento al artículo Décimo Segundo transitorio de la Ley General de Educación (LGE) se revisó el modelo educativo vigente, incluidos los planes y programas, los materiales y métodos educativos, a través de un proceso participativo y altamente incluyente. Después de una etapa de discusión y deliberación, la Secretaría de Educación Pública (SEP) presentó el Modelo Educativo para la Educación Obligatoria. Educar para la libertad y la creatividad, “con el fin último de colocar una educación de calidad con equidad donde se pongan los aprendizajes y la formación de niñas, niños y jóvenes en el centro de todos los esfuerzos educativos” (SEP 2017, p. 27).

Conjuntamente, el mandato establecido en el artículo Vigésimo Segundo transitorio de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD) acerca de “la formulación de un plan integral para el diagnóstico, rediseño y fortalecimiento del Sistema de Normales Públicas a efecto de asegurar la calidad en la educación que imparta y la competencia académica de sus egresados, así como su congruencia con las necesidades del sistema educativo nacional” (Diario Oficial de la Federación, 2013), demandó la realización de diversos espacios de consulta y deliberación. Derivado de las aportaciones de los actores involucrados en este nivel educativo y del trabajo conjunto que se realizó a través de un diálogo directo con los normalistas en un proceso incluyente, la SEP consideró imperativo definir la Estrategia de Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales para garantizar que se consoliden como el pilar de la formación de los maestros de México y respondan a los retos del siglo XXI.

De acuerdo con la SEP, en el Nuevo Modelo Educativo (2017), la estrategia de Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales se integra por seis ejes:

Transformación pedagógica de acuerdo al nuevo Modelo Educativo; Educación indígena e intercultural; Aprendizaje del inglés; Profesionalización de la planta docente en las Escuelas Normales; Sinergias con universidades y centros de investigación; Apoyo a las Escuelas Normales y Estímulos para la excelencia.

La Transformación pedagógica de acuerdo al nuevo Modelo Educativo implica la actualización y el rediseño curricular de los planes de estudio para la formación inicial de maestros de educación básica, a partir de los planteamientos expresados en el Modelo Educativo para la educación obligatoria. Educar para la libertad y la creatividad. El Modelo, así como los planes de estudio que de éste se derivan, constituyen la hoja de ruta en materia educativa para garantizar que niñas, niños y jóvenes reciban una educación de calidad. De ahí la importancia que adquiere la armonización de la formación inicial docente con los planteamientos curriculares que en ellos se enuncian.

Es imprescindible que los enfoques, fundamentos y orientaciones pedagógicas se correspondan con los que se proponen en el currículo de la educación básica a fin de que exista una mayor congruencia entre ellos y se garantice un nivel de dominio más amplio en los futuros maestros para su puesta en marcha. El desfase ese encuentra en la incongruencia de que primero se reforme o implante un modelo educativo  en consecuencia se forme a los docentes normalistas para su implementación con los contenidos y libros de texto correspondientes.

En ese sentido, los egresados de las Escuelas Normales contarán con mayores elementos para favorecer el desarrollo de los aprendizajes en los alumnos, así como las estrategias para tratar los contenidos de enseñanza.

Estos planteamientos conducen a una resignificación del papel de los maestros como artífices del cambio en la educación y, consecuentemente, dan un giro importante en la manera en que éstos se preparan para sus futuras responsabilidades. Se trata de profesionales de la educación, capaces de crear ambientes de aprendizaje inclusivos, equitativos, altamente dinámicos. Se aspira a que cuenten con los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los valores necesarios que conduzcan a realizar una práctica docente de alta calidad, donde apliquen los conocimientos y habilidades pedagógicas adquiridas en su formación inicial para incidir en el proceso de aprendizaje de sus futuros alumnos.

Atención educativa a la población indígena

La educación es uno de los derechos humanos fundamentales de todo individuo. En México y en el mundo, brindar una educación de calidad con equidad a todos los ciudadanos, se ha convertido en uno de los mayores retos. En nuestro país, ha sido un asunto complejo dada la diversidad cultural que nos caracteriza como nación. Desde hace algunas décadas se ha puesto énfasis en mejorar los servicios educativos para corregir desigualdades entre grupos sociales y regiones. No obstante, se ha dificultado brindar servicios educativos a toda la población que garanticen los aprendizajes a lo largo de la vida.

México se caracteriza por ser una nación pluricultural y plurilingüe. Esta diversidad se sostiene en sus pueblos indígenas, descendientes de las poblaciones que se encontraban en el territorio antes de la colonización. Muchos conservan en la actualidad sus propias instituciones, formas de organización, cultura y formas de comprender el mundo que les rodea.

A finales del siglo XIX y principios del XX, la diversidad que había en nuestro país era considerada un obstáculo. La escuela tenía como propósito castellanizar a la población indígena con la idea de que esta homogeneización fortalecería el Estado-nación que se constituía en ese momento. Esta situación se mantuvo durante varias décadas. Si bien se generaron servicios educativos para la atención a los grupos en situación de vulnerabilidad, éstos no consideraron la diversidad cultural y lingüística de las poblaciones. Fue, hasta las últimas décadas, que se brindaron servicios educativos que reconocían la pluralidad étnica, cultural y lingüística del país, con la finalidad de reivindicar las lenguas indígenas. Las escuelas primarias y los jardines de niños indígenas fueron atendidos por profesores habilitados, principalmente, en las diversas modalidades del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio

La atención a la diversidad en nuestro país se sostiene en una serie de ordenamientos legales, internacionales y nacionales, que dieron cabida a la atención y reconocimiento de las poblaciones indígenas. Por primera ocasión en 1957 se concretó en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un primer tratado que aborda directamente la situación de estos pueblos. A partir de ese año, se han generado diversos instrumentos que se refirieron al tema de los derechos indígenas. El convenio 169 de la OIT Sobre Pueblos Indígenas y Tribales, surgió en 1989, y hasta la fecha, es el único instrumento internacional con carácter vinculatorio con relación a los derechos de los pueblos indígenas. El convenio fue ratificado por México al año siguiente de su emisión, y en 1992 se adiciona un primer párrafo al artículo 4o. constitucional, que reconoció la composición pluricultural de la nación mexicana, sustentada en los pueblos indígenas. En ese periodo surgió la Licenciatura en Educación Indígena en la Universidad Pedagógica Nacional.

Casi una década después se modificaron el artículo 1º y 2º de la Constitución, en los que se precisa la prohibición de toda discriminación motivada por origen étnico, así como el reconocimiento de la composición pluricultural sustentada en los pueblos indígenas. Este fue un aspecto detonador que impulsó la generación de políticas de fortalecimiento para la atención educativa a la población indígena en los albores del siglo XXI. Se desarrolló un modelo pedagógico de atención intercultural bilingüe que, en la educación normal, se concretó en el diseño del plan de estudios para la formación inicial de maestros de educación primaria, creado principalmente para la atención a la población indígena. Así, desde el 2004 se inició la operación de la Licenciatura en Educación Primaria Intercultural Bilingüe en varios estados del país. Este programa educativo fue actualizado en el 2012, en el marco de la Reforma Curricular de la Educación Normal, manteniendo el mismo enfoque.

Ambos programas educativos han contribuido en la formación de maestros para el medio indígena, no obstante, es necesario fortalecerlos para que estén acordes con el marco legal vigente que plantea como imperativo, incorporar la enseñanza de la lengua materna de los niños indígenas como lengua de instrucción y como objeto de estudio. Por lo tanto, en este plan de estudios se fortalece la formación de los maestros para que utilicen la lengua indígena para comunicarse con los niños y niñas de estas poblaciones, y a la vez en un medio para la adquisición y desarrollo de aprendizajes que se promueven a través del currículum para la educación básica.

Es preciso hacer notar que desde  finales del siglo pasado el sistema educativo mexicano y específicamente la educación superior se vieron obligados a responder a los grandes retos de un mundo globalizado dadas los deficientes resultados de evaluaciones realizadas por diferentes organismos internacionales, como  el Consejo Internacional para el Desarrollo de la Educación (CIDE), la Organización Mundial de Comercio (OMC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico(OCDE), la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL). El resultado de dicha valoración fue la emisión de recomendaciones que implican entre otras, atender la eficiencia de los programas e instituciones en torno a su pertinencia y flexibilidad. Otro documento que catapultó los cambios en “contenidos, métodos, prácticas y medios de transmisión del saber” basados en la colaboración comunitaria y la transformación estructural, fue “Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”, dictada por la UNESCO. (Martínez, 2015; p.211)

.En los últimos años, la atención educativa a este sector de la población se ha vuelto insoslayable, sobre todo, desde el ámbito de la formación de maestros.

Hoy en día son las competencias genéricas, profesionales e interculturales las que rigen los procesos educativos en las escuelas Normales Interculturales Bilingües, pero no pueden permanecer sin ser evaluadas por organismos confiables, por ellos, las reformas más actuales implican proyectos, que contribuyen a la mejora de los servicios que presta la escuela normal y a la calidad educativa, ejemplo de ello, el del PACTEN, en cuya guía se observa un listado de aspectos, entre ellos:

la implementación de programas de seguimiento de egresados y de programas de movilidad nacionales e internacionales para directores, docentes y alumnos normalistas; la mejora de su infraestructura, y la evaluación de sus programas educativos. (Medrano, 2017; p.19)

            De acuerdo con las estadísticas del SIENEY (Sistema de Escuelas Normales del Estado de Yucatán) las escuelas normales mantienen uno de los índices más altos en cuanto a eficiencia terminal con un 98%, en comparación con otras carreras de educación superior de otros subsistemas, entre ellos el Tecnológico y la UADY, esto se debe a diversos factores, tales como el Plan de Estudios, las normas de acreditación y evaluación, los lineamientos para su titulación, entre otros.

El perfil de egreso

El perfil de egreso puede definirse como un “documento que describe un conjunto de rasgos y capacidades que identifican a un profesional”. La institución formadora goza del reconocimiento jurídico para considerarlo, de acuerdo a  Hawes y Corvalán (2004) “un egresado calificado para desempeñarse en las competencias centrales de la profesión, con un grado de eficiencia razonable, que se traduce (positivamente) en el cumplimiento de las tareas propias y típicas de la profesión y (negativamente) en la evitación de errores que pudieran perjudicar a las personas o a las organizaciones”. La labor de un profesionista tiene grandes repercusiones sociales.

El perfil de egreso constituye el elemento referencial y guía para la construcción del plan de estudios, se expresa en competencias que describen lo que el egresado será capaz de realizar al término del programa educativo y señala los conocimientos, habilidades, actitudes y valores involucrados en los desempeños propios de su profesión.

De acuerdo con Pérez (2020), el perfil del egresado puede ser virtual o real. Es virtual cuando únicamente se manifiesta como una intención, como un proyecto a lograr, como un futuro deseable y posible para los alumnos que ingresan al programa; es real en el momento en el que se plasma en los egresados. Esto significa que, teóricamente, la eficiencia de un programa de educación superior consiste en el logro del perfil del egresado. Se puede decir que la eficiencia terminal de un programa de educación superior es directamente proporcional al número de alumnos que alcanzan dicho perfil. Por lo anterior, es fundamental que los programas tengan procedimientos e instrumentos válidos y confiables para medir el logro de cada uno de los atributos del perfil de egreso; sin esto es posible conocer el número de egresados, pero no si los egresados personifican el perfil de egreso

Existen muchos alumnos que egresan de su carrera sin que hayan obtenido el dominio adecuado de los rasgos del perfil de egreso e incluso desconocen ni el nivel de dominio o desempeño que han alcanzado debido a la falta de un proyecto de vida y no necesariamente a la pertinencia de los programas educativos. (García y Treviño, 202; p 6)

Las competencias genéricas expresan desempeños comunes que deben demostrar los egresados de programas de educación superior, tienen un carácter transversal y se desarrollan a través de la experiencia personal y la formación de cada sujeto. Con base en el análisis de diversas taxonomías los grupos participantes seleccionaron aquellas que se consideraron de mayor relevancia para el futuro docente de educación básica. Atienden al tipo de conocimientos, disposiciones y actitudes que todo egresado de las distintas licenciaturas para la formación inicial de docentes debe desarrollar a lo largo de su vida; éstas le permiten regularse como un profesional consciente de los cambios sociales, científicos, tecnológicos y culturales. Por tanto, tienen un carácter transversal y están explícita e implícitamente integradas a las competencias profesionales, por lo que se incorporan a los cursos y contenidos curriculares del Plan de Estudios. Dichas competencias pueden observarse en siguiente listado:

1)Soluciona problemas y toma decisiones utilizando su pensamiento crítico y creativo.

2)Aprende de manera autónoma y muestra iniciativa para autorregularse y fortalecer su desarrollo personal.

3)Colabora con diversos actores para generar proyectos innovadores de impacto social y educativo.

4)Utiliza las tecnologías de la información y la comunicación de manera crítica.

5)Aplica sus habilidades lingüísticas y comunicativas en diversos contextos.

Las competencias profesionales expresan desempeños que deben demostrar los futuros docentes de educación básica, tienen un carácter específico y se forman al integrar conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para ejercer la profesión docente y desarrollar prácticas en escenarios reales. Estas competencias permitirán al egresado atender situaciones y resolver problemas del contexto escolar; colaborar activamente en su entorno educativo y en la organización del trabajo institucional. Sintetizan e integran el tipo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para ejercer la profesión docente en los diferentes niveles educativos. Están delimitadas por el ámbito de incumbencia psicopedagógica, socioeducativa y profesional. Permitirán al egresado atender situaciones y resolver problemas del contexto escolar, del currículo de la educación obligatoria, de los aprendizajes de los alumnos, de las pretensiones institucionales asociadas a la mejora de la calidad, así como de las exigencias y necesidades de la escuela y las comunidades en donde se inscribe su práctica profesional, considerando las particularidades del medio indígena.

Éstas son las siguientes:

1)Detecta los procesos de aprendizaje de sus alumnos para favorecer su desarrollo cognitivo y socioemocional.

2)Plantea las necesidades formativas de los alumnos de acuerdo con sus procesos de desarrollo y de aprendizaje, con base en los nuevos enfoques pedagógicos.

3)Establece relaciones entre los principios, conceptos disciplinarios y contenidos del plan y programas de estudio en función del logro de aprendizaje de sus alumnos, asegurando la coherencia y continuidad entre los distintos grados y niveles educativos.

4)Aplica el plan y programas de estudio para alcanzar los propósitos educativos y contribuir al pleno desenvolvimiento de las capacidades de sus alumnos.

5)Utiliza metodologías pertinentes y actualizadas para promover el aprendizaje de los alumnos en los diferentes campos, áreas y ámbitos que propone el currículum, considerando los contextos y su desarrollo.

6)Incorpora los recursos y medios didácticos idóneos para favorecer el aprendizaje de acuerdo con el conocimiento de los procesos de desarrollo cognitivo y socioemocional de los alumnos.

7)Emplea sus conocimientos lingüísticos, socioculturales y pedagógicos para favorecer procesos de enseñanza y aprendizaje en el medio indígena.

8)Utiliza la lengua originaria como principal recurso para comunicarse y enseñar en el medio indígena.

9)Adecua la enseñanza al contexto de sus alumnos reconociendo su particularidad lingüística y sociocultural.

10)Elabora materiales didácticos específicos para la enseñanza y el aprendizaje en el medio indígena de acuerdo con el contexto cultural, las lenguas originarias y sus variantes.

11)Diseña planeaciones aplicando sus conocimientos curriculares, psicopedagógicos, disciplinares, didácticos y tecnológicos para propiciar espacios de aprendizaje incluyentes que respondan a las necesidades de todos los alumnos en el marco del plan y programas de estudio.

12)Elabora diagnósticos de los intereses, motivaciones y necesidades formativas de los alumnos para organizar las actividades de aprendizaje, así como las adecuaciones curriculares y didácticas pertinentes.

13)Selecciona estrategias que favorezcan el desarrollo intelectual, físico, social y emocional de los alumnos para procurar el logro de los aprendizajes.

14)Construye escenarios y experiencias de aprendizaje utilizando diversos recursos metodológicos y tecnológicos para favorecer la educación inclusiva.

15)Emplea la evaluación para intervenir en los diferentes ámbitos y momentos de la tarea educativa para mejorar los aprendizajes de sus alumnos.

16)Evalúa el aprendizaje de sus alumnos mediante la aplicación de distintas teorías, métodos e instrumentos considerando las áreas, campos y ámbitos de conocimiento, así como los saberes correspondientes al grado y nivel educativo.

17)Elabora propuestas para mejorar los resultados de su enseñanza y los aprendizajes de sus alumnos.

18)Integra recursos de la investigación educativa para enriquecer su práctica profesional, expresando su interés por el conocimiento, la ciencia y la mejora de la educación.

19)Emplea los medios tecnológicos y las fuentes de información científica disponibles para mantenerse actualizado respecto a los diversos campos de conocimiento que intervienen en su trabajo docente.

20)Usa los resultados de la investigación para profundizar en el conocimiento y los procesos de aprendizaje de sus alumnos.

21)Utiliza los recursos metodológicos y técnicos de la investigación para explicar, comprender situaciones educativas y mejorar su docencia.

22)Actúa de manera ética ante la diversidad de situaciones que se presentan en la práctica profesional.

23)Orienta su actuación profesional con sentido ético-valoral y asume los diversos principios y reglas que aseguran una mejor convivencia institucional y social, en beneficio de los alumnos y de la comunidad escolar.

24)Previene y soluciona conflictos, así como situaciones emergentes con base en los derechos humanos, los principios derivados de la normatividad educativa y los valores propios de la profesión docente.

24)Decide las estrategias pedagógicas para minimizar o eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación asegurando una educación inclusiva.

26)Colabora con la comunidad escolar, padres de familia, autoridades y docentes, en la toma de decisiones y en el desarrollo de alternativas de solución a problemáticas socioeducativas.

27)Diseña y aplica diferentes diagnósticos para identificar problemáticas que afectan el trabajo en la escuela y en el aula.

28)Distingue los factores y aspectos asociados a la gestión escolar que contribuyen a mejorar los aprendizajes y la calidad del servicio educativo.

29)Participa en procesos de evaluación institucional y utiliza sus resultados en la planeación y gestión escolar para mejorar la calidad de la educación que ofrece la institución.

De conformidad al ACUERDO número 65 en DGESPE, (2012) por el que se establece el Plan de Estudios para la Formación de Maestros de Educación Primaria Intercultural Bilingüe, el alumno normalista posee otras competencias que provienen de un enfoque pedagógico socio-comunicativo que le permitirá desarrollar competencias bilingües, lo que a su vez le provee habilidades para diagnosticar y analizar la realidad cultural y lingüística de los pueblos originarios. A continuación, se propone un listado de las habilidades básicas seleccionadas para fines del presente estudio

Investiga la diversidad cultural y lingüística del contexto de sus alumnos para desarrollar prácticas educativas con base en la identidad, lengua, formas de conocer y valores de éstos.

Analiza la lengua y la cultura de los pueblos originarios, sistematizando sus aspectos y procesos particulares e identificando los comunes a otras culturas, para adecuar su práctica docente en contextos interculturales.

Utiliza referentes teóricos y metodológicos en el análisis de la diversidad cultural y lingüística del contexto sociocultural de sus alumnos para articular pedagógicamente en el aula.

Reconoce la complejidad y mutabilidad de los fenómenos culturales y lingüísticos al identificar las influencias en las prácticas y saberes de los grupos originarios para actualizar los contenidos educativos.

Promueve el respeto y el conocimiento de la diversidad cultural y lingüística en su potencial educativo para fortalecer la identidad y la autoestima de sus alumnos.

Analiza estilos culturales y lingüísticos diferenciados en el aprendizaje, la actuación e interacción de sus alumnos en el aula para adecuar estrategias de aprendizaje y procesos de evaluación.

Emplea el enfoque intercultural para promover la autonomía y el desarrollo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores en todos los alumnos, creando ambientes equitativos, inclusivos y colaborativos de aprendizaje.

Analiza críticamente las relaciones y dinámicas entre distintas lenguas y culturas como un medio para visualizar inequidades educativas y promover el respeto a la diversidad y derechos de sus alumnos.

Utiliza el enfoque intercultural en el análisis sociocultural y educativo para conocer las demandas y necesidades de sus alumnos y equilibrar el uso de la lengua y los saberes locales respecto al español y a los conocimientos universales.

Promueve actividades a partir de saberes y prácticas de la cultura de sus alumnos para favorecer en ellos el conocimiento, el aprecio y la estima por su cultura y propiciar aprendizajes significativos.

Propone soluciones ante situaciones conflictivas en los centros escolares, mediante un análisis contextualizado de valores éticos, involucrando a los alumnos en esa responsabilidad.

Desarrolla competencias comunicativas en los alumnos para que interactúen de manera eficaz y reflexiva en contextos de diversidad.

Emplea fundamentos lingüísticos (fonética, morfología, sintaxis, semántica y pragmática) de las lenguas originarias como medio de comunicación y objeto de estudio para ampliar los conocimientos y habilidades comunicativas de sus alumnos, fortaleciendo su uso social y pedagógico.

Desarrolla actividades en las que se valoran las lenguas originarias en su adaptación a entornos culturales y socioculturales particulares para promover su potencial pedagógico y como patrimonio cultural del país.

Identifica del contexto sociolingüístico las competencias comunicativas de sus alumnos en distintas lenguas para adecuar la enseñanza de acuerdo a las prácticas sociales, los niveles de éstos y la didáctica de primera o segunda lengua.

Aplica fundamentos cognitivos, culturales y lingüísticos en la adquisición infantil de lenguas primeras y consecutivas para adecuar la enseñanza y evaluación en contextos multilingües.

Elabora materiales en lenguas indígenas, apoyándose en consensos ortográficos previos, para promover su escritura y una bi-alfabetización coetánea de sus alumnos.

Adecúa contenidos y materiales de regiones culturales o lingüísticas afines al contexto de sus alumnos para ampliar sus recursos y fomentar su conocimiento e interacción con otros grupos sociales y variantes lingüísticas.

Contextualiza la enseñanza del español y de la lengua originaria en su uso y práctica social para que sus alumnos se comuniquen de manera apropiada según las circunstancias y normas sociolingüísticas de cada lengua.

Promueve en sus alumnos las cuatro capacidades básicas (leer, escribir, hablar y escuchar) en las lenguas del contexto para fomentar prácticas ciudadanas en su comunidad y en la sociedad.

La organización de la escuela normal

En el documento de la SEP (2003 pp. 29 – 34) El mejoramiento de la gestión institucional en las escuelas normales, se señala que “la comprensión de las características que definen la identidad de las escuelas normales permite explicar su funcionamiento, sus limitaciones y sus retos de transformación”.  Entre las principales características que este documento describe de las escuelas normales destacan que ante todo son una institución: que durante muchos años ha asumido preferentemente la formación inicial de los profesores de educación básica, son las instancias que atienden casi en su totalidad esta tarea y generalmente ofrecen solo este tipo de servicios.

Ofrece sus servicios avalados por la autoridad educativa federal, a través de la DGESPE (La Dirección General de Educación Profesional para Profesionales de la Educación) pero corresponde a las autoridades locales (estatales), con base en sus necesidades de maestros de educación básica, regular la oferta de servicios de educación normal en la entidad respecto a: apertura y permanencia de instituciones, licenciaturas y modalidades de atención coma, así como definición de la matrícula.

A las escuelas normales se les reconoce como a las instituciones responsables de la formación inicial de los maestros de educación básica: preescolar, primaria y secundaria. En nuestro país hay que recordar que la tradición normalista tiene una larga historia y arraigo en las diversas etapas educativas por las que ha atravesado nuestro país, esto no la exenta de la presión social toda vez que a la escuela suele atribuírsele una función decisiva para lograr mayores beneficios en prácticamente todos los ámbitos del desarrollo social y productivo del país. Pero también se le considera la causa de varios de los problemas de la sociedad, puesto que la educación que reciben muchos niños y jóvenes no está favoreciendo los aprendizajes que deberían adquirir para estar en posibilidad de participar en la construcción de una nación más próspera y solidaria.

La exigencia de que las escuelas normales funcionen como auténticas instituciones de nivel superior y ofrecen servicios de calidad, no se ha acompañado de políticas integrales de financiamiento que les permiten contar con instalaciones adecuadas y recursos educativos suficientes para la atención de las actividades regulares de operación y el desarrollo de proyectos de mejoramiento institucional. En contraste con lo anterior, también se presentan situaciones de poca racionalidad en la administración y en el aprovechamiento de los recursos disponibles, tanto de índole financiero y material como de recursos funcionales: el tiempo escolar, la capacidad y experiencia de los profesores, la estructura de organización, la planeación de las actividades académicas e institucionales, la distribución de la carga horaria de los docentes, el trabajo colegiado, etcétera. Con una compleja micro- política interna.

 La historia de las escuelas normales, la normatividad formal e informal que regula su funcionamiento, las relaciones de convivencia que establecen las personas que la integran, las formas de organizar las actividades académicas y administrativas, el tipo de prácticas docentes, Las características de maestros y estudiantes el liderazgo de los directivos la coordinación con las autoridades educativas en suma la cultura escolar prevaleciente, generan determinados modelos de gestión. La interacción de estas variables da lugar a climas específicos de convivencia de gran complejidad, cuyas manifestaciones se ven reflejadas en conflictos cotidianos en donde permanentemente están en juegos diversos intereses académicos laborales profesionales y personales, por el liderazgo y el poder, en muchos casos no existen las condiciones institucionales para dirimir las diferencias y lograr acuerdo. En donde prevalece un modelo de gestión institucional de corte administrativo. Aún están presentes en muchas escuelas normales formas de organización y estilos de funcionamiento que se corresponden con el modelo tradicional de administración escolar la implantación de este modelo en dichas instituciones si bien favoreció la regulación de ciertos aspectos rutinarios de la dinámica de trabajo de las escuelas, suscitó también la disociación entre lo pedagógico y lo administrativo incluso se supeditaron las acciones académicas a criterios administrativos (el objetivo consistía en administrar la enseñanza); y se establecieron estructuras organizativas rígidas que inhibían la coordinación de esfuerzos, el trabajo colaborativo, el desarrollo de innovaciones y transformaciones educativas. Por fortuna, comienzan a desarrollarse en las escuelas normales formas de organización más acordes con su naturaleza y misión institucional, que han ido desplazando las prácticas asociadas al modelo de administración escolar.

Por la naturaleza de los servicios que ofrecen, las prescripciones que regulan su funcionamiento y las limitaciones del presupuesto disponible, las escuelas normales cuentan con poco márgenes de autonomía para decidir -desde las características y necesidades propias de cada institución- sobre aspectos cruciales de la función educativa encomendada, tales como: adecuaciones al currículum, criterios para la contratación, permanencia y promoción del personal docente, ajustes a la estructura organizativa, modificaciones al reglamento que regula el trabajo docente, aplicación de los recursos financieros otorgados e implementación de proyectos de mejoramiento académico e institucional. Cuyas formas de trabajo son fuente de aprendizaje para los maestros en formación. Como en ninguna otra profesión, en las escuelas normales los estudiantes no sólo aprenden del currículum, sino también de cómo enseñan sus maestros, las formas como éstos se relacionan entre sí y con los directivos, el compromiso y responsabilidad ante las tareas delegadas, los vínculos que se crean con el entorno, el ejercicio del poder y de la autoridad, las prioridades educativas y los valores que se practican en la institución; en resumen, se puede afirmar que las prácticas escolares -intencionadas o no- constituyen una fuente de aprendizaje para los profesores. Es pertinente reconocer, de acuerdo con el Consejo Mexicano de Investigación Educativa, COMIES (1997), que la Escuela Normal, es el espacio considerado socialmente como el más idóneo para la formación del magisterio.

Las escuelas normales son continuamente cuestionadas por diversos sectores sociales que esperan que los futuros maestros de educación básica sean formados con las competencias necesarias para hacer frente a dichos desafíos.

Dada el contexto histórico y social nuestro país goza de una gran diversidad y por ende riqueza cultural producto de un devenir glorioso, pero también accidentado, con grandes encuentros y desencuentros entre regiones. el caso de la península de Yucatán merece especial atención en el área pedagógica ya que

El maestro normalista

            En un lenguaje coloquial podríamos considerarlo como el maestro de los futuros maestros, de ahí la importancia de definir sus competencias, toda vez que su figura docente tiene una importancia puntual en el logro del perfil de egreso garantizando una educación de calidad e  identificando su perfil profesional en la praxis de una institución superior, para los fines del actual estudio no se distinguirá si es egresado de una escuela normal  o de una universidad ya que de acuerdo a  existe un debate sin sentido de posturas  políticas y antecedentes socio-históricos que poco a poco van acercándose a la unificación, de tal manera que:

La legitimidad del “saber enseñar” de los normalistas, frente al “poseer el conocimiento” de los universitarios, resultan falsas dicotomías que cobran sentido en diferencias sociales, culturales e históricamente construidas. Se trata de diferencias de origen y sector socioeconómico de pertenencia, diferencias generacionales, políticas y de género, hasta cierto punto centradas en diferencias étnicas que a este país le cuesta tanto reconocer.

 Los planes y programas de estudio,

 De acuerdo al plan de estudios las competencias se han organizado en 4 dimensiones que miden el nivel de dominio que definen el perfil específico para de acuerdo con el ámbito de desarrollo profesional y conducirán a la definición de un perfil específico para el desempeño docente en la educación primaria indígena. A su vez se dividen en competencias genéricas y profesionales que se contemplan en los diferentes cursos de la malla curricular.

De este modo, al reconocer en la universidad y la educación superior un papel transformador, cambiante y acorde con los preceptos sociales, es necesario considerar la importancia de este discurso de las competencias en su estructura, no solo administrativa, académica y funcional, sino también desde su trasfondo: en su proyecto institucional, currículos ocultos y estrategias pedagógico-didácticas; todo esto de acuerdo con la sociedad y el sujeto que se están formando. Más allá, si se ve en la educación superior un componente social (Barnett, 2005), no se puede dejar de lado el factor institucional, que ha dado paso a la dependencia universitaria de las dinámicas sociológicas reproductivas hegemónicas; es necesario comprender que estas dinámicas están relacionadas con procesos neoliberales pendientes de un acelerado paso hacia la cobertura y la eficiencia, y que tienen como eferente la oferta y la demanda de su producto: el capital humano global.

d) Los maestros tutores

La figura del tutor aparece como modelador en su doble papel de profesor y guía. Por lo que, debe estar siempre al tanto de los modos particulares en que ejercen su influencia educativa, todos y cada uno de los que componen los claustros de profesores, observando atentamente, cómo esas influencias van configurando las diferentes posiciones que asumen los estudiantes ante la profesión, y durante todo su tiempo de formación, debe ser garante de un futuro docente cargado de motivaciones positivas hacia la carrera. (Espinoza,2019; p. 232)

 e) Los normalistas de la escuela Juan de Dios Rodríguez Heredia

De acuerdo a la página de la Escuela Normal primaria con enfoque intercultural bilingüe Juan de Dios Rodríguez Heredia: la diversidad es una característica de todas las sociedades y es una ocasión “para el enriquecimiento cultural, la valoración de las diferencias y las múltiples formas de conocimiento que existen en los distintos grupos culturales”, en este sentido se enfatiza en  la importancia del perfil de ingreso apegado a la competencia lingüística:

Por lo anterior los alumnos de nuevo ingreso a esta casa de estudios deben evidenciar en un porcentaje representativo del manejo de la lengua Maya que permita desempeñar eficientemente todos los procesos académicos que debe de realizar el alumno en su formación profesional docente de esta licenciatura.

Dado el contexto en que se inserta se trata de alumnos egresados de escuelas de Yucatán y de los municipios de Valladolid al igual que de un bajo porcentaje del estado de Q. Roo.

De acuerdo a la página DATA, en el año 2020, tuvo 239 matriculados. Las carreras con mayor número de matriculados fueron Licenciatura en educación primaria intercultural bilingüe.

La eficiencia terminal supera, como se observó en apartados anteriores a otras instituciones de la ciudad de Valladolid, lo cual no necesariamente indica que los alumnos egresados hayan alcanzado el pleno dominio de las competencias genéricas, profesionales e interculturales deseables para un profesional al que se le exige ser factor de cambio social y a la vez, como lo indica el discurso teórico y filosófico de la Nueva Escuela Mexicana. “Estamos viviendo un momento histórico que nos llama a todos a dar lo mejor de nosotros mismos para construir una sociedad más armónica, plural, inclusiva, justa, intercultural, productiva y feliz”. Hacia una nueva escuela mexicana. (2019).

V. DISEÑO DEL ENSAYO DE INVESTIGACIÓN Y RESULTADOS

De acuerdo a Dankhe (1986), citado por Hernández, Fernández y Baptista (2003) “Los estudios descriptivos buscan especificar las propiedades importantes de personas, grupos, comunidades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis”. Ante esto, el presente trabajo de investigación se realizó como un estudio de tipo descriptivo, ya que se describió la percepción que tienen los maestros y alumnos normalistas sobre cinco factores que intervienen en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas, de acuerdo a dos instrumentos que se les aplicó tanto a los alumnos como a los maestros, para conocer cuáles fueron sus percepciones al respecto.

            El diseño utilizado para el logro de los objetivos de esta investigación fue de tipo no experimental, transeccional descriptivo, el cual de acuerdo con Hernández, Fernández y Baptista (2003) “recolectan datos en un solo momento, en un tiempo único. Su propósito es describir variantes” (pp. 270-271)

            El diagrama correspondiente es el siguiente:

Recolección de datos única

            La correspondencia de este esquema es el estudio consistió en que se hizo una medición en el grupo de maestros y en el grupo de alumnos, para posteriormente dar a conocer la descripción de dichos resultados, esta medición se hizo mediante un instrumento diseñado especialmente para ello de manera única, es decir en un solo momento.

En cuanto a la población los sujetos de estudio considerados en este trabajo, se conformaron por alumnos egresados de la escuela normal “Juan de Dios Rodríguez Heredia” durante el semestre agosto 2020 – febrero 2021, exalumnos en servicio y docentes de la escuela en estudio.

V.1. MÉTODOS Y TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN EMPLEADOS

En cuanto al instrumento utilizado para medir las variables descritas anteriormente, se diseñó una encuesta conformada por 28 afirmaciones en las que solicita la opinión de los encuestadores acerca de su percepción sobre cinco factores: La organización de la escuela normal, El maestro normalista, c) Los planes y programas de estudio, d) Los maestros tutores, y e) Las características de los alumnos normalistas.

            Se utilizó una escala de respuesta de tipo Likert de cinco opciones, totalmente de acuerdo, de acuerdo, neutral, en desacuerdo, totalmente en desacuerdo, para que los maestros y alumnos expresen su opinión sobre diversos aspectos en relación a los puntos antes señalados.

            Este instrumento fue, en virtud de ser diseñado expresamente para este trabajo, fue revisado y validado por la doctora en educación, quien determinó la validez (ver Apéndice A). para el cálculo de la confiabilidad para estandarizar el instrumento, se utilizó la técnica estadística de test- reset, y se utilizó el programa Statgraphics Plus para el análisis de resultados, los cuales dieron una puntuación de confiabilidad de 0.78, de acuerdo a la tabla estandarizada. Se anexa en el apéndice los instrumentos (Apéndice B y C), el libro de códigos (Apéndice D), Matriz de datos para el cálculo de la confiabilidad (Apéndice F) y constancia de validez de los instrumentos emitido por un especialista en el tema de investigación (Apéndice A).

V.2. RESULTADOS DEL ESTUDIO: SOLUCIÓN, ESTUDIO DE CASO, ALCANCES Y LIMITACIONES

V.3. DISCUSIÓN Y REFLEXIONES SOBRE LOS RESULTADOS

Reflexiones finales: El enfoque competencial en las normales interculturales es sin duda producto del cambio social, su importancia estriba en el balance que permite proporcionar entre la hegemonía de la sociedad consumista y capitalista, que desdibuja a los originarios pobladores de nuestro México y el entendimiento y valoración de la riqueza multicultural en su concepto de interrelación. Es la interculturalidad en un proceso de dar y perder en el que se conoce y reconoce al otro en su facultad de ser diferente y a la vez igual en su humanidad e intereses de bienestar. Pueden sin duda los maestros normalistas ser eje y motor que permita ese reconocimiento en equidad e igualdad en beneficio de todos, en pro de una patria justa y feliz, si feliz entendemos como bienestar y convivencia respetuosa

VI. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

BIBLIOGRAFÍA[1] 

             Ary, Donald; Cheser, Jacobs Lucy; RazaviehAsghar (1989), Introducción a la investigación. Editorial McGraw-Hill

Breña, Marisa. (2001) Perfil de egreso y formación profesional: una estrategia metodológica en el diseño curricular. Editorial: Universidad Autónoma Metropolitana.

Ceballos, Ernesto. (2016).PERFIL DE EGRESO DE LA LICENCIATURA EN EDUCACIÓN FÍSICA DE LAS ESCUELAS NORMALES. UANL. Recuperado el 15 de agosto del 2016 en: http://eprints.uanl.mx/12792/1/Tesis%20Doctoral%20ECG%20Junio%202016.pdf

Data México. Página explore. https://datamexico.org/es/explore?profile=geo

Espinoza Freire, Eudaldo Enrique, & Ley Leyva, Nelly Victoria, & Guamán Gómez, Verónica Jacqueline (2019). Papel del tutor en la formación docente. Revista de Ciencias Sociales (Ve), XXV (3),230-241.. ISSN: 1315-9518. Consultado el  25 de agosto de 202en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=28060161020

García Ancira, Claudia, y Treviño Cubero, Arnulfo. (2020). Las competencias universitarias y el perfil de egreso. Revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina , 8(1), 3. Epub 14 de abril de 2020. Recuperado en 25 de agosto de 2021, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2308-01322020000100003&lng=es&tlng=es

GOBIERNO DE MÉXICO. 26 de enero de 2021. Consultado el 5 de agosto en:https://www.gob.mx/pa/es/articulos/presenta-inegi-primera-etapa-del-censo-de-poblacion-y-vivienda-2020?idiom=es

Corvalán y Hawes (2004) Construcción de un perfil profesional. Talca, Universidad de Talca,Chile.

Corvalán y Hawes (s/f) Aplicación del enfoque de competencias en la construcción curricular de la Universidad de Talca, Chile.

Martínez Márquez, Laura Elena (2015). Evaluación del perfil de egreso: primer paso para la reformulación del currículum. CPU-e, Revista de Investigación Educativa, (21),210-221. [fecha de Consulta 25 de agosto de 2021]. ISSN: Consultado el 10 de agosto  en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=283140301011

Medina Melgarejo, Patricia (1999). Normalista o universitario: ¿polos opuestos o procesos y proyectos compartidos?.. Perfiles Educativos, (84), [fecha de Consulta 25 de agosto de 2021]. ISSN: 0185-2698. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=13208407

Medrano, Verónica et al (2017. LA EDUCACIÓN NORMAL EN MÉXICO. ELEMENTOS PARA SU ANÁLISIS. INEE 2017. Consultado el 20 de agosto del 2021. https://www.inee.edu.mx/wp-content/uploads/2019/01/P3B108.pdf

Mejía, Carlos et al. (2016) IDENTIDAD PROFESIONAL DOCENTE NORMALISTA Y LOS RASGOS DEL PERFIL DE EGRESO. CONISEN. . Consultado el 20 de agosto del 2021 en: http://www.conisen.mx/memorias2019/memorias/2/P708.pdf

Pérez Pascual. Consultado el 7 de abril de 2020 en: http://www.economia.unam.mx/foro2012/ponencias/Alejandro%20P%C3%A9rez%20Pascual.pdf

Rojas, (2013), Análisis de una práctica docente. La práctica pedagógica y la visión de una docente normalista. Editorial Palibrio. EEUU.   

SEP, DGESPE, 2012, Plan De Estudios 2012

SEP, El trayecto de práctica profesional: Orientaciones para su desarrollo, (2012) pág. 22

SEP, El trayecto de práctica profesional: Orientaciones para su desarrollo, (2012) pág. 22

SIIES. Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia. http://www.normaljuandediosrh.com/

Rojas, (2013), Análisis de una práctica docente. La práctica pedagógica y la visión de una docente normalista. Editorial Palibrio. EEUU.

Valverde López, Adrián. (2010). La formación docente para una educación intercultural en la escuela secundaria. Cuicuilco, 17(48), 133-147. Recuperado en 27 de agosto de 2021, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-16592010000100008&lng=es&tlng=es

ANEXOS: METODOLÓGICO, ESTADÍSTICO Y GRAFICO


“EL MEJORAMIENTO DE LOS PROCESOS PARA ALCANZAR EL PERFIL DE EGRESO NORMALISTA INTERCULTURAL COMO ESTRATEGIA DEL CAMBIO SOCIAL. ESTUDIO DE CASO.

FACILITADOR: DR. SERGIO FLORES GONZÁLEZ

Trabajo de investigación presentado por:

Mtro.  Roberto Briceño Briceño

María Guadalupe Vargas Blanco

Patricia Antonio Antonio

Noviembre de 2020

ÍNDICE DE CONTENIDO (PAGINADO)

“Estamos viviendo un momento histórico que nos llama a todos a dar lo mejor de nosotros mismos para construir una sociedad más armónica, plural, inclusiva, justa, intercultural, productiva y feliz”.

Hacia una Nueva Escuela Mexicana. 2019

INTRODUCCIÓN

El presente estudio piloto constituye una ruptura paradigmática en cuanto a la vital importancia de la formación de maestros con una visión intercultural bilingüe y regional; pues sacude la conciencia de la necesidad de atención pedagógica de calidad insoslayable a las poblaciones indígenas, por siglos marginadas en Yucatán y con deficiente visión de identidad y empoderamiento. La gran incongruencia sale a la luz en cuanto a formación normal; ya que históricamente se han efectuado primero las reformas a la educación básica y posteriormente a la educación normal propiciando con ello un desfase epistemológico. Nos encontramos ante un estudio que tiene una gran trascendencia social ya que aporta elementos para mejorar y fortalecer la preparación académica en la formación de los futuros maestros, para que cuenten con las herramientas necesarias para ser agentes de cambio y transformación social y a su vez asegure la integración de las comunidades indígenas al progreso y bienestar como mexicano. Se llevó a cabo en la Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, con los ex alumnos en servicio de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque Intercultural Bilingüe.   El problema que se plantea es en relación a los factores que influyen fuertemente en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas por lo que se considera necesario identificarlos y conocer cómo han influido en la formación de alumnos y los ex alumnos durante el ciclo escolar 2021. Los principales hallazgos, de los que se derivan estudios subsecuentes, permiten

ANTECEDENTES LA INVESTIGACIÓN

 En el año 2016 se llevó a cabo el estudio sobre el perfil de egreso de la licenciatura en Educación Física, puntualizando sobre la importante diferencia de la autonomía de la que disponen en en el diseño de sus planes y programas las universidades en contraposición con las escuelas normales del país que son reguladas por la DGESPE. Este estudio pone de manifiesto la importancia de la revisión de cómo se consigue dicho perfil para coadyuvar en la inserción en el campo laboral de un profesionista:

Ignorar el perfil de egreso es tener una sociedad llena de egresados desempleados por no haber cubierto los requerimientos que las instituciones empleadoras necesitan, además de ser un problema serio al causar gasto púbico sin generar ingreso. (Ceballos, 2016; p.3

|           Existe una correlación gradual en obtención de la identidad profesional del estudiante normalista de acuerdo a los rasgos alcanzados del perfil de egreso de estudiantes en proceso de formación. (Mejía et al, 2016; p. 3)

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

En los últimos años se ha observado que muchos alumnos normalistas egresan sin que hayan obtenido el dominio adecuado de los rasgos del perfil de egreso, y lo que resulta preocupante es que ni siquiera se conoce el nivel de dominio que han alcanzado.  Aunque se quisiera conocer, no existe algún instrumento formal que los evalúe. Existen muchos factores que influyen en que los alumnos adquieran los rasgos del perfil de egreso, por lo que es necesario conocerlos y saber de qué manera inciden en este proceso a lo largo de la formación académica que se les brinda a los alumnos:

Tomando en cuenta las características y objetivos generales de la Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, resultó necesario conocer cuáles son las percepciones que el personal docente y los ex alumnos tienen con respecto a los factores que contribuyen a la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas, para implementar diversas estrategias que fortalezcan cada uno de estos factores.

            La escuela normal “Juan de Dios Rodríguez Heredia” tiene ya 42 años formando maestros por lo cual resulta necesario conocer diversos elementos sobre algunos aspectos que contribuyen a la adquisición de los rasgos del perfil de egreso para lo cual se considera pertinente establecer la siguiente pregunta de investigación:

¿Cuál es la percepción del personal docente y de los alumnos y ex alumnos de la Licenciatura en Educación Primaría indígena con enfoque intercultural bilingüe, con respecto a los principales factores que contribuyen a la adquisición del perfil de egreso de los alumnos de la escuela normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, durante el curso escolar 2020-2021?

II.JUSTIFICACIÓN DEL TEMA Y CONTEXTO SOCIOHISTÓRICO

Una de las metas de la educación normalista, es ofrecer programas y planes de estudio acordes a las exigencias del perfil académico de las carreras que ofertan, de tal manera que, al egresar los alumnos, respondan a las necesidades propias de la actividad profesional para la que han sido preparados. Dicho perfil sin duda debe dar respuesta a los cambios sociales y por si fuera poco a las necesidades propias del ser humano en formación. En el caso de las escuelas normales, las carreras que ofertan están claramente delimitadas y reconocidas socialmente, porque sus egresados se integran directamente a las escuelas de educación básica a través de un examen de ingreso que la Secretaría de Educación convoca año tras año.

El perfil de egreso define qué tipo de profesionista queremos formar, los fines a los que van encaminadas las acciones integrales.  Sin embargo, los rápidos cambios de la sociedad hacen que los programas educativos vayan quedando obsoletos o no del todo viables para dar respuesta a los retos y desafíos de la época y el contexto. Evaluar su pertinencia es conocer si en realidad impactan en la praxis docente, pero indudablemente le da sentido a la educación como motor de cambio. Identificar sus desfases al interior de las instituciones como la Normal Básica Intercultural Bilingüe de Valladolid y su vinculación con los modelos y reformas a la educación Básica es imprescindible pues nos darán una radiografía del proceso y del producto que generan los rasgos. Es una autoevaluación honesta encaminada a la mejora

     .

          Se considera que esta investigación tiene una gran trascendencia social ya que aporta elementos para mejorar y fortalecer la preparación académica en la formación de los futuros maestros, para que cuenten con las herramientas necesarias para ser agentes de cambio y transformación, así como también sepan resolver los diversos problemas que enfrenta actualmente la educación primaria, sobre todo en momentos en que una pandemia de dimensiones inconmensurables asola el planeta.

          También sirve como base a futuras investigaciones relacionadas con el perfil de egreso de los alumnos normalistas, diversas problemáticas que existen en las escuelas normales, estudios comparativos entre la percepción de los alumnos y de los maestros normalistas. Asimismo, será de utilidad para tener una referencia para analizar y valorar el impacto que tiene este nuevo plan de estudios 2017 en educación primaria en las diversas instituciones formadoras de docentes.

          Esta investigación será un referente para conocer diversos elementos inmersos en el proceso de formación de los futuros docentes, de acuerdo al nuevo modelo educativo 2017 de educación básica primaria.

Otro aspecto de gran utilidad de esta investigación, es que aportará elementos importantes para analizar si los rasgos del perfil de egreso son viables de alcanzar con la infraestructura, organización, funcionamiento y si el perfil académico de los maestros que laboran en las escuelas normales son los idóneos para este cometido.

            Hay que tomar en cuenta que la práctica docente es fundamental en la formación de los futuros maestros, por lo que este estudio, ayudará a conocer diversos aspectos del proceso de formación actual dirigido a la educación en primaria, y sin duda alguna los resultados obtenidos en los diversos instrumentos que se aplicaron, servirán   para enriquecer y retroalimentar el proceso actual de las diversas actividades de los docentes en formación en jornadas de observación y práctica docente.

Los resultados de este estudio, sin duda alguna beneficiarán a los alumnos del segundo, tercero y cuarto grado de la escuela normal, debido a que todos realizan jornadas de práctica docente, y con esta investigación se dan a conocer diversos aspectos que no se habían evaluado con anterioridad, y ayudará sin duda a mejorar la práctica docente de nuestros alumnos en las escuelas primarias.

El caso de los mayas merece una especial atención para fines de este estudio ya que su atención pedagógica permitirá subsanar la deuda histórica de su marginación y falta de empoderamiento real al margen de un proceso político neoliberal que los considera una amenaza:

Gustafson sostiene que debemos ver las reformas multiculturales como una modernización de las identidades políticas y no como un signo de “la reciente inclusión de los hasta ahora excluidos pueblos indígenas” (Gustafson, 2002: 274). Los Estados-nación, sugiere, han buscado por mucho tiempo forjar una relación con los pueblos indígenas y esa relación ha cambiado con el tiempo en respuesta a influencias externas e internas. Gustafson plantea que, en las reformas de la década de los noventa, las colectividades indígenas fueron re-imaginadas como entidades localizadas, ya no como uniones campesinas corporativas (Gustafson, 2002: 276). Gustafson nos insta a ver esas reformas políticas no como empoderamiento, sino como otro paso en la relación de negociación entre el Estado y los pueblos indígenas. (Mattiace y Llanes, 2015; p.609)

      Yucatán ostenta un importante tercer lugar en cuanto a cantidad de hablantes de lengua indígena, lo que da cuenta de la suprema importancia de su atención de excelencia, un término recientemente implementado con la Nueva Escuela Mexicana

            La población del estudio, fueron los 25 alumnos, y ex alumnos de la escuela normal Juan de Dios Rodríguez Heredia, de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque Intercultural Bilingüe.La muestra fueron los 63 alumnos del VI semestre de dicha licenciatura.

     Los indicadores que se tomaron en cuenta para este estudio fueron los cinco factores que favorecen la adquisición del perfil de egreso. El instrumento diseñado para la recolección de datos fue una encuesta realizada a los docentes de la escuela normal y los 63 alumnos del VI semestre.

III. OBJETIVOS (GENERAL Y ESPECÍFICOS) E HIPÓTESIS DE TRABAJO

Objetivo General

Tomando en cuenta la gran importancia y necesidad que tiene el que los egresados adquieran una sólida formación académica a través de la adquisición de los rasgos del perfil de egreso. El objetivo general de esta investigación es:

Describir las percepciones de maestros y alumnos y ex alumnos normalistas sobre factores que impactan la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de la Licenciatura en Educación Primaria Indígena con enfoque intercultural Bilingüe.

Objetivos específicos:

          Dar a conocer algunos problemas que se presentan en los cinco factores que contribuyen a la adquisición de las competencias genéricas y profesionales de los alumnos normalistas, para implementar acciones que aporten soluciones viables, eficaces y pertinentes.

       Determinar diversos aspectos inmersos en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas.

       Aportar elementos que ayuden a comprender la problemática existente en la práctica docente que vienen realizando los alumnos normalistas en las escuelas primarias, para llevar a cabo diversas estrategias de mejora.

            Cabe señalar que el alcance del estudio, está limitado solamente a los alumnos que llevan el Plan de Estudios de esta Licenciatura con enfoque intercultural, ya que en el estado de Yucatán es la única escuela normal que tiene dicha licenciatura; aunque existen otros diez estados en el país que cuentan con dicho plan de estudios, su contexto y lengua indígena es diferente a la nuestra.

IV. MARCO EPISTÉMICO (TEORÍAS QUE APOYEN LA EXPLICACIÓN Y SOLUCIÓN DEL TEMA DE ESTUDIO)

De acuerdo con rojas, (1981), citado por Hernández, Fernández y Baptista (2003), elaborar el marco teórico implica analizar y exponer las teorías, los enfoques teóricos, las investigaciones y los antecedentes en general que se consideran válidos para el correcto encuadre del estudio;

 En el presente capítulo, se presentan los diversos temas y subtemas que conforman y sustentan las variables y los indicadores del estudio, asimismo explica también los principales teorías como son la educación intercultural, el enfoque psicopedagógico basado en competencias y los cinco factores que favorecen la adquisición de los rasgos del perfil de egreso; a)a organización de la escuela normal, b)El maestro normalista, c) Los planes y programas de estudio, d) Los maestros tutores, y e) Las características de los alumnos normalistas.

Valverde (2010) afirma que La cultura, de acuerdo a la perspectiva intercultural es “un fenómeno interactivo donde no es posible poner barreras”, implica el pluralismo, es decir, el respeto y reconocimiento recíproco, “es un vivir juntos en la diferencia y con diferencias, pero también es adquirir y conocer”, de ahí su fundamental importancia en la formación de los alumnos que realizan su trayecto formativo en una Escuela intercultural bilingüe:

Por otro lado, es importante que los docentes en formación valoren el significado de la cultura en el proceso de interacción en el ámbito escolar, un proceso que le permite al individuo desarrollar competencias en múltiples esquemas de percepción, pensamiento y acción (en múltiples culturas), y no equiparar educación con escolaridad, ni educación intercultural con programas escolares formales. Desde esta perspectiva, el docente deja de ser el único responsable de la adquisición de competencias de sus alumnos, prestando atención a la relación de los programas con el aprendizaje informal que se produce dentro y fuera de la escuela (Valverde, 2010; p.142)

A pesar  de que a partir de 1984 los estudios de educación normal adquirieron el rango de licenciatura, en la realidad persiste una indefinición relacionada con el tipo de institución superior que se supone debe ser, esta situación se explica  en parte por lo siguiente: 1) En su origen los estudios normalistas no eran de nivel superior; así, su estructura de funcionamiento y sus prácticas educativas estaban -y continúan- fuertemente arraigadas a un esquema de organización semejante al de la educación básica o al de educación media superior; 2) la decisión de instaurar el modelo de organización universitaria en las normales, no consideró la naturaleza y función específica de éstas; y 3) la encomienda de formar profesionales para educación básica y la estrecha vinculación con dicho nivel, genera una confusión del rango que tienen las instituciones normalistas.

La reforma normalista. La Transformación Pedagógica de acuerdo al Nuevo Modelo Educativo.

A partir de las modificaciones realizadas al artículo 3o. Constitucional en el año 2013, se promulgaron las leyes secundarias que han orientado la transformación del sistema educativo nacional en los años subsecuentes. En cumplimiento al artículo Décimo Segundo transitorio de la Ley General de Educación (LGE) se revisó el modelo educativo vigente, incluidos los planes y programas, los materiales y métodos educativos, a través de un proceso participativo y altamente incluyente. Después de una etapa de discusión y deliberación, la Secretaría de Educación Pública (SEP) presentó el Modelo Educativo para la Educación Obligatoria. Educar para la libertad y la creatividad, “con el fin último de colocar una educación de calidad con equidad donde se pongan los aprendizajes y la formación de niñas, niños y jóvenes en el centro de todos los esfuerzos educativos” (SEP 2017, p. 27).

Conjuntamente, el mandato establecido en el artículo Vigésimo Segundo transitorio de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD) acerca de “la formulación de un plan integral para el diagnóstico, rediseño y fortalecimiento del Sistema de Normales Públicas a efecto de asegurar la calidad en la educación que imparta y la competencia académica de sus egresados, así como su congruencia con las necesidades del sistema educativo nacional” (Diario Oficial de la Federación, 2013), demandó la realización de diversos espacios de consulta y deliberación. Derivado de las aportaciones de los actores involucrados en este nivel educativo y del trabajo conjunto que se realizó a través de un diálogo directo con los normalistas en un proceso incluyente, la SEP consideró imperativo definir la Estrategia de Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales para garantizar que se consoliden como el pilar de la formación de los maestros de México y respondan a los retos del siglo XXI.

De acuerdo con la SEP, en el Nuevo Modelo Educativo (2017), la estrategia de Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales se integra por seis ejes:

Transformación pedagógica de acuerdo al nuevo Modelo Educativo; Educación indígena e intercultural; Aprendizaje del inglés; Profesionalización de la planta docente en las Escuelas Normales; Sinergias con universidades y centros de investigación; Apoyo a las Escuelas Normales y Estímulos para la excelencia.

La Transformación pedagógica de acuerdo al nuevo Modelo Educativo implica la actualización y el rediseño curricular de los planes de estudio para la formación inicial de maestros de educación básica, a partir de los planteamientos expresados en el Modelo Educativo para la educación obligatoria. Educar para la libertad y la creatividad. El Modelo, así como los planes de estudio que de éste se derivan, constituyen la hoja de ruta en materia educativa para garantizar que niñas, niños y jóvenes reciban una educación de calidad. De ahí la importancia que adquiere la armonización de la formación inicial docente con los planteamientos curriculares que en ellos se enuncian.

Es imprescindible que los enfoques, fundamentos y orientaciones pedagógicas se correspondan con los que se proponen en el currículo de la educación básica a fin de que exista una mayor congruencia entre ellos y se garantice un nivel de dominio más amplio en los futuros maestros para su puesta en marcha. El desfase ese encuentra en la incongruencia de que primero se reforme o implante un modelo educativo  en consecuencia se forme a los docentes normalistas para su implementación con los contenidos y libros de texto correspondientes.

En ese sentido, los egresados de las Escuelas Normales contarán con mayores elementos para favorecer el desarrollo de los aprendizajes en los alumnos, así como las estrategias para tratar los contenidos de enseñanza.

Estos planteamientos conducen a una resignificación del papel de los maestros como artífices del cambio en la educación y, consecuentemente, dan un giro importante en la manera en que éstos se preparan para sus futuras responsabilidades. Se trata de profesionales de la educación, capaces de crear ambientes de aprendizaje inclusivos, equitativos, altamente dinámicos. Se aspira a que cuenten con los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los valores necesarios que conduzcan a realizar una práctica docente de alta calidad, donde apliquen los conocimientos y habilidades pedagógicas adquiridas en su formación inicial para incidir en el proceso de aprendizaje de sus futuros alumnos.

Atención educativa a la población indígena

La educación es uno de los derechos humanos fundamentales de todo individuo. En México y en el mundo, brindar una educación de calidad con equidad a todos los ciudadanos, se ha convertido en uno de los mayores retos. En nuestro país, ha sido un asunto complejo dada la diversidad cultural que nos caracteriza como nación. Desde hace algunas décadas se ha puesto énfasis en mejorar los servicios educativos para corregir desigualdades entre grupos sociales y regiones. No obstante, se ha dificultado brindar servicios educativos a toda la población que garanticen los aprendizajes a lo largo de la vida.

México se caracteriza por ser una nación pluricultural y plurilingüe. Esta diversidad se sostiene en sus pueblos indígenas, descendientes de las poblaciones que se encontraban en el territorio antes de la colonización. Muchos conservan en la actualidad sus propias instituciones, formas de organización, cultura y formas de comprender el mundo que les rodea.

A finales del siglo XIX y principios del XX, la diversidad que había en nuestro país era considerada un obstáculo. La escuela tenía como propósito castellanizar a la población indígena con la idea de que esta homogeneización fortalecería el Estado-nación que se constituía en ese momento. Esta situación se mantuvo durante varias décadas. Si bien se generaron servicios educativos para la atención a los grupos en situación de vulnerabilidad, éstos no consideraron la diversidad cultural y lingüística de las poblaciones. Fue, hasta las últimas décadas, que se brindaron servicios educativos que reconocían la pluralidad étnica, cultural y lingüística del país, con la finalidad de reivindicar las lenguas indígenas. Las escuelas primarias y los jardines de niños indígenas fueron atendidos por profesores habilitados, principalmente, en las diversas modalidades del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio

La atención a la diversidad en nuestro país se sostiene en una serie de ordenamientos legales, internacionales y nacionales, que dieron cabida a la atención y reconocimiento de las poblaciones indígenas. Por primera ocasión en 1957 se concretó en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un primer tratado que aborda directamente la situación de estos pueblos. A partir de ese año, se han generado diversos instrumentos que se refirieron al tema de los derechos indígenas. El convenio 169 de la OIT Sobre Pueblos Indígenas y Tribales, surgió en 1989, y hasta la fecha, es el único instrumento internacional con carácter vinculatorio con relación a los derechos de los pueblos indígenas. El convenio fue ratificado por México al año siguiente de su emisión, y en 1992 se adiciona un primer párrafo al artículo 4o. constitucional, que reconoció la composición pluricultural de la nación mexicana, sustentada en los pueblos indígenas. En ese periodo surgió la Licenciatura en Educación Indígena en la Universidad Pedagógica Nacional.

Casi una década después se modificaron el artículo 1º y 2º de la Constitución, en los que se precisa la prohibición de toda discriminación motivada por origen étnico, así como el reconocimiento de la composición pluricultural sustentada en los pueblos indígenas. Este fue un aspecto detonador que impulsó la generación de políticas de fortalecimiento para la atención educativa a la población indígena en los albores del siglo XXI. Se desarrolló un modelo pedagógico de atención intercultural bilingüe que, en la educación normal, se concretó en el diseño del plan de estudios para la formación inicial de maestros de educación primaria, creado principalmente para la atención a la población indígena. Así, desde el 2004 se inició la operación de la Licenciatura en Educación Primaria Intercultural Bilingüe en varios estados del país. Este programa educativo fue actualizado en el 2012, en el marco de la Reforma Curricular de la Educación Normal, manteniendo el mismo enfoque.

Ambos programas educativos han contribuido en la formación de maestros para el medio indígena, no obstante, es necesario fortalecerlos para que estén acordes con el marco legal vigente que plantea como imperativo, incorporar la enseñanza de la lengua materna de los niños indígenas como lengua de instrucción y como objeto de estudio. Por lo tanto, en este plan de estudios se fortalece la formación de los maestros para que utilicen la lengua indígena para comunicarse con los niños y niñas de estas poblaciones, y a la vez en un medio para la adquisición y desarrollo de aprendizajes que se promueven a través del currículum para la educación básica.

Es preciso hacer notar que desde  finales del siglo pasado el sistema educativo mexicano y específicamente la educación superior se vieron obligados a responder a los grandes retos de un mundo globalizado dadas los deficientes resultados de evaluaciones realizadas por diferentes organismos internacionales, como  el Consejo Internacional para el Desarrollo de la Educación (CIDE), la Organización Mundial de Comercio (OMC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico(OCDE), la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL). El resultado de dicha valoración fue la emisión de recomendaciones que implican entre otras, atender la eficiencia de los programas e instituciones en torno a su pertinencia y flexibilidad. Otro documento que catapultó los cambios en “contenidos, métodos, prácticas y medios de transmisión del saber” basados en la colaboración comunitaria y la transformación estructural, fue “Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”, dictada por la UNESCO. (Martínez, 2015; p.211)

.En los últimos años, la atención educativa a este sector de la población se ha vuelto insoslayable, sobre todo, desde el ámbito de la formación de maestros.

Hoy en día son las competencias genéricas, profesionales e interculturales las que rigen los procesos educativos en las escuelas Normales Interculturales Bilingües, pero no pueden permanecer sin ser evaluadas por organismos confiables, por ellos, las reformas más actuales implican proyectos, que contribuyen a la mejora de los servicios que presta la escuela normal y a la calidad educativa, ejemplo de ello, el del PACTEN, en cuya guía se observa un listado de aspectos, entre ellos:

la implementación de programas de seguimiento de egresados y de programas de movilidad nacionales e internacionales para directores, docentes y alumnos normalistas; la mejora de su infraestructura, y la evaluación de sus programas educativos. (Medrano, 2017; p.19)

            De acuerdo con las estadísticas del SIENEY (Sistema de Escuelas Normales del Estado de Yucatán) las escuelas normales mantienen uno de los índices más altos en cuanto a eficiencia terminal con un 98%, en comparación con otras carreras de educación superior de otros subsistemas, entre ellos el Tecnológico y la UADY, esto se debe a diversos factores, tales como el Plan de Estudios, las normas de acreditación y evaluación, los lineamientos para su titulación, entre otros.

El perfil de egreso

El perfil de egreso puede definirse como un “documento que describe un conjunto de rasgos y capacidades que identifican a un profesional”. La institución formadora goza del reconocimiento jurídico para considerarlo, de acuerdo a  Hawes y Corvalán (2004) “un egresado calificado para desempeñarse en las competencias centrales de la profesión, con un grado de eficiencia razonable, que se traduce (positivamente) en el cumplimiento de las tareas propias y típicas de la profesión y (negativamente) en la evitación de errores que pudieran perjudicar a las personas o a las organizaciones”. La labor de un profesionista tiene grandes repercusiones sociales.

El perfil de egreso constituye el elemento referencial y guía para la construcción del plan de estudios, se expresa en competencias que describen lo que el egresado será capaz de realizar al término del programa educativo y señala los conocimientos, habilidades, actitudes y valores involucrados en los desempeños propios de su profesión.

De acuerdo con Pérez (2020), el perfil del egresado puede ser virtual o real. Es virtual cuando únicamente se manifiesta como una intención, como un proyecto a lograr, como un futuro deseable y posible para los alumnos que ingresan al programa; es real en el momento en el que se plasma en los egresados. Esto significa que, teóricamente, la eficiencia de un programa de educación superior consiste en el logro del perfil del egresado. Se puede decir que la eficiencia terminal de un programa de educación superior es directamente proporcional al número de alumnos que alcanzan dicho perfil. Por lo anterior, es fundamental que los programas tengan procedimientos e instrumentos válidos y confiables para medir el logro de cada uno de los atributos del perfil de egreso; sin esto es posible conocer el número de egresados, pero no si los egresados personifican el perfil de egreso

Existen muchos alumnos que egresan de su carrera sin que hayan obtenido el dominio adecuado de los rasgos del perfil de egreso e incluso desconocen ni el nivel de dominio o desempeño que han alcanzado debido a la falta de un proyecto de vida y no necesariamente a la pertinencia de los programas educativos. (García y Treviño, 202; p 6)

Las competencias genéricas expresan desempeños comunes que deben demostrar los egresados de programas de educación superior, tienen un carácter transversal y se desarrollan a través de la experiencia personal y la formación de cada sujeto. Con base en el análisis de diversas taxonomías los grupos participantes seleccionaron aquellas que se consideraron de mayor relevancia para el futuro docente de educación básica. Atienden al tipo de conocimientos, disposiciones y actitudes que todo egresado de las distintas licenciaturas para la formación inicial de docentes debe desarrollar a lo largo de su vida; éstas le permiten regularse como un profesional consciente de los cambios sociales, científicos, tecnológicos y culturales. Por tanto, tienen un carácter transversal y están explícita e implícitamente integradas a las competencias profesionales, por lo que se incorporan a los cursos y contenidos curriculares del Plan de Estudios. Dichas competencias pueden observarse en siguiente listado:

1)Soluciona problemas y toma decisiones utilizando su pensamiento crítico y creativo.

2)Aprende de manera autónoma y muestra iniciativa para autorregularse y fortalecer su desarrollo personal.

3)Colabora con diversos actores para generar proyectos innovadores de impacto social y educativo.

4)Utiliza las tecnologías de la información y la comunicación de manera crítica.

5)Aplica sus habilidades lingüísticas y comunicativas en diversos contextos.

Las competencias profesionales expresan desempeños que deben demostrar los futuros docentes de educación básica, tienen un carácter específico y se forman al integrar conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para ejercer la profesión docente y desarrollar prácticas en escenarios reales. Estas competencias permitirán al egresado atender situaciones y resolver problemas del contexto escolar; colaborar activamente en su entorno educativo y en la organización del trabajo institucional. Sintetizan e integran el tipo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para ejercer la profesión docente en los diferentes niveles educativos. Están delimitadas por el ámbito de incumbencia psicopedagógica, socioeducativa y profesional. Permitirán al egresado atender situaciones y resolver problemas del contexto escolar, del currículo de la educación obligatoria, de los aprendizajes de los alumnos, de las pretensiones institucionales asociadas a la mejora de la calidad, así como de las exigencias y necesidades de la escuela y las comunidades en donde se inscribe su práctica profesional, considerando las particularidades del medio indígena.

Éstas son las siguientes:

1)Detecta los procesos de aprendizaje de sus alumnos para favorecer su desarrollo cognitivo y socioemocional.

2)Plantea las necesidades formativas de los alumnos de acuerdo con sus procesos de desarrollo y de aprendizaje, con base en los nuevos enfoques pedagógicos.

3)Establece relaciones entre los principios, conceptos disciplinarios y contenidos del plan y programas de estudio en función del logro de aprendizaje de sus alumnos, asegurando la coherencia y continuidad entre los distintos grados y niveles educativos.

4)Aplica el plan y programas de estudio para alcanzar los propósitos educativos y contribuir al pleno desenvolvimiento de las capacidades de sus alumnos.

5)Utiliza metodologías pertinentes y actualizadas para promover el aprendizaje de los alumnos en los diferentes campos, áreas y ámbitos que propone el currículum, considerando los contextos y su desarrollo.

6)Incorpora los recursos y medios didácticos idóneos para favorecer el aprendizaje de acuerdo con el conocimiento de los procesos de desarrollo cognitivo y socioemocional de los alumnos.

7)Emplea sus conocimientos lingüísticos, socioculturales y pedagógicos para favorecer procesos de enseñanza y aprendizaje en el medio indígena.

8)Utiliza la lengua originaria como principal recurso para comunicarse y enseñar en el medio indígena.

9)Adecua la enseñanza al contexto de sus alumnos reconociendo su particularidad lingüística y sociocultural.

10)Elabora materiales didácticos específicos para la enseñanza y el aprendizaje en el medio indígena de acuerdo con el contexto cultural, las lenguas originarias y sus variantes.

11)Diseña planeaciones aplicando sus conocimientos curriculares, psicopedagógicos, disciplinares, didácticos y tecnológicos para propiciar espacios de aprendizaje incluyentes que respondan a las necesidades de todos los alumnos en el marco del plan y programas de estudio.

12)Elabora diagnósticos de los intereses, motivaciones y necesidades formativas de los alumnos para organizar las actividades de aprendizaje, así como las adecuaciones curriculares y didácticas pertinentes.

13)Selecciona estrategias que favorezcan el desarrollo intelectual, físico, social y emocional de los alumnos para procurar el logro de los aprendizajes.

14)Construye escenarios y experiencias de aprendizaje utilizando diversos recursos metodológicos y tecnológicos para favorecer la educación inclusiva.

15)Emplea la evaluación para intervenir en los diferentes ámbitos y momentos de la tarea educativa para mejorar los aprendizajes de sus alumnos.

16)Evalúa el aprendizaje de sus alumnos mediante la aplicación de distintas teorías, métodos e instrumentos considerando las áreas, campos y ámbitos de conocimiento, así como los saberes correspondientes al grado y nivel educativo.

17)Elabora propuestas para mejorar los resultados de su enseñanza y los aprendizajes de sus alumnos.

18)Integra recursos de la investigación educativa para enriquecer su práctica profesional, expresando su interés por el conocimiento, la ciencia y la mejora de la educación.

19)Emplea los medios tecnológicos y las fuentes de información científica disponibles para mantenerse actualizado respecto a los diversos campos de conocimiento que intervienen en su trabajo docente.

20)Usa los resultados de la investigación para profundizar en el conocimiento y los procesos de aprendizaje de sus alumnos.

21)Utiliza los recursos metodológicos y técnicos de la investigación para explicar, comprender situaciones educativas y mejorar su docencia.

22)Actúa de manera ética ante la diversidad de situaciones que se presentan en la práctica profesional.

23)Orienta su actuación profesional con sentido ético-valoral y asume los diversos principios y reglas que aseguran una mejor convivencia institucional y social, en beneficio de los alumnos y de la comunidad escolar.

24)Previene y soluciona conflictos, así como situaciones emergentes con base en los derechos humanos, los principios derivados de la normatividad educativa y los valores propios de la profesión docente.

24)Decide las estrategias pedagógicas para minimizar o eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación asegurando una educación inclusiva.

26)Colabora con la comunidad escolar, padres de familia, autoridades y docentes, en la toma de decisiones y en el desarrollo de alternativas de solución a problemáticas socioeducativas.

27)Diseña y aplica diferentes diagnósticos para identificar problemáticas que afectan el trabajo en la escuela y en el aula.

28)Distingue los factores y aspectos asociados a la gestión escolar que contribuyen a mejorar los aprendizajes y la calidad del servicio educativo.

29)Participa en procesos de evaluación institucional y utiliza sus resultados en la planeación y gestión escolar para mejorar la calidad de la educación que ofrece la institución.

De conformidad al ACUERDO número 65 en DGESPE, (2012) por el que se establece el Plan de Estudios para la Formación de Maestros de Educación Primaria Intercultural Bilingüe, el alumno normalista posee otras competencias que provienen de un enfoque pedagógico socio-comunicativo que le permitirá desarrollar competencias bilingües, lo que a su vez le provee habilidades para diagnosticar y analizar la realidad cultural y lingüística de los pueblos originarios. A continuación, se propone un listado de las habilidades básicas seleccionadas para fines del presente estudio

Investiga la diversidad cultural y lingüística del contexto de sus alumnos para desarrollar prácticas educativas con base en la identidad, lengua, formas de conocer y valores de éstos.

Analiza la lengua y la cultura de los pueblos originarios, sistematizando sus aspectos y procesos particulares e identificando los comunes a otras culturas, para adecuar su práctica docente en contextos interculturales.

Utiliza referentes teóricos y metodológicos en el análisis de la diversidad cultural y lingüística del contexto sociocultural de sus alumnos para articular pedagógicamente en el aula.

Reconoce la complejidad y mutabilidad de los fenómenos culturales y lingüísticos al identificar las influencias en las prácticas y saberes de los grupos originarios para actualizar los contenidos educativos.

Promueve el respeto y el conocimiento de la diversidad cultural y lingüística en su potencial educativo para fortalecer la identidad y la autoestima de sus alumnos.

Analiza estilos culturales y lingüísticos diferenciados en el aprendizaje, la actuación e interacción de sus alumnos en el aula para adecuar estrategias de aprendizaje y procesos de evaluación.

Emplea el enfoque intercultural para promover la autonomía y el desarrollo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores en todos los alumnos, creando ambientes equitativos, inclusivos y colaborativos de aprendizaje.

Analiza críticamente las relaciones y dinámicas entre distintas lenguas y culturas como un medio para visualizar inequidades educativas y promover el respeto a la diversidad y derechos de sus alumnos.

Utiliza el enfoque intercultural en el análisis sociocultural y educativo para conocer las demandas y necesidades de sus alumnos y equilibrar el uso de la lengua y los saberes locales respecto al español y a los conocimientos universales.

Promueve actividades a partir de saberes y prácticas de la cultura de sus alumnos para favorecer en ellos el conocimiento, el aprecio y la estima por su cultura y propiciar aprendizajes significativos.

Propone soluciones ante situaciones conflictivas en los centros escolares, mediante un análisis contextualizado de valores éticos, involucrando a los alumnos en esa responsabilidad.

Desarrolla competencias comunicativas en los alumnos para que interactúen de manera eficaz y reflexiva en contextos de diversidad.

Emplea fundamentos lingüísticos (fonética, morfología, sintaxis, semántica y pragmática) de las lenguas originarias como medio de comunicación y objeto de estudio para ampliar los conocimientos y habilidades comunicativas de sus alumnos, fortaleciendo su uso social y pedagógico.

Desarrolla actividades en las que se valoran las lenguas originarias en su adaptación a entornos culturales y socioculturales particulares para promover su potencial pedagógico y como patrimonio cultural del país.

Identifica del contexto sociolingüístico las competencias comunicativas de sus alumnos en distintas lenguas para adecuar la enseñanza de acuerdo a las prácticas sociales, los niveles de éstos y la didáctica de primera o segunda lengua.

Aplica fundamentos cognitivos, culturales y lingüísticos en la adquisición infantil de lenguas primeras y consecutivas para adecuar la enseñanza y evaluación en contextos multilingües.

Elabora materiales en lenguas indígenas, apoyándose en consensos ortográficos previos, para promover su escritura y una bi-alfabetización coetánea de sus alumnos.

Adecúa contenidos y materiales de regiones culturales o lingüísticas afines al contexto de sus alumnos para ampliar sus recursos y fomentar su conocimiento e interacción con otros grupos sociales y variantes lingüísticas.

Contextualiza la enseñanza del español y de la lengua originaria en su uso y práctica social para que sus alumnos se comuniquen de manera apropiada según las circunstancias y normas sociolingüísticas de cada lengua.

Promueve en sus alumnos las cuatro capacidades básicas (leer, escribir, hablar y escuchar) en las lenguas del contexto para fomentar prácticas ciudadanas en su comunidad y en la sociedad.

La organización de la escuela normal

En el documento de la SEP (2003 pp. 29 – 34) El mejoramiento de la gestión institucional en las escuelas normales, se señala que “la comprensión de las características que definen la identidad de las escuelas normales permite explicar su funcionamiento, sus limitaciones y sus retos de transformación”.  Entre las principales características que este documento describe de las escuelas normales destacan que ante todo son una institución: que durante muchos años ha asumido preferentemente la formación inicial de los profesores de educación básica, son las instancias que atienden casi en su totalidad esta tarea y generalmente ofrecen solo este tipo de servicios.

Ofrece sus servicios avalados por la autoridad educativa federal, a través de la DGESPE (La Dirección General de Educación Profesional para Profesionales de la Educación) pero corresponde a las autoridades locales (estatales), con base en sus necesidades de maestros de educación básica, regular la oferta de servicios de educación normal en la entidad respecto a: apertura y permanencia de instituciones, licenciaturas y modalidades de atención coma, así como definición de la matrícula.

A las escuelas normales se les reconoce como a las instituciones responsables de la formación inicial de los maestros de educación básica: preescolar, primaria y secundaria. En nuestro país hay que recordar que la tradición normalista tiene una larga historia y arraigo en las diversas etapas educativas por las que ha atravesado nuestro país, esto no la exenta de la presión social toda vez que a la escuela suele atribuírsele una función decisiva para lograr mayores beneficios en prácticamente todos los ámbitos del desarrollo social y productivo del país. Pero también se le considera la causa de varios de los problemas de la sociedad, puesto que la educación que reciben muchos niños y jóvenes no está favoreciendo los aprendizajes que deberían adquirir para estar en posibilidad de participar en la construcción de una nación más próspera y solidaria.

La exigencia de que las escuelas normales funcionen como auténticas instituciones de nivel superior y ofrecen servicios de calidad, no se ha acompañado de políticas integrales de financiamiento que les permiten contar con instalaciones adecuadas y recursos educativos suficientes para la atención de las actividades regulares de operación y el desarrollo de proyectos de mejoramiento institucional. En contraste con lo anterior, también se presentan situaciones de poca racionalidad en la administración y en el aprovechamiento de los recursos disponibles, tanto de índole financiero y material como de recursos funcionales: el tiempo escolar, la capacidad y experiencia de los profesores, la estructura de organización, la planeación de las actividades académicas e institucionales, la distribución de la carga horaria de los docentes, el trabajo colegiado, etcétera. Con una compleja micro- política interna.

 La historia de las escuelas normales, la normatividad formal e informal que regula su funcionamiento, las relaciones de convivencia que establecen las personas que la integran, las formas de organizar las actividades académicas y administrativas, el tipo de prácticas docentes, Las características de maestros y estudiantes el liderazgo de los directivos la coordinación con las autoridades educativas en suma la cultura escolar prevaleciente, generan determinados modelos de gestión. La interacción de estas variables da lugar a climas específicos de convivencia de gran complejidad, cuyas manifestaciones se ven reflejadas en conflictos cotidianos en donde permanentemente están en juegos diversos intereses académicos laborales profesionales y personales, por el liderazgo y el poder, en muchos casos no existen las condiciones institucionales para dirimir las diferencias y lograr acuerdo. En donde prevalece un modelo de gestión institucional de corte administrativo. Aún están presentes en muchas escuelas normales formas de organización y estilos de funcionamiento que se corresponden con el modelo tradicional de administración escolar la implantación de este modelo en dichas instituciones si bien favoreció la regulación de ciertos aspectos rutinarios de la dinámica de trabajo de las escuelas, suscitó también la disociación entre lo pedagógico y lo administrativo incluso se supeditaron las acciones académicas a criterios administrativos (el objetivo consistía en administrar la enseñanza); y se establecieron estructuras organizativas rígidas que inhibían la coordinación de esfuerzos, el trabajo colaborativo, el desarrollo de innovaciones y transformaciones educativas. Por fortuna, comienzan a desarrollarse en las escuelas normales formas de organización más acordes con su naturaleza y misión institucional, que han ido desplazando las prácticas asociadas al modelo de administración escolar.

Por la naturaleza de los servicios que ofrecen, las prescripciones que regulan su funcionamiento y las limitaciones del presupuesto disponible, las escuelas normales cuentan con poco márgenes de autonomía para decidir -desde las características y necesidades propias de cada institución- sobre aspectos cruciales de la función educativa encomendada, tales como: adecuaciones al currículum, criterios para la contratación, permanencia y promoción del personal docente, ajustes a la estructura organizativa, modificaciones al reglamento que regula el trabajo docente, aplicación de los recursos financieros otorgados e implementación de proyectos de mejoramiento académico e institucional. Cuyas formas de trabajo son fuente de aprendizaje para los maestros en formación. Como en ninguna otra profesión, en las escuelas normales los estudiantes no sólo aprenden del currículum, sino también de cómo enseñan sus maestros, las formas como éstos se relacionan entre sí y con los directivos, el compromiso y responsabilidad ante las tareas delegadas, los vínculos que se crean con el entorno, el ejercicio del poder y de la autoridad, las prioridades educativas y los valores que se practican en la institución; en resumen, se puede afirmar que las prácticas escolares -intencionadas o no- constituyen una fuente de aprendizaje para los profesores. Es pertinente reconocer, de acuerdo con el Consejo Mexicano de Investigación Educativa, COMIES (1997), que la Escuela Normal, es el espacio considerado socialmente como el más idóneo para la formación del magisterio.

Las escuelas normales son continuamente cuestionadas por diversos sectores sociales que esperan que los futuros maestros de educación básica sean formados con las competencias necesarias para hacer frente a dichos desafíos.

Dada el contexto histórico y social nuestro país goza de una gran diversidad y por ende riqueza cultural producto de un devenir glorioso, pero también accidentado, con grandes encuentros y desencuentros entre regiones. el caso de la península de Yucatán merece especial atención en el área pedagógica ya que

El maestro normalista

            En un lenguaje coloquial podríamos considerarlo como el maestro de los futuros maestros, de ahí la importancia de definir sus competencias, toda vez que su figura docente tiene una importancia puntual en el logro del perfil de egreso garantizando una educación de calidad e  identificando su perfil profesional en la praxis de una institución superior, para los fines del actual estudio no se distinguirá si es egresado de una escuela normal  o de una universidad ya que de acuerdo a  existe un debate sin sentido de posturas  políticas y antecedentes socio-históricos que poco a poco van acercándose a la unificación, de tal manera que:

La legitimidad del “saber enseñar” de los normalistas, frente al “poseer el conocimiento” de los universitarios, resultan falsas dicotomías que cobran sentido en diferencias sociales, culturales e históricamente construidas. Se trata de diferencias de origen y sector socioeconómico de pertenencia, diferencias generacionales, políticas y de género, hasta cierto punto centradas en diferencias étnicas que a este país le cuesta tanto reconocer.

 Los planes y programas de estudio,

 De acuerdo al plan de estudios las competencias se han organizado en 4 dimensiones que miden el nivel de dominio que definen el perfil específico para de acuerdo con el ámbito de desarrollo profesional y conducirán a la definición de un perfil específico para el desempeño docente en la educación primaria indígena. A su vez se dividen en competencias genéricas y profesionales que se contemplan en los diferentes cursos de la malla curricular.

De este modo, al reconocer en la universidad y la educación superior un papel transformador, cambiante y acorde con los preceptos sociales, es necesario considerar la importancia de este discurso de las competencias en su estructura, no solo administrativa, académica y funcional, sino también desde su trasfondo: en su proyecto institucional, currículos ocultos y estrategias pedagógico-didácticas; todo esto de acuerdo con la sociedad y el sujeto que se están formando. Más allá, si se ve en la educación superior un componente social (Barnett, 2005), no se puede dejar de lado el factor institucional, que ha dado paso a la dependencia universitaria de las dinámicas sociológicas reproductivas hegemónicas; es necesario comprender que estas dinámicas están relacionadas con procesos neoliberales pendientes de un acelerado paso hacia la cobertura y la eficiencia, y que tienen como eferente la oferta y la demanda de su producto: el capital humano global.

d) Los maestros tutores

La figura del tutor aparece como modelador en su doble papel de profesor y guía. Por lo que, debe estar siempre al tanto de los modos particulares en que ejercen su influencia educativa, todos y cada uno de los que componen los claustros de profesores, observando atentamente, cómo esas influencias van configurando las diferentes posiciones que asumen los estudiantes ante la profesión, y durante todo su tiempo de formación, debe ser garante de un futuro docente cargado de motivaciones positivas hacia la carrera. (Espinoza,2019; p. 232)

 e) Los normalistas de la escuela Juan de Dios Rodríguez Heredia

De acuerdo a la página de la Escuela Normal primaria con enfoque intercultural bilingüe Juan de Dios Rodríguez Heredia: la diversidad es una característica de todas las sociedades y es una ocasión “para el enriquecimiento cultural, la valoración de las diferencias y las múltiples formas de conocimiento que existen en los distintos grupos culturales”, en este sentido se enfatiza en  la importancia del perfil de ingreso apegado a la competencia lingüística:

Por lo anterior los alumnos de nuevo ingreso a esta casa de estudios deben evidenciar en un porcentaje representativo del manejo de la lengua Maya que permita desempeñar eficientemente todos los procesos académicos que debe de realizar el alumno en su formación profesional docente de esta licenciatura.

Dado el contexto en que se inserta se trata de alumnos egresados de escuelas de Yucatán y de los municipios de Valladolid al igual que de un bajo porcentaje del estado de Q. Roo.

De acuerdo a la página DATA, en el año 2020, tuvo 239 matriculados. Las carreras con mayor número de matriculados fueron Licenciatura en educación primaria intercultural bilingüe.

La eficiencia terminal supera, como se observó en apartados anteriores a otras instituciones de la ciudad de Valladolid, lo cual no necesariamente indica que los alumnos egresados hayan alcanzado el pleno dominio de las competencias genéricas, profesionales e interculturales deseables para un profesional al que se le exige ser factor de cambio social y a la vez, como lo indica el discurso teórico y filosófico de la Nueva Escuela Mexicana. “Estamos viviendo un momento histórico que nos llama a todos a dar lo mejor de nosotros mismos para construir una sociedad más armónica, plural, inclusiva, justa, intercultural, productiva y feliz”. Hacia una nueva escuela mexicana. (2019).

V. DISEÑO DEL ENSAYO DE INVESTIGACIÓN Y RESULTADOS

De acuerdo a Dankhe (1986), citado por Hernández, Fernández y Baptista (2003) “Los estudios descriptivos buscan especificar las propiedades importantes de personas, grupos, comunidades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis”. Ante esto, el presente trabajo de investigación se realizó como un estudio de tipo descriptivo, ya que se describió la percepción que tienen los maestros y alumnos normalistas sobre cinco factores que intervienen en la adquisición de los rasgos del perfil de egreso de los alumnos normalistas, de acuerdo a dos instrumentos que se les aplicó tanto a los alumnos como a los maestros, para conocer cuáles fueron sus percepciones al respecto.

            El diseño utilizado para el logro de los objetivos de esta investigación fue de tipo no experimental, transeccional descriptivo, el cual de acuerdo con Hernández, Fernández y Baptista (2003) “recolectan datos en un solo momento, en un tiempo único. Su propósito es describir variantes” (pp. 270-271)

            El diagrama correspondiente es el siguiente:

Recolección de datos única

            La correspondencia de este esquema es el estudio consistió en que se hizo una medición en el grupo de maestros y en el grupo de alumnos, para posteriormente dar a conocer la descripción de dichos resultados, esta medición se hizo mediante un instrumento diseñado especialmente para ello de manera única, es decir en un solo momento.

En cuanto a la población los sujetos de estudio considerados en este trabajo, se conformaron por alumnos egresados de la escuela normal “Juan de Dios Rodríguez Heredia” durante el semestre agosto 2020 – febrero 2021, exalumnos en servicio y docentes de la escuela en estudio.

V.1. MÉTODOS Y TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN EMPLEADOS

En cuanto al instrumento utilizado para medir las variables descritas anteriormente, se diseñó una encuesta conformada por 28 afirmaciones en las que solicita la opinión de los encuestadores acerca de su percepción sobre cinco factores: La organización de la escuela normal, El maestro normalista, c) Los planes y programas de estudio, d) Los maestros tutores, y e) Las características de los alumnos normalistas.

            Se utilizó una escala de respuesta de tipo Likert de cinco opciones, totalmente de acuerdo, de acuerdo, neutral, en desacuerdo, totalmente en desacuerdo, para que los maestros y alumnos expresen su opinión sobre diversos aspectos en relación a los puntos antes señalados.

            Este instrumento fue, en virtud de ser diseñado expresamente para este trabajo, fue revisado y validado por la doctora en educación, quien determinó la validez (ver Apéndice A). para el cálculo de la confiabilidad para estandarizar el instrumento, se utilizó la técnica estadística de test- reset, y se utilizó el programa Statgraphics Plus para el análisis de resultados, los cuales dieron una puntuación de confiabilidad de 0.78, de acuerdo a la tabla estandarizada. Se anexa en el apéndice los instrumentos (Apéndice B y C), el libro de códigos (Apéndice D), Matriz de datos para el cálculo de la confiabilidad (Apéndice F) y constancia de validez de los instrumentos emitido por un especialista en el tema de investigación (Apéndice A).

V.2. RESULTADOS DEL ESTUDIO: SOLUCIÓN, ESTUDIO DE CASO, ALCANCES Y LIMITACIONES

V.3. DISCUSIÓN Y REFLEXIONES SOBRE LOS RESULTADOS

Reflexiones finales: El enfoque competencial en las normales interculturales es sin duda producto del cambio social, su importancia estriba en el balance que permite proporcionar entre la hegemonía de la sociedad consumista y capitalista, que desdibuja a los originarios pobladores de nuestro México y el entendimiento y valoración de la riqueza multicultural en su concepto de interrelación. Es la interculturalidad en un proceso de dar y perder en el que se conoce y reconoce al otro en su facultad de ser diferente y a la vez igual en su humanidad e intereses de bienestar. Pueden sin duda los maestros normalistas ser eje y motor que permita ese reconocimiento en equidad e igualdad en beneficio de todos, en pro de una patria justa y feliz, si feliz entendemos como bienestar y convivencia respetuosa

VI. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

BIBLIOGRAFÍA[1] 

             Ary, Donald; Cheser, Jacobs Lucy; RazaviehAsghar (1989), Introducción a la investigación. Editorial McGraw-Hill

Breña, Marisa. (2001) Perfil de egreso y formación profesional: una estrategia metodológica en el diseño curricular. Editorial: Universidad Autónoma Metropolitana.

Ceballos, Ernesto. (2016).PERFIL DE EGRESO DE LA LICENCIATURA EN EDUCACIÓN FÍSICA DE LAS ESCUELAS NORMALES. UANL. Recuperado el 15 de agosto del 2016 en: http://eprints.uanl.mx/12792/1/Tesis%20Doctoral%20ECG%20Junio%202016.pdf

Data México. Página explore. https://datamexico.org/es/explore?profile=geo

Espinoza Freire, Eudaldo Enrique, & Ley Leyva, Nelly Victoria, & Guamán Gómez, Verónica Jacqueline (2019). Papel del tutor en la formación docente. Revista de Ciencias Sociales (Ve), XXV (3),230-241.. ISSN: 1315-9518. Consultado el  25 de agosto de 202en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=28060161020

García Ancira, Claudia, y Treviño Cubero, Arnulfo. (2020). Las competencias universitarias y el perfil de egreso. Revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina , 8(1), 3. Epub 14 de abril de 2020. Recuperado en 25 de agosto de 2021, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2308-01322020000100003&lng=es&tlng=es

GOBIERNO DE MÉXICO. 26 de enero de 2021. Consultado el 5 de agosto en:https://www.gob.mx/pa/es/articulos/presenta-inegi-primera-etapa-del-censo-de-poblacion-y-vivienda-2020?idiom=es

Corvalán y Hawes (2004) Construcción de un perfil profesional. Talca, Universidad de Talca,Chile.

Corvalán y Hawes (s/f) Aplicación del enfoque de competencias en la construcción curricular de la Universidad de Talca, Chile.

Martínez Márquez, Laura Elena (2015). Evaluación del perfil de egreso: primer paso para la reformulación del currículum. CPU-e, Revista de Investigación Educativa, (21),210-221. [fecha de Consulta 25 de agosto de 2021]. ISSN: Consultado el 10 de agosto  en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=283140301011

Medina Melgarejo, Patricia (1999). Normalista o universitario: ¿polos opuestos o procesos y proyectos compartidos?.. Perfiles Educativos, (84), [fecha de Consulta 25 de agosto de 2021]. ISSN: 0185-2698. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=13208407

Medrano, Verónica et al (2017. LA EDUCACIÓN NORMAL EN MÉXICO. ELEMENTOS PARA SU ANÁLISIS. INEE 2017. Consultado el 20 de agosto del 2021. https://www.inee.edu.mx/wp-content/uploads/2019/01/P3B108.pdf

Mejía, Carlos et al. (2016) IDENTIDAD PROFESIONAL DOCENTE NORMALISTA Y LOS RASGOS DEL PERFIL DE EGRESO. CONISEN. . Consultado el 20 de agosto del 2021 en: http://www.conisen.mx/memorias2019/memorias/2/P708.pdf

Pérez Pascual. Consultado el 7 de abril de 2020 en: http://www.economia.unam.mx/foro2012/ponencias/Alejandro%20P%C3%A9rez%20Pascual.pdf

Rojas, (2013), Análisis de una práctica docente. La práctica pedagógica y la visión de una docente normalista. Editorial Palibrio. EEUU.   

SEP, DGESPE, 2012, Plan De Estudios 2012

SEP, El trayecto de práctica profesional: Orientaciones para su desarrollo, (2012) pág. 22

SEP, El trayecto de práctica profesional: Orientaciones para su desarrollo, (2012) pág. 22

SIIES. Escuela Normal Juan de Dios Rodríguez Heredia. http://www.normaljuandediosrh.com/

Rojas, (2013), Análisis de una práctica docente. La práctica pedagógica y la visión de una docente normalista. Editorial Palibrio. EEUU.

Valverde López, Adrián. (2010). La formación docente para una educación intercultural en la escuela secundaria. Cuicuilco, 17(48), 133-147. Recuperado en 27 de agosto de 2021, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-16592010000100008&lng=es&tlng=es

ANEXOS: METODOLÓGICO, ESTADÍSTICO Y GRAFICO


Published by María Vargas

Profesora de Telesecundaria. Doctorante en Ciencias de la Educación. UNIVERSIDAD SANTANDER. Escritora de poemas, cuentos y obras de teatro. Madre de dos hijos y felizmente casada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: