LA INFOGRAFÍA: Una herramienta para el trabajo colaborativo.

MARIA VARGAS

LIZ UC

JOEL ESCaLANTE

Universidad Santander Campus Valladolid.

2012

SEMINARIO DE TRABAJO COLABORATIVO  
FORMADOR: DESIDERIO ORTEGÓN QUINTAL  
 LA INFOGRAFÍA: UNA HERRAMIENTA PARA EL APRENDIZAJE COLABORATIVO A DISTANCIA EN EL CBTA 14 TIZIMIN. ESTUDIO DE CASO 

COLABORADORES 

MARÍA GUADALUPE VARGAS BLANCO 

LIZANDRA SELENE UC COLLÍ 

JOEL ENRIQUE ESCALANTE HERRERA 

VALLADOLID, YUC. A 13 DE FEBRERO DEL 2021 

CONTENIDO Página 
    
    
Contexto 6 
1.1.  Contexto Social 6 
1.2. Características del centro escolar y recursos disponibles 7 
1.3. Profesores y alumnos implicados en el proyecto 8 
    
    
Metodología 13 
2.1. Objetivos 16 
2.2. Organización de espacios y tiempos 15 
2.3. Actividades realizadas y recursos empleados 15 
2.4. Roles de profesores y alumnos 17 
2.5. Apoyo de las familias 18 
    
    
Evaluación  
3.1. Sistemas de evaluación del aprendizaje 22 
3.2. Calidad de las tareas e interés de los recursos digitales 23 
3.3. Valoración del proyecto por los estudiantes 24 
3.4. Valoración del proyecto por los profesores 24 
3.5. Competencias adquiridas por los estudiantes  25 
3.6. Competencias profesionales de los docentes 26 
  
Bibliografía    29 
 

“Más que nunca, la función esencial de la educación es conferir a todos los seres humanos la libertad de pensamiento, de juicio, de sentimientos y de imaginación que necesitan para que sus talentos alcancen la plenitud y seguir siendo artífices, en la medida de lo posible, de su destino.” 

Jaques Delors, 1996. 

Introducción 

      El presente trabajo es un estudio de caso del grupo de cuarto semestre del bachillerato del CBTA  14 de Tizimín durante el ciclo escolar 2019- 2020, para proponer una estrategia de intervención basada en una infografía de enfoque colaborativo, de acuerdo a las teorías actuales de las organizaciones inteligentes y el aprendizaje colaborativo. Se divide para su comprensión y estudio tres apartados: I contextualización sociocultural de la institución y la población; II Metodología, basada en una investigación transcompleja e interdisciplinaria al tratarse de una intervención propuesta por tres profesores de diversas inteligencias, saberes, contextos y campo disciplinar. III, la propuesta de una evaluación educativa de los aprendizajes y del proyecto, pues una organización inteligente promueve la colaboración, la toma acuerdos para su funcionamiento a nivel horizontal y sinergia; para lo cual es importante la obtención de la calidad que permita a los usuarios calificarla como una institución competente.  

Desde los albores de la humanidad la organización para el trabajo se ha convertido en el sine qua non de la supervivencia; pues de manera práctica e intuitiva el individuo ha reconocido que necesita de su grupo inmediato para su protección, alimentación, desarrollo y progreso, es decir el hombre es el resultado de la intersección biológica, psicológica y social y es en los últimos dos factores en los que el presente trabajo tiene su injerencia. No cabe duda que el desarrollo biológico, sobre todo en lo corresponde al área cerebral depende también de la estimulación dada en el entorno, lo cual se constata con las teorías de aprendizaje social o cognitiva social de Bandura, sociocultural de Vygotsky y, del aprendizaje vicario; lo cual es reconocido por emergentes enfoques neurocientíficos de la educación (Barrios, 2016).  
La inteligencia juega un papel preponderante en el aprendizaje y en la capacidad de sobrevivencia en el entorno; sin embargo, la inteligencia va más allá de una simple medición reduccionista, sino que a la par de ser universal, puede también ser producto del contexto social, las oportunidades, necesidades, desafíos, herramientas y valores del entorno; (Macías, M; 2002. p 29) sin dejar de lado la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner que aboga por la inteligencia de un culebrero de Antioquia, un experto vendedor, un músico o un bailarín, lo que implica que cualquier actuación exige poner en ejercicio la cognición. Macías, M. (2002). Es entonces cuando el aula de clases se vuelve una tina de Arquímedes, con el Eureka de saber que cada alumno no es ni más ni menos inteligente, sino diferente en inteligencia: la igualdad, la equidad y la democracia de la inclusión educativa.  

    Dado lo anterior es incuestionable la influencia del contexto en el aprendizaje y la urgencia de pasar de un enfoque intuitivo a un enfoque práctico y racional de las organizaciones educativas; que bien pueden ser los sistemas educativos, los consejos técnicos, las escuelas, el grupo estudiantil (aula) o   el equipo escolar. Una institución educativa es sin duda una empresa en la que su eficiencia y eficacia son factores claves para el desarrollo nacional dado el impacto de la educación en la reducción de la pobreza (Zuluaga y Bonilla ,2005).  

 El capital intelectual con las capacidades y habilidades puestas en favor de una meta común son prioritarias ya que sin duda cada individuo tiene fortalezas y habilidades que otro no tendrá desarrolladas; al ser puestas en común son aprendidas por los otros con el efecto mediador en una estructura horizontal de colaboración y ayuda mutua, adaptación, con liderazgos compartidos que reconocen el valor de la individualidad y de las fortalezas de cada quien lo que sin duda catapulta la competitividad que permite responder a los retos que se presenten en cualquier contexto sociohistórico. (Chávez y Torres, 2012). 

Solucionar un problema común requiere poner en prácticas diversas estrategias cognitivas, cuando se plantea este problema en un pequeño grupo, surgen diversas estrategias para resolverlo, dependiendo de la perspectiva y experiencia de cada uno de los involucrados, lo cual exige corresponsabilidad, afán de logro y por supuesto un sistema de interacciones la cual propicia dos fenómenos: la influencia recíproca de los integrantes y la construcción de símbolos comunes.  

     En una época tan lacerante como la actual en la que una pandemia suscitada por el SARS-COV2 asuela el sistema educativo y las escuelas, amenazando con derrumbar la poca resiliencia de sus actores si es que continúa o se recrudece, se tienen que tomar acciones reales mínimas en áreas estratégicas que apalanquen el mejoramiento: tener una visión colectiva de mejoramiento y aprender a aprender; cómo lograrlo en Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario de Tizimín, es el cometido de esta propuesta de intervención educativa basada en el aprendizaje colaborativo y sustentada epistemológicamente por los aportes de Peter Serge, Howard Gardner y su teoría de las inteligencias múltiples, y Castell que al analizar de manera clara la importancia en la intercomunicación y sus relaciones con el poder da cuenta de la importancia de los medios masivos de comunicación y las redes multimedia en la persuasión, es decir el   convencimiento humano que supera  a las estrategias coercitivas. Maturana (1992) y Delors (1996)     ofrecen también una perspectiva que permite entender que el aprendizaje es ante todo social, constructivo y de naturaleza cooperativa, fundados sobre la piedra angular del de las emociones generadas en el entorno y aprender a convivir.   

Los seres humanos no estamos determinados genéticamente, de ahí que podemos afirmar que no estamos atrapados en un destino predeterminado y en un curso inexorable de nuestras vidas, sino que podemos modificar nuestro presente a través del lenguaje, del diálogo respetuoso y fraternal. Es por ello que, ontológicamente hablando, podemos decir que el ser o identidad de la persona, no es una propiedad o atributo invariable, es más bien un modo relacional de vivir que se conserva en la biopraxis humana, básicamente en las relaciones interpersonales, mediante el entrelazamiento del emocionar y el lenguajear, que es a lo que Maturana (1992c) denomina el conversar (Ortiz, 2015). 

En este sentido la mente humana se convierte en una construcción de la estimulación exterior nacida de una relación entre el signo, el significante y el significado propio.  

     “El poder se ejerce construyendo significados en la mente humana mediante los     procesos de comunicación que tienen lugar en las redes multimedia de comunicación     de masas, así como en los nuevos procesos de auto comunicación de masas. Por tanto, la comunicación del significado es una fuente importante del poder social, debido a     que los medios de comunicación troquelan la mente humana, aunque ésta siempre tenga libertad de opinión, expresión y decisión” (Echeverría, 2011). 

     Indudablemente la mente humana actual valora la información, pues ella genera conocimiento, lo que a su vez genera poder, pues la sociedad se ha convertido en una gran red global donde todos dependen de todos, pero éstos se tornado favorable solo para quien más tiene, pues los medios y la información lo auspician los dueños de grandes capitales. Si esto se aplica de manera ética, la comunicación en redes colaborativas generará conocimiento y empoderará a poblaciones que históricamente han sido marginadas, tal el caso de alumnos de comunidades mayas bilingües como las que se describen y analizan a continuación partiendo del contexto interno y externo, y tomando en cuenta conceptos clave de los que los colaboradores tendrán que apropiarse y compartir entre ellos: administración, aprendizaje, aprendizaje organizacional, aptitudes, capacitación, desarrollo personal, gestión empresarial, inteligencia emocional, liderazgo, modelos mentales, negocios, planificación, relaciones personales y  teoría de sistemas. Empoderarse no es pintar bardas es saberse capaz, competente de resolver los problemas del entorno, poder entre todos cazar el mamut y horadar la piedra para construir la cueva que será refugio y hogar. 

  1. Contexto 

1.1. Contexto socio económico y cultural 

     Geografía: El Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 14 (CBTA No. 14), está ubicado en la ciudad de Tizimín, Yucatán, cabecera del municipio con el mismo nombre que se encuentra a 15 m snm y con coordenadas Longitud 88 ° 17’01.68 “W a 87 ° 31’59.16” W, Latitud 20 ° 55’32.52 “N a 21 ° 34’18.84” N; a una distancia de 1 492 km de la Ciudad de México, 197 km de Cancún, 167 km de la ciudad capital del estado, Mérida, 89 km de Chichén Itzá, 54 km de Río Lagartos y 50 km de Valladolid. 

  De acuerdo con la clasificación climática de Koppen modificado por García (1981), al área le corresponde clima tipo Aw1, zona de clima cálido sub húmedo con lluvias en verano. La temperatura media es de 26.50 C, la precipitación media anual es de 1200 mm. (Gamboa-Mena, J.V., y Magaña-Magaña, M.A., y Rejón-Ávila, M., y Pech Martínez, V.C. 2005; p.80) 

 Indicadores sociodemográficos:   

Su población es de 82672 habitantes   La cabecera, ciudad de Tizimín y es la cuarta ciudad con mayor número de habitantes (Censo de población y vivienda, 2010), en el municipio. Los alumnos foráneos a los que ofrece sus servicios provienen de las comunidades de Sucopo y Tixcancal que pertenecen al municipio de Tizimín y es el colegio de Bachilleres que se encuentra más cercano.  

El 70% de la población del municipio enfrenta pobreza y carencias de distintos tipos, entre las cuales se pueden mencionar falta de acceso a servicios educativos y de salud; rezago educativo, carencia de vivienda digna; pues algunas personas tienen casas con pisos de tierra y elaboradas con materiales de mala calidad y  otros tienen un espacio limitado  y    carencia de servicios básicos en sus viviendas, lo cual se acentúa en el interior del municipio; en el caso de Socopo y Tixcancal se acentúa la vulnerabilidad y es más notable en el sector educativo que permite dimensionar la problemática educativa ya que casi aproximadamente 1500 personas con 15 años o más hasta 2010 tenían educación básica incompleta, además de que  “El grado promedio de escolaridad de la población de 15 años o más en el municipio era en 2010 de 6.5, frente al grado promedio de escolaridad de 8.2 en la entidad”. (CONEVAL,2010). Figura 1.  

  Fígura 1. Indicadores de pobreza y vulnerabilidad del municipio de Tizimín. (CONEVAL, 2010). 

En 2015 el grado promedio de escolaridad en personas en edad de acudir al bachillerato (15-24 años) era del 7.1. ya en 2020 el porcentaje de personas que contaban con educación media superior era del 19.2, lo que significa un porcentaje muy bajo en relación a la media. 

El porcentaje de deserción escolar a nivel bachillerato en Yucatán es de alrededor del 29%; la media nacional es del 30%, indicó Linda Basto Ávila, directora de Educación Media Superior de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán ( SEGEY) 

Sus actividades económicas son diversas e importantes en los sectores agropecuario, forestal, turístico y pesquero. Es importante mencionar que su producción de leche y huevo son de gran importancia a nivel estatal y aún del vecino estado de Q. Roo. La infraestructura carretera educativa, y hotelera es amplia. Aunque a “ vuelo de águila” pudiera considerarse una población con gran desarrollo contrasta con la gran marginación y vulnerabilidad, debido a la segregación a que han sido objeto desde la época la etnia maya, caso que se repite en la mayoría de la población en Yucatán y México (Bracamonte y Sosa, y Lizama, 2003);  puesto que los dueños de los medios de producción y del capital son unos pocos y existe sobre todo en las comunidades indígenas como Sucopo y Tixcancal, carencia de servicios de buen nivel  como en los sectores de salud y educativos, por lo cual los pobladores   tienen que viajar  o migrar para tener mejores oportunidades, un contexto complicado , sin duda porque se trata de “ dos Tizimines”, el que no enfrenta carencias y otro que tiene una población altamente vulnerable que depende para su supervivencia de los programas sociales y del trabajo informal. 

 Costumbres y tradiciones: Su feria, celebrada a fines diciembre y que culmina el 6 de enero aproximadamente, es importante a nivel estatal a ella acuden que acuden miles de personas, lo cual favorece una amplia derrama económica. La zona circundante es el principal productor de carne bovina en el estado de Yucatán.  (Gamboa-Mena, J.V., y Magaña-Magaña, M.A., y Rejón-Ávila, M., y Pech Martínez, V.C. 2005; p.80) La zona circundante a la ciudad es considerada como una región clave en el sector primario yucateco, pues en ella se encuentra cerca de las dos terceras partes de la producción ganadera de la entidad, por lo cual el CBTA 14 ofrece carreras que dan respuesta a las necesidades de producción de la población. 

1.2. Características del centro escolar y recursos disponibles 

     Las escuelas tecnológicas agropecuarias en la ciudad de Tizimín se establecen desde el sexenio de Luis Echeverría Álvarez. Actualmente las denominaciones han cambiado a EST, CBTA e ITT. El CBTA No. 14 fue creado en el mes de septiembre de 1973.  Su primer director fue el Técnico Noé Antonio Peniche Patrón. La matrícula inicial fue de 96 alumnos, de los cuales 50 pertenecían a la especialidad de Técnico Agropecuario y 46 de Administración de Empresas Agropecuarias.  

     Acontecimientos importantes son parte de la historia del plantel, como la visita de la Reyna Isabel II de Inglaterra a sus instalaciones para inaugurar el auditorio y los talleres de agroindustrias; en este evento acompañaron a la Reyna Isabel II el presidente de la República, Luis Echeverría Álvarez, el gobernador de Yucatán, Carlos Loret de Mola Mediz y el presidente municipal de Tizimín, Carlos Alamilla Rodríguez. El gobernador Víctor Correa Rachó y el embajador de Israel en México fueron otros connotados visitantes (PORESTO) 

     El centro escolar desde hace 40 años destaca a nivel nacional por su calidad en la producción porcícola, lechera y su agroindustria. La leche pasteurizada, quesos y otros derivados lácteos, sus jamones, salamis y mortadelas, así como la industrialización de frutas y hortalizas, han sido a nivel nacional su carta de presentación durante muchos años.  

El Instituto Tecnológico de Tizimín durante casi 5 años utilizó las instalaciones del CBTA No. 14 en el turno vespertino, en 1981 se trasladó sus propias instalaciones. (CBTA No. 14, Sitio WEB) 

     El CBTA No. 14 posee excelente oferta académica con especialidades adecuadas al entorno, como ofimática, desarrollo comunitario, administración para el emprendimiento agropecuario y explotación ganadera.; además cuenta con las mejores instalaciones para el desarrollo académico y profesional de los estudiantes. 

Se dispone de aulas con aire acondicionado, biblioteca, centro de cómputo, talleres de producción, unidad de producción bovina, ovina, porcina, y animales de especies menores, laboratorio de Microbiología y Química, instalaciones deportivas, áreas verdes y cafetería 

1.3. Profesores y alumnos implicados en el proyecto 

     El grupo elegido es el tercero “B” con la especialidad de explotación ganadera, tiene 38 estudiantes matriculados en una plataforma virtual: (“Mi Curso CBTA 14”. WEB) de los cuales 24 son hombres y 14 son mujeres; de los cuales la mayoría radican en la ciudad de Tizimín y una menor proporción en comunidades como Tixcancal y Sucopo las cuales son comunidades de menos de 2500 habitantes y se encuentran catalogadas de acuerdo a CONAPO, en el nivel de alta marginación. La edad de los estudiantes oscila entre los 15 – 17 años. Cerca del 52% del grupo se dedica a labores ganaderas o agropecuarias junto con sus familias; el otro porcentaje se dedica a actividades mixtas como las ventas o solamente a sus estudios. Del total el grupo, solamente el 73.69% tuvieron la oportunidad de integrarse a las clases en línea y cumplir con todas las actividades proporcionadas por los docentes. 

     En las distintas actividades elaboradas y entregadas se observa que los estudiantes tienen diferentes habilidades desarrolladas para la resolución de problemas; habilidades que son indispensables para la comprensión de los temas contemplados en sus actividades educativas. 

     Para Howard Gardner (1995), es importante destacar las capacidades simbólicas del ser humano en la comprensión de la inteligencia, que implica la habilidad necesaria para resolver un problema o para elaborar productos que son importantes en un contexto cultural, en este sentido, entre las inteligencias identificadas en el 73.69% los estudiantes se encuentra la inteligencia lógico – matemática, ya que los estudiantes tienen facilidad para interpretar problemas y resolverlos; inteligencia espacial para manejar planos y mapas; y sobre todo la inteligencia naturalística pues en las actividades enfocadas en su área que involucra el manejo de ciertos animales como vacas, toros, becerros, cerdos y conejos, así como plantas (siembra, riego e injertos) muestran gran interés y este es aún más notorio cuando las actividades de otras asignaturas son involucradas en dicha área de especialidad. 

     En lo que se refiere al trabajo en línea de los jóvenes, el CBTA 14 institucionalizó un espacio en la plataforma digital Moodle, por lo que los estudiantes tuvieron la oportunidad conformar a pequeña escala una estructura social denominada “sociedad red” que de acuerdo a Castell (2002), “es una estructura formada por redes de información alimentada por las tecnologías de la información características de la sociedad informacional”. Esta sociedad Red, tiene como característica principal el empoderamiento de los flujos de recursos de información, restándole poder a las instituciones políticas como pudiera ser considerado en este caso la institución educativa, sin embargo, contrario a sentirse empoderados, los estudiantes se vieron afectados por estar fuera del entorno escolar, entorno al que se encontraban acostumbrados y fueron expulsados sin previo aviso, obligándolos a trabajar en un entorno completamente digital al que no estaban acostumbrados a pesar de manejar redes sociales y otros materiales digitales para su entretenimiento, presentando serios problemas de adaptación que repercutieron en su desempeño escolar. 

     Lo anterior es considerado una sociedad del miedo, la cual se manifiesta cuando nuestra vida depende demasiado de factores exógenos a nuestra persona y por ende fuera de nuestro control, y al que la sociedad Red es más propensa debido a que es un entorno social que carece de identidad y se encuentra en constante cambio, lo que implica un cambio de identidad personal y social dinámico. Este miedo es considerado hasta cierto punto normal, y se debe aprovechar para que los estudiantes analicen cautelosamente los factores que influyeron en su desempeño y poder hacerles frente de manera conjunta e informada (Fernández-Carrión, 2008). 

    Dos de los docentes involucrados en el proyecto son de la asignatura de matemáticas, por lo que se puede mencionar han desarrollado la inteligencia Lógico- Matemática, uno de ellos resulta con el mayor porcentaje de desarrollo de la inteligencia lingüística e interpersonal, lo cual puede ser muestra de un equipo interdisciplinario óptimo para el abordaje del proyecto de manera sistémica y con enfoque de la complejidad. 

  1. Metodología 

La completa integración de las partes involucradas en el contexto es un factor clave para el logro de los aprendizajes formales de los alumnos de una institución; de tal forma que las autoridades educativas, los docentes, los estudiantes, padres de familia y la comunidad, se encuentren plenamente involucrados en mejorar el sistema, teniendo siempre en consideración que el proceso y desarrollo del mismo es para el beneficio de la comunidad en general; lograr que todos los involucrados colaboren es una tarea un tanto compleja, ya que existen diferentes temas y actividades de interés; por lo tanto es indispensable que las actividades que se presenten, sean analizadas y aplicadas por personas que estén dispuestas a trabajar en una organización.  

De acuerdo con Parsons (1968): 

El sistema social es, por tanto, una entidad muy compleja. Como organización de intereses, actividades y compromisos humanos, debe verse como un sistema y en una perspectiva funcional. Esta es la clave de sus líneas de organización, sus modos de diferenciación y su integración. Un sistema de este tipo puede considerarse tanto como una estructura como un proceso, en diferentes aspectos y para diferentes propósitos científicos. Estructuralmente, hemos sugerido que existe una doble base para sistematizar la diferenciación y la variación: la interna al propio sistema social primario y la involucrada en sus relaciones con sus entornos primarios, analizada con referencia al sistema general de acción. Procesalmente, las categorías de análisis deben seguir e integrarse con las de estructura. Sugiere que, dada la posición central del lenguaje como definitivo de la sociedad humana, los medios simbólicos de intercambio más diferenciados y especializados constituyen el esquema maestro para el análisis sistemático de los procesos del sistema social (p. 472). 

Para que este proyecto pueda ser llevado a buen término, es necesario que todos los elementos que integran el proyecto puedan participar efectivamente, es indispensable que todos los involucrados desarrollen el sentido de comprensión, empatía; sobre todo pensar y tener siempre en mente que cada individuo forma parte importante de la organización social y si bien cada uno tiene sus propias ideas y propuestas, es necesario lograr acuerdos que sean benéficas para el proyecto. Algunos tendrán que cambiar sus paradigmas y abrir sus mentes para alcanzar los objetivos planteados. 

Según Habermas (1971) “la ciencia social crítica intenta determinar cuándo los enunciados teóricos captan regularidades invariantes de la acción social como tales y cuándo expresan relaciones de dependencia ideológicamente congeladas que en principio pueden ser transformadas” (p. 170). 

Lograr un cambio positivo en un grupo de estudiantes , un salto dialéctico, cambio cualitativo o  desarrollo  es sin duda una tarea muy importante y un tanto complicada para el docente, pues involucra cambios en la forma de pensar y actuar de los estudiantes, conseguir estos cambios en ellos genera un mejor ambiente para trabajar y por su puesto tiene consecuencias positivas para su aprendizaje; mediante la colaboración de los individuos que rodean al estudiante (docentes y padres de familia) se pueden lograr grandes cosas. 

Para Mead (1934) “la psicología social está especialmente interesada en el efecto que tiene el grupo social en la determinación de la experiencia y la conducta del miembro individual” (p. 1). 

En efecto, las personas son seres que fueron creados para vivir en grupos e interactuar entre ellos, de modo que, con el paso del tiempo, todos sean capaces de aprender y tener nuevas y mejores habilidades, que sean indispensables para la vida diaria; esto es lo que los estudiantes aprenden en un aula, además de sus asignaturas, también aprender acerca de la vida, a como ser y responder ante distintas situaciones. Es entonces que es muy importante que exista interacción entre el individuo y la gente que le rodea, en el caso de un estudiante, esta interacción se encuentra entre los docentes, autoridades educativas, padres de familia y sus propios compañeros de clase. 

Blumer y Mungy (1992), señalan que “el interaccionismo es un producto social, una creación que emana de y a través de las actividades definitorias de los individuos a medida que éstos interactúan” (p. 30). 

Es la misma interacción entre los individuos la que produce una acción de parte de los demás, es decir, que cada integrante genera un acto consecuente hacia los demás. Ahora bien, la interacción simbólica es cuando todos los individuos implicados tienen un rol que es importante para las acciones finales. 

Para Blumer y Mugny (1992): 

Como individuos que actúan individual o colectivamente, o como agentes de una organización determinada que entra en contacto con otra, las personas se ven necesariamente obligadas a tener en cuenta los actos ajenos en el momento de realizar los propios. La ejecución de tales actos implica un doble proceso: el de indicar a los demás el modo en que deben actuar y el de interpretar las indicaciones ajenas (p. 31). 

Por todo lo anterior se opta por la metodología a base de proyectos (ABP) la que puede integrar de manera transcompleja diversas asignaturas y favorece el trabajo colaborativo en el aula. 

 |2.1. Objetivos del proyecto 

Objetivo general 

Aplicar la teoría de las organizaciones inteligentes en la elaboración de un decálogo colaborativo de estrategias de aprendizaje a distancia  por medio de una infografía. 

Actualmente en el CBTA 14, de Tizimín, las clases con sus estudiantes se realizan de manera virtual, de tal forma que la interacción entre docentes, estudiantes y padres de familia es  limitada, ya que la colaboración se realiza por medio de una plataforma Moodle, WhatsApp y en algunas ocasiones por medio de Facebook; por lo que la intención del personal docente es conocer cuáles son las estrategias que implementaron los estudiantes para lograr con éxito su participación en clase y por lo tanto mejorar su aprendizaje durante la pandemia. Para esto, en equipos de 5 personas, los estudiantes deberán investigar en diversas fuentes, estrategias de estudio para el trabajo en línea, identificando las estrategias que ellos utilizaron y que les sirvió para poder obtener aprendizajes a pesar de la distancia, con las estrategias identificadas, deberán llevar a cabo la construcción de una infografía digital, en la que los estudiantes expongan  las estrategias que utilizaron para alcanzar su meta; dicha infografía se podrá realizar a través de una herramienta digital en la que podrán crear un diseño en tiempo real y con todos los integrantes del equipo, al ser de forma digital, ésta se puede trabajar desde casa en una computadora, celular o Tablet, aprovechando así las ideas y la creatividad de todos los integrantes. 

Una infografía digital permitirá que las personas, en este caso los estudiantes y docentes, comprendan de manera rápida y sencilla las estrategias utilizadas a lo largo del semestre, logrando que dicha información tenga un impacto positivo y efectivo, al ser plasmada a través de ilustraciones y esquemas, y no solamente con texto. Teniendo en cuenta la importancia de la colaboración en grupo y de la valoración de alteridad, del otro, del aprender a convivir, uno de los 4 pilares de la educación y de la importancia de las emociones en el aprendizaje se pretende lograr que los alumnos sientan el trabajo como propio y plasmen sus propias estrategias utilizadas a la par que las investigadas y las comparen para así tener una referencia tanto conceptual como de su mundo vivido y percibido y se convierta en su mundo transformado 

Objetivos específicos 

Reconocer las estrategias de éxito que los alumnos llevaron a cabo distancia 

Investigar estrategias de aprendizaje a distancia 

Narrar de manera clara y coherente estrategias utilizadas que le fueron de utilidad y éxito 

Comparar las estrategias propuestas por los profesores, las investigadas y las propias. 

Analizar la información recabada 

Socializar la información obtenida. 

Redactar en lenguaje coherente y apropiado los hallazgos obtenidos. 

Mejora continua a través de medios y recursos digitales como Mentimeter y Google Forms. 

2.2. Organización de espacio y tiempos 

Construir una infografía requiere de una serie de actividades que los estudiantes deben organizar de acuerdo al diseño que tengan en mente, al utilizar una herramienta digital que permite un entorno interactivo, se puede hablar de un espacio virtual que permite la construcción de la infografía desde casa, facilitando el trabajo sincrónico y asincrónico que garantiza el trabajo de todo el equipo. 

2.3. Actividades realizadas y recursos empleados 

Las actividades realizadas por los estudiantes divididos en equipo de 4 alumnos (hombres, mujeres, 2 alumno de bajo aprovechamiento, dos de nivel medio y uno de nivel avanzado. También que puedan tener inteligencias múltiples, todo lo anterior en base a diagnóstico 

  1. Investigar en diversas fuentes la definición estrategias y técnicas de aprendizaje. 
  2. Identificar las estrategias y/o técnicas que ellos usaron. 
  3. Realizar un comparativo entre unas y otras estrategias (las que resultaron más efectivas y las que les costaron más trabajo)  
  4. Explicar brevemente la importancia de utilizar una u otra estrategia para el aprendizaje en línea. 
  1. Presentar los resultados obtenidos antes y después de aplicar sus estrategias.  
  2. Consensuar específicamente, los medios, las estrategias y/o técnicas que utilizaron y desean compartir en la infografía. 
  3. Plantear algunas preguntas para los lectores de la infografía (¿Cuáles han utilizado y cuáles les sirvieron más?). 
  4. Enlistar algunos trucos y/o consejos para mejorar su aprendizaje en línea.  
  5. Determinar el estilo en el que desean presentar la información (organizadores visuales, esquemas, tipo de imágenes y/o texto) 
  1. Elaborar la infografía. 
  2. Socializar la infografía realizada con otros estudiantes y docentes a través de sus redes sociales. 

 Debido a que los estudiantes harán uso de vídeos tutoriales, bibliotecas virtuales, textos digitales, páginas Web, redes sociales, entre otros. Los recursos a utilizar son digitales, gratuitas y se encuentran al alcance de todos, estas herramientas se complementarán con el uso de un programa específico para crear infografías, que de acuerdo con Yo profesor (2019), algunos de estos programas pueden ser: 

  1. Easel.ly: Se trata de una de las plataformas más conocidas para crear infografías gratis. Easel.ly dispone de un buen número de plantillas y recursos con los que podrá elaborar su infografía sin coste. 
  2. Piktochart: Es una de las plataformas para hacer infografías que más reconocimiento está teniendo en redes sociales. Puede elegir entre una versión de pago y otra para hacer infografías gratis que, pese a contar con menos opciones, tiene un buen comportamiento y permite elaborar una infografía de una manera muy intuitiva. También dispone de una APP para descargar en IOS. 
  1. Google Chart Tools: es una herramienta de Google, la cual, está enfocada en la creación de gráficos de barras o de tarta y es muy útil para empresas, requiere un poco de tiempo y paciencia en crearlas por su complejidad en el manejo de la plataforma, que es algo normal en los programas que se refieren a la estadística y el data. 
  2. Canva: Es una plataforma que permite crear infografías online y que dispone de una versión gratuita con la que puede hacer su infografía con una serie de herramientas en las que, ante todo, importa la calidad y la adaptación total para difundir en redes sociales como Facebook o Twitter.  
  3. Creately: Es una plataforma para hacer infografías online, aunque mucho más sencilla de manejo. Dispone de una versión de pago y otra gratuita; sin duda la cantidad de herramientas o recursos disponibles se encuentran en la versión de paga. 
  4. Venngage: Permite crear infografías de forma gratuita con su versión free en la que podrá descargarse y usar 30 plantillas diferentes de infografías, muy útiles y de calidad. Es una herramienta muy interesante y fácil de manejar. 
  5. Visme: Con esta plataforma online el alumno podrá crear presentaciones online e infografías. El registro es fácil y gratuito. Puede hacerlo de forma directa a través de su perfil de Facebook o su cuenta de Google. 
  1. Genial.ly: ofrece la posibilidad de hacer una infografía interactiva y puede incorporarle contenido oculto que se despliega cuando el usuario interactúa con la infografía. Solo tiene que registrarse, con su perfil de Facebook, y podrá acceder a su versión gratuita. 
  2. Producto final: DECÁLOGO DEL TRIUNFO con diez puntos o máximas para tener éxito en las asignaturas a distancia. 

Con un slogan inventado por ellos mismos, por ejemplo: 

“Cómo sobrevivir sin el maestro” 

“¡Auxilio, no quiero desertar!” 

2.4. Roles de profesores y alumnos 

El rol del profesor en este proyecto, será el de guiar, estimular y retroalimenta, acompañar en un modelo horizontal donde le sea compartida la plataforma de trabajo para poder editar y poner comentarios sin imponer, sólo el de ser uno más que se suma al trabajo, supervisando y también propiciando la sana convivencia con   los estudiantes a fin de valorar y favorecer la construcción del   aprendizaje, además de evaluar el desempeño individual y grupal obtenido. Por ende, el estudiante deberá tener un rol más activo al acostumbrado, es decir, deberá ser independiente del docente con capacidad de autogestión, que se refleje a través de la autodisciplina y el autoaprendizaje, deberá hacer uso del análisis crítico y reflexivo de la información que indague, así como mantener una predisposición positiva al trabajo colaborativo, que le permita tomar conciencia de las consecuencias de sus acciones, ya que de acuerdo con Mead,  los actos individuales de cada sujeto implican una conducta social que repercute tanto en el individuo como en cada miembro del grupo (citado en Perlo, 2006). 

2.5. Apoyo a las familias 

El desarrollo de los jóvenes se da principalmente en dos espacios que resultan determinantes en cuanto a su crecimiento y socialización. Uno de ellos es la escuela, pero el primero y más importante es la familia, espacio donde se lleva a cabo el aprendizaje básico como los valores y las normas de conducta que guían las futuras acciones de cada ser humano. 

Por lo tanto, se puede decir que el proceso educativo requiere de la colaboración activa de los padres de familia para llevar exitosamente el proceso de aprendizaje, no únicamente por que es ahí donde los jóvenes aprenden disciplina y responsabilidad entre otras características necesarias para la educación en línea, sino que, además, ahí se les puede motivar de acuerdo al significado que la familia le proporcione a conseguir cierto grado de educación, ya que de acuerdo con Blumer (1982), el significado que cada individuo le da a las cosas, es una consecuencia de la interacción social, y este, dirige sus acciones hacia dichas cosas de acuerdo con el significado que tienen para él.  

Específicamente en este proyecto, y debido a que el trabajo se hace desde casa, para mejorar este proceso, se considera importante que los estudiantes también compartan su trabajo e ideas con el núcleo familiar, pues de ahí pueden obtener las primeras impresiones de su trabajo, motivándolos a realizar las primeras correcciones antes de presentar la versión final. Es preciso como organización inteligente se haga un monitoreo de los efectos de su actuar y de la viabilidad de su proyecto por lo cual deberán someter a las redes de que ellos dispongan su trabajo final a fin de mejorarlo, es decir, podrán proponer aplicar un Google Forms o una herramienta de gráficas estadísticas como Mentimeter, para obtener la aceptación de sus propuestas, lo que implica la base de dichas organizaciones” aprender del contexto y aprender a aprender”  

  1. Evaluación 

3.1. Sistema de evaluación del aprendizaje 

 En el sistema educativo existen diferentes métodos para identificar los logros y aprendizajes de los estudiantes, las evaluaciones se emplean para conseguir datos relevantes acerca de los estudiantes, esta información sirve para determinar las acciones correspondientes y necesarias para mejorar en algunos aspectos y que estos influyan positivamente en el procesos de enseñanza – aprendizaje; por lo que es de vital importancia que las evaluaciones que se lleven a cabo sean efectivas y adecuadas de acuerdo al objetivo. 

De acuerdo con Ander-Egg (2000): 

La evaluación es una forma de investigación social aplicada, sistemática, planificada y dirigida; encaminada a identificar, obtener y proporcionar de manera válida y fiable, datos e información suficiente y relevante en que apoyar un juicio acerca del mérito y el valor de los diferentes componentes de un programa (tanto en la fase de diagnóstico, programación o ejecución), o de un conjunto de actividades específicas que se realizan, han realizado o realizarán, con el propósito de producir efectos y resultados concretos; comprobando la extensión y el grado en que dichos logros se han dado, de forma tal, que sirva de base o guía para una toma de decisiones racional e inteligente entre cursos de acción, o para solucionar problemas y promover el conocimiento y la comprensión de los factores asociados al éxito o al fracaso de sus resultados (p. 31). 

Por lo anterior en este trabajo se recurre a un enfoque mixto que contempla tanto la evaluación educativa como la evaluación de la institución inserta en un entorno cultural (contexto) 

A) Evaluación de los aprendizajes: Se recurre a un enfoque mixto de la evaluación educativa:  la evaluación formativa en base que se toman en cuenta los tres momentos de la evaluación (diagnóstica, formativa y sumativa) y una evaluación desarrollista que promueve el uso de la metacognición y propugna por evaluar a partir de los conocimientos previos, es decir promueve la autogestión de la evaluación. Evaluación diagnóstica, formativa y sumativa (momentos), autoevaluación, coevaluación y hetero evaluación. (ver anexo 1) 

B) Evaluación del proyecto 

1.- Viabilidad. Es viable ya que corresponde al nivel, grado, competencias a desarrollar en base a currículum del bachillerato, perfil de los profesores,  

2.-Impacto social: Será importante para el mejoramiento de las competencias para la vida, genéricas y disciplinares, entre ellas: aprender a aprender y aprender a convivir, aprender a ser, aprender a ser. 

3.- Calidad y logros: Proyecto con alta calidad pues se desarrollan habilidades del pensamiento superiores. 

4.- Personal implicado: 

 Profesores con Inteligencias Múltiples; Lingüística, espacial, naturalista, interpersonal, intrapersonal y lógico matemática. Poseen Competencias: digitales, aprendizaje permanente. Colaborativos, proactivos, responsables, comprometidos,  preparación profesional en el campo disciplinar a intervenir. 

Alumnos: Nativos digitales, en su mayoría cuentan con las herramientas tecnológicas, grupo participativo y responsable. Inteligencias múltiples; Lingüística, espacial, naturalista, interpersonal, intrapersonal y lógico matemática y corporal. 

 Padres de familia: 40% bilingües aproximadamente, clase obrera o trabajadora, interesados en el aprendizaje de sus hijos y su superación. Poca participación o colaboración porque en proyectos anteriores no se les tomaba en cuenta. Proporcionan los recursos tecnológicos a sus hijos. 

3.2 Calidad de las tareas e interés de los recursos digitales 

Evaluar las actividades o tareas que un grupo realiza es una parte del proceso enseñanza – aprendizaje que no debe ser omitido y al que se le debe dar mucha importancia al momento de realizarlo, ya que es por medio de la evaluación de las actividades realizadas, que el docente logra conocer o comprender de qué forma y que tanto un estudiante adquirió los conocimientos o bien logro un camino en la percepción de algún tema. Para llevar a cabo la evaluación de las actividades, es necesario considerar algunos elementos como los parámetros e indicadores, dichos elementos, para determinar la calidad de las actividades se toman en cuenta algunas particularidades o rasgos. 

En este caso, se evaluarán las actividades que los estudiantes realizaron para identificar las estrategias que funcionaron adecuadamente en cada momento de su aprendizaje en línea y de qué manera estas estrategias fueron integradas en la infografía que elaboraron en equipos. 

Para García Valcárcel y Hernández (2013) 

La metodología de aprendizaje colaborativo apoyado en el uso de las tecnologías ha tenido un fuerte desarrollo en el ámbito educativo. Además, toda la investigación que se ha generado en los últimos años sobre el CSCL (Computer Supoorted Collabortive Learning), definido como un tipo de trabajo en conjunto, basado fundamentalmente en la sinergia que se establece entre los participantes para conseguir objetivos comunes de aprendizaje, mediados por el empleo del ordenador, ha contribuido a la reflexión sobre un tema con una enorme proyección didáctica (p. 42). 

3.3. Valoración del proyecto por los estudiantes 

La metodología propuesta surge de un trabajo con enfoque de estudio de caso, sin embargo, para los estudiantes se presenta un proyecto cuya estrategia metodológica se basa en el Aprendizaje Colaborativo. De esta manera, se espera que la valoración de los estudiantes se presente en torno al aprendizaje adquirido, la experiencia del trabajo colaborativo en línea, (autoevaluación, ver anexo 1) la coordinación del profesor a distancia.  y las herramientas digitales usadas.  

Por lo anterior, se pretende diseñar un instrumento cuyos reactivos de escala Likert hagan referencia a las categorías antes mencionadas, además de agregar 4 ítems abierto en el cual los estudiantes puedan indicar el aspectos más negativo y positivo en relación a cada una de las categorías propuestas; y un apartado para indicar el porcentaje en el que consideran que cada uno de sus compañeros ha trabajo en pro de la actividad, de esta manera, la valoración final del equipo en función de su opinión sobre la competencia de trabajo colaborativo asumido por cada uno de los miembros del grupo, podría contribuir a una compensación en la calificación individual.   

3.4. Valoración del proyecto por los profesores y la sociedad de redes 

Evaluar las actividades que los estudiantes elaboran día con día en el aula es una labor que requiere de distintas herramientas que sean confiables y eficaces, también se consideran importantes las autoevaluaciones y las evaluaciones entre pares. Para la valoración de ciertas actividades como las infografías se pueden utilizar herramientas como las rubricas, ya que estas facilitan a los estudiantes los elementos que se requieren y se deben entregar al docente, además de que al finalizar se le proporciona al estudiante una retroalimentación de la evaluación. 

Las rúbricas, según la definición de Díaz-Barriga (2004) “son escalas de evaluación que nos permiten graduar el grado de experticia de un sujeto durante el desempeño de una determinada tarea” (p. 51).  

3.5. Competencias adquiridas por los estudiantes  

En lo que se refiere a las competencias adquiridas por los estudiantes, debemos considerar las Competencias Genéricas y las disciplinares básicas, que tal y como establece el Acuerdo secretarial número 444, las primeras se refieren a aquellas competencias que por su relevancia para la vida y para la adquisición de otras competencias, es necesario que sean desarrolladas por todos los estudiantes de bachillerato, sin importar la asignatura que estén estudiando, ya que estas, les permiten una mejor comprensión del mundo que los rodea y por tanto, la capacidad de poder influir de manera positiva en él. Las segundas, son consideradas necesarias en áreas específicas del conocimiento y proporcionan una base común de dicha área a todos los estudiantes egresados del nivel medio superior en México.   

En este sentido, la actividad propuesta, no pretende ser exclusiva del área de matemáticas, por lo tanto, procura impactar directamente en las siguientes Competencias genéricas: 

  • Se conoce y valora a sí mismo y aborda problemas y retos teniendo en cuenta los objetivos que persigue.  

Se pretende que la anterior competencia se desarrolle durante el reconocimiento de las fortalezas y áreas de oportunidad que presenten al momento de enfrentarse al proyecto propuesto, identificando la necesidad de pedir apoyo cuando la situación quede fuera de sus capacidades, definiendo estrategias de acción basadas en un análisis crítico de sus decisiones y responsabilizándose de las consecuencias de sus decisiones. 

  • Escucha, interpreta y emite mensajes pertinentes en distintos contextos mediante la utilización de medios, códigos y herramientas apropiados. 

Se considera que esta competencia se desarrolle al compartir sus ideas con el grupo de trabajo de manera escrita, oral o a través de esquemas, haciendo uso de las tecnologías de la información y comunicaciones para obtener, analizar y socializar información.  

  • Sustenta una postura personal sobre temas de interés y relevancia general, considerando otros puntos de vista de manera crítica y reflexiva. 

Para desarrollar esta competencia, es necesario que los estudiantes estructuren coherentemente ideas y argumentos, obtenidos de la elección y discriminación efectiva de información, identificando a través de un análisis crítico, la que es verdadera de la que no, permitiendo que su punto de vista sea modificado a la luz de nuevas evidencias y la asimilación de nuevos conocimientos. 

  • Participa y colabora de manera efectiva en equipos diversos. 

Esta competencia se desarrolla al asumir una actitud constructiva, proponiendo soluciones, en un marco de respeto, al escuchar reflexivamente las ideas de sus compañeros y aportando puntos de vista para la solución de problemas o proyectos del equipo. 

 3.6 Competencias profesionales del docente 

Ante los avances tecnológicos que el mundo ha tenido a lo largo de los años, es indispensable que los docentes se mantengan actualizados para ofrecer educación de calidad a sus estudiantes y ante la situación que se vive mundialmente por la pandemia, los docentes deben aprender a manejar diversas herramientas tecnológicas, de tal forma que sea por estos medios la interacción con sus estudiantes.  

Un docente actual debe tener competencias tales como, saber utilizar las TIC, considerar diferentes tipos de trabajo y trabajo colaborativo, permitirle al estudiante ser el constructor de su propio aprendizaje, implicar en todo el aprendizaje diversos agentes como los padres de familia y la comunidad escolar y por supuesto, mantenerse enfocado en que existan varios procesos de enseñanza aprendizaje, logrando así que los estudiantes desarrollen sus inteligencias múltiples. 

Quintana (2010), afirma que una competencia digital implica el dominio de conocimientos (saber), habilidades (saber hacer), actitudes y valores (saber ser) que permiten a un docente ser eficaz en el dominio del manejo de la Tecnologías de la información y la comunicación. 

 TIC las de tipo técnico (saber), metodológico (saber hacer) y social (saber ser) (p. 111). 

 La coevaluación con la técnica análisis de desempeño con el instrumento lista de cotejo. 

La autoevaluación con la técnica análisis de desempeño, con el instrumento lista de cotejo. 

Heteroevaluación 

  • Del proyecto 
  • Por el profesor que diseña el instrumento como rúbrica y observación directa del proceso y producto; lista de control. 

Evaluación sumatoria 

33% AUTOEVALUACIÓN Y METACOGNICIÓN (AUTORREFLEXIÓN) 

33% COEVALUACIÓN POR EQUIPOS. (RECOMENDACIONES A LOS OTROS EQUIPOS) 

Heteroevaluación 33%. Calidad de los aprendizajes.  

Conclusiones 

Si el aprendizaje “no existe al margen de las relaciones sociales” como postula Lev Vigostsky, Vasco Uribe C. E., & Isaza de GilG. (2015); entonces es vital conocer el contexto en que se desarrolla el alumno (en el que ha tenido su serie de cambios cualitativos) para poder intervenir con una estrategia de éxito. Si las relaciones sociales se construyen a través del lenguaje que es ” la envoltura material del pensamiento” Vasco UribeC. E., & Isaza de GilG. (2015); entonces es preciso favorecer ambientes de interacción lingüísticos que permitan el aprendizaje de calidad es decir a profundidad y con resultados a la luz de la complejidad y las organizaciones inteligentes. 

Las organizaciones inteligentes aseguran una mayor eficacia. Son reconocidas en el ámbito empresarial al contemplar la unidad, el todo y cada una de sus partes como relevantes, las cuales explican y son fundamentales en conjunto de los resultados.  

Pese a lo anterior, los docentes estamos acostumbrados a culpar de los deficientes resultados a la poca preparación de los padres, a la pobreza indignante, a la “ barrera del idioma”,  a la falta de interés del alumno, a  la ansiedad que propicia la pandemia, a la necesidad del aprendizaje presencial,  a la falta de recursos y estrategias, al calor que hay en el aula, al sistema educativo, a los libros que contienen temas y problemas alejados de la realidad, a las evaluaciones estandarizadas, al currículo añejo y alejado de la realidad actual, al gobierno y sus reformas hechas desde un  escritorio, al director, al maestro de otra asignatura anterior que no desarrolla habilidades y destrezas que son básicas para que se comprenda una temática; lo cual no es del todo cierto o es una verdad a medias; sin reconocer que la educación es un sistema complejo, donde todos y cada uno de sus miembros son parte del todo; un todo que la suma de sus partes lo hacen sustancialmente diferente a cada una de ellas de manera aislada.  

Por lo tanto, se hace evidente que los profesoresy alumnos  deben dejar de trabajar de manera aislada, pensando que el método que aplica es el mejor, debido a que, si comparten sus estrategias con sus pares o implementan las estrategias de éxito de otros, opinando de manera desinteresada y apoyando con sus inteligencias múltiples podrían tener mejores resultados, propiciando un verdadero cambio en pro de una visión grupal y social.  

Consideremos que el ser humano es el principal activo de una organización y su conocimiento o capital intelectual es generador de riquezas, el personal deja de convertirse en un objeto o fuerza de trabajo sujeta a órdenes para convertirse en un ente pensante que contribuye al desarrollo de una organización. (Chávez y Torres, 2012.p. 102). 

Lograr lo anterior sin caer en la utopía no es fácil, pues dejar de lado el individualismo para someterse a una visión colectiva es una misión casi imposible, pues de acuerdo al sociólogo Talcott Parsons la sociedad industrializada ha sido la causante de esta visión restringida, que es ya parte de la cultura occidental. Girola, Lidia (1999) 

El aprendizaje colaborativo es constructor de símbolos y significados, es decir conocimientos que tienen un propósito, un valor en el contexto, una relación con el entorno, significan algo. El mundo de lo imaginario se hace más real mientras más rueda relacionarse con un significante conocido.  

El hombre desde el neolítico no ha cambiado, sigue siendo un “animal simbólico”. El símbolo tiene la capacidad de unir, vincular y crear alianzas en personas y grupos, (Barbeta, M; 2012. p. 165)    Los individuos, al tener elementos que comparten (que los unen de manera no jerárquica, con sus iguales), entre ellos un problema común, despliegan estrategias creativas, ya que la colaboración implica interacción, libertad, comunicación, reflexión, equidad, inclusión, democracia y corresponsabilidad para poder arribar al logro de las metas o soluciones.  Galindo, R. et al (2012).   Al docente toca tanto conocer los símbolos del contexto en un acercamiento antropológico y ser capaz de influir para crearlos.  

Consideraciones finales: Si duda un reto la aplicación del proyecto por tratarse del desarrollo de habilidades superiores del pensamiento en las que se tienen que resumir ideas y esquematizar para poner un orden dichas construcciones mentales. Esas habilidades son las que se pretende desarrollar  desde secundaria, pero no se logran a veces ni en nivel superior y de ahí la importancia de evaluar en qué medida van adquiriendo estas habilidades, es decir, sería interesante analizar bajo la lupa del rigor metodológico los hallazgos en cuanto los procesos de mejora. 

Bibliografía 

Ander-Egg, E. (2000). Valores para vivir. España: Aula de innovación educativa. 

Barbeta Viñas, Marc. (2015). El símbolo da qué pensar: esbozo para una teoría psicosociológica del simbolismo. Perspectiva cognitivo-afectiva, discurso e interpretación. Sociológica (México), 30(85), 163-196. Recuperado en 24 de febrero de 2021, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-01732015000200006&lng=es&tlng=es. 

Barrios, H. (2016). Neurociencias, educación y entorno sociocultural. Educación y Educadores, vol. 19, núm. 3, Universidad de La Sabana. Recuperado de: https://www.redalyc.org/jatsRepo/834/83448566005/html/index.html 

Blumer, H., & Mungy, G. (1992). Psicología social, Modelos de interacción. Estudio Preliminar y selección de textos. 

Bracamonte y Sosa, Pedro, & Lizama Quijano, Jesús (2003). Marginalidad indígena: una perspectiva histórica de Yucatán. Desacatos. Revista de Ciencias Sociales, (13),83-98. [fecha de Consulta 10 de febrero de 2021]. ISSN: 1607-050X. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=139/13901306  

Blumer, H. (1982). El interaccionismo simbólico: perspectiva y método. Barcelona: Hora. 

Bote, A. (2029).Desde el balcón, miradas libres  (2019). https://www.desdeelbalcon.com/3-de-cada-10-bachilleres-deja-la-escuela/ 

Castells, M., Giddens, A., y Touraine, A. (2002). Teorías para una nueva sociedad. Madrid, Fundación Marcelino Botín, ISBN: 84-95516-47-0. 

Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario número 14. WEB. https://cbta14.edu.mx/historia/ 

Chávez, N. y Torres, G. (2012). La organización inteligente en un ambiente de aprendizaje: una exploración de sus aspectos generales. AD-minister, (21),101-115. ISSN: 1692-0279. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3223/322327351007  

CONEVAL (2010). Informe anual sobre pobreza y rezago social. SEDESOL. Gobierno de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/47229/Yucatan_096.pdf 

Delors, J. (1996.): “Los cuatro pilares de la educación” en La educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión internacional sobre la educación para el siglo XXI, Madrid, España: Santillana/UNESCO. pp. 91-103. 

Díaz-Barriga, F. (2004). Las rúbricas: su potencial como estrategias para una enseñanza situada y una evaluación auténtica del aprendizaje. Perspectiva Educacional, 51-52.  

DOF. SEP. (2008) Acuerdo Secretarial número 444. Por el que se establecen las competencias que constituyen el marco curricular común del Sistema Nacional de Bachillerato 

 Echeverría, J. (2011). Reseña “Comunicación y Poder” de Manuel Castells. Espacio Abierto, 20(1),197-201. ISSN: 1315-0006. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=122/12218314009  

Fernández-Carrión, M. (2008). Control social en la sociedad red Nóesis. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades, vol. 17, núm. 33, pp. 84-114 Instituto de Ciencias Sociales y Administración Ciudad Juárez, México. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/859/85912926005.pdf 

Gamboa-Mena, J.V., y Magaña-Magaña, M.A., y Rejón-Ávila, M., y Pech Martínez, V.C. (2005). Eficiencia económica de los sistemas de producción de carne bovina en el municipio de Tizimín, Yucatán, México. Tropical and Subtropical Agroecosystems, 5(2),79-84. [fecha de Consulta 18 de febrero de 2021]. ISSN: Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=939/93950205 

Galindo, R. et al (2012). Acercamiento epistemológico a la teoría del aprendizaje colaborativo. UDGvirtual, revista Apertura. Vol. 4. Recuperado de: http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/index.php/apertura/article/view/325/290# 

García-Valcárcel, A., & Hernández, A. (2013). Recursos tecnológicos para la enseñanza e innovación educativa. Madrid: Síntesis.  

Gardner, H. (1995). Inteligencias Múltiples. La Teoría en la Práctica. Barcelona: Paidós. 

Girola, Lidia (1999). Talcott Parsons hoy: el individualismo institucionalizado y las asociaciones. Sociológica, 14(40),15-34. [fecha de Consulta 10 de febrero de 2021]. ISSN: 0187-0173. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3050/305026649007 

Habermas, J. (1971). Knowledge and Human Interest. 

León M., Roger, y Tejada G., Eberth, y Yataco T., Marco (2003). Las Organizaciones Inteligentes. Industrial Data, 6(2),82-87. [fecha de Consulta 10 de febrero de 2021]. ISSN: 1560-9146. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=139/13901306 

Mead, H. (1934). Mind, Self and Society. 

“Mi curso”WEB. Recuperado de: http://micursocbta14.com/moodle/login/index.php 

Parsons, T. (1937). The structure of social action.  

Perlo, L. (2006). Aportes del interaccionismo simbólico a las teorías de la organización Invenio, vol. 9, núm. 16, pp. 89-107.  Universidad del Centro Educativo Latinoamericano Rosario, Argentina. 

Profetics. (12 de Febrero de 2019). Yo profesor. Obtenido de https://yoprofesor.org/2019/02/12/8-recursos-para-disenar-infografias-gratuitas/ 

Quintana, J. (2010). Competencias en tecnologías de la información del profesorado. Interuniversitaria Tecnología Educativa, 86-114.  

Test de inteligencias múltiples. Psicoactiva.  Recuperado de: https://www.psicoactiva.com/test/educacion-y-aprendizaje/test-de-las-inteligencias-multiples/ 

TIZIMIN HOY. (2013) Celebra 40 años de existencia el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 14 de Tizimín, Yucatán. http://tiziminhoy.blogspot.com/2013/11/40-aniversario-del-cbta-no-14-de.html 

Vasco UribeC. E., & Isaza de GilG. (2015). PIAGET Y VIGOTSKY: DIFERENCIAS Y CONVERGENCIAS. Revista Educación Y Pedagogía14(33), 223-239. Recuperado a partir de https://revistas.udea.edu.co/index.php/revistaeyp/article/view/24803 

Zuluaga, B y Bonilla, D. (2005). EL PAPEL DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS PÚBLICAS EN LA ELIMINACIÓN DE LA POBREZA. Estudios Gerenciales, 21(97), 31-59. Recuperado de:   http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-59232005000400002&lng=en&tlng=es 

Listado de aplicaciones y páginas interactivas con enfoque colaborativo 

  1. Genial Lyhttps://www.genial.ly/es 
  2. Mentimeter. https://www.mentimeter.com/ 

ANEXOS 

ESCALA TIPO LICKERT PARA AUTOEVALUACIÓN 

Criterios Siempre Frecuentemente Casi nunca  Nunca 
¿Investigué en diversas fuentes la definición estrategias y técnicas de aprendizaje?      
¿Identifiqué las estrategias y/o técnicas que los demás integrantes del equipo utilizaron?      
¿Realicé un comparativo entre unas y otras estrategias (las que resultaron más efectivas y las que les costaron más trabajo)      
¿Realicé un comparativo entre unas y otras estrategias (las que resultaron más efectivas y las que les costaron más trabajo)      
¿Expliqué brevemente la importancia de utilizar una u otra estrategia para el aprendizaje en línea?      
¿Presenté los resultados obtenidos antes y después de aplicar las estrategias?      
¿Llegué a un consenso con mis compañeros de equipo sobre los medios, las estrategias y/o técnicas que se utilizaron y deseamos compartir en la infografía?      
¿Enlisté algunos trucos y/o consejos para mejorar mi aprendizaje en línea?      
¿Determiné en colaboración con mis compañeros de equipo el estilo en el que deseamos presentar la información (organizadores visuales, esquemas, tipo de imágenes y/o texto)?      
¿Elaboré la infografía en una plataforma digital colaborativa?      
¿Socialicé la infografía denominada “¿El decálogo “realizada, con otros estudiantes y docentes a través de sus redes sociales?      
Planteé algunas preguntas para los lectores de la infografía (¿Cuáles han utilizado y cuáles les sirvieron más?)      
¿Promoví valores como la honestidad, la disciplina, el respeto, la empatía, etc., durante el trabajo colaborativo?     

ANEXO 2 

Cuestionario 

Edad___________ 

Sexo___________ 

 ¿Estoy satisfecho con los resultados obtenidos en la infografía? Si ____  No____  ¿ por qué? 

¿Qué conocimientos, habilidades o actitudes pudieran mejorarse en mi equipo?

¿Tuviste alguna dificultad para ordenar, resumir o aclarar tus ideas en el esquema de la infografía? Describe brevemente las dificultades para sintetizar y priorizar las ideas en el decálogo. ( infografía)

¿Qué criterios propones para evaluar el proyecto que no hayan sido utilizados? 

¿Qué criterios propones eliminar de la evaluación ya que no corresponden al contexto o no permiten conocer los conocimientos, valores y actitudes alcanzados por tu equipo? 

¿Cómo evaluarías la pertinencia, y eficacia del acompañamiento del profesor en una escala del 1 al 5 donde 1 sea la menos pertinente y eficaz y la 5 la de mayor pertinencia y eficacia? 

ANEXO 3.  EJEMPLO DE INFOGRAFÍA 

Published by María Vargas

Profesora de Telesecundaria. Doctorante en Ciencias de la Educación. UNIVERSIDAD SANTANDER. Escritora de poemas, cuentos y obras de teatro. Madre de dos hijos y felizmente casada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: