LA IMPORTANCIA DE LA DIDÁCTICA

“La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa y que le permite, sin notarlo, ir tomando buena dirección”

Enrique Tierno Galván

            Este artículo se centra en la importancia de la didáctica y sus bases epistemológicas para la solución de los problemas presentes en el proceso docente, para lo cual se parte de su conceptualización Es importante; pues caracterizar su naturaleza. Las posturas epistemológicas contemporáneas de la didáctica, demuestran  su cabal importancia en los aspectos de construcción del saber para el mejoramiento social.  La formación del profesorado en cuestiones teórico-prácticas y científicas relacionadas con la didáctica ha sido una constante preocupación desde la época de Comenio y las posturas contemporáneas aducen su importancia basadas en la adecuación a las necesidades del cambio en la sociedad. Los fines de la educación, la profundidad en el conocimiento, la diversidad de las estrategias basadas en paradigmas como el humanismo y el cognitivismo, son fuentes para la toma de decisiones en momentos determinados del proceso intencional.

 Es preciso enfatizar que, independientemente de la epistemología de la didáctica en la que se centre la solución a la problemática del aula, lo más importante es su viabilidad, esto es; que el proceso sea adecuado al espacio-tiempo- finalidad- contenido-actores. 

            Los problemas docentes- educativos tienen una relación indiscutible con los problemas del género humano. Para darles solución se crean modelos:

También en la contemporaneidad existe un conjunto de problemas globales y de necesidades sociales generales, tales como, la supervivencia del género humano, en primer lugar, la conservación de los logros de la cultura creada por el hombre, la transformación y desarrollo hacia mejores condiciones de vida para toda la humanidad. Estos ponen su impronta en todos los modelos educativos de una u otra forma.

 John Dewey decía que la educación tenía la capacidad de resolver esos problemas, por lo cual su pensamiento pragmático demuestra su vigencia.

 Salmerón C., Ana María. (2016).

Enrique Tierno Galván, político e intelectual español. habla de una “buena didáctica”. Esto es una apuesta, sin duda ambiciosa que implica un reto; el reto de conocer, de saber elegir con habilidad y en la búsqueda de un preciado valor, la excelencia, en aras del desarrollo cognitivo y solución de los problemas docentes- educativos.

 La pregunta es: ¿cómo saber si se está aplicando una buena didáctica, aquella que solucione el principal problema, que logre el aprendizaje profundo, significativo, para la vida, para dar respuesta al encargo social? Para ello, es preciso partir del origen del término que, de acuerdo a Abreu, O.; Gallegos, M.; Jácome y Martínez, R.  (2017 ) “diaktiqué”, está  asociado al arte de enseñar.  Se sigue su rastro en el S.  XVI, en el primer intento de darle una luminosidad científica como ciencia de la educación en la obra de Comenius, el padre de la didáctica.

Comenio publicó en 1640 “La Didáctica Magna” y la divido en tres partes: Didáctica General, Didáctica Especial y Organización Escolar.  En esta obra reclamó la urgencia de buscar métodos de enseñar que alcanzaran la perfección. Comenio estableció tres principios básicos para el desarrollo didáctico: a) la Didáctica es una técnica y un arte, b) la enseñanza debe tener como objetivo el aprendizaje de todo por parte de todos, c) los procesos de enseñanza y aprendizaje deben caracterizarse por la rapidez y la eficacia, así como por la importancia del lenguaje y de la imagen.

La importancia de encontrar las bases epistemológicas de las estrategias educativas, con apego a la investigación científica -descubrir un modo-ya se vislumbraba en la Didáctica Magna, citado por Gonzáles, A. Y Soca, M. (1999)

“LA PROA Y POPA DE NUESTRA DIDÁCTICA  ha de ser investigar y hallar el modo de que los que enseñan tengan menos que enseñar, y los que aprendan, más que aprender; las escuelas tengan menos ruido, molestias y trabajo en vano, y más sosiego, atractivo y sólido provecho; la república cristiana, menos oscuridad, confusión y desidia y más claridad, orden, paz y tranquilidad” p.30

Menos que enseñar y más que aprender implica la autonomía, la indefectible menos educación tradicional del maestro que guarda las llaves del conocimiento de manera celosa y autoritaria. No trabajar en vano implica el conocimiento de las diferentes técnicas, estrategias, recursos que optimicen el proceso. Lograr más con menos esfuerzo. Lo anterior lo concuerda con la afirmación de Barreto, A. (2012) al referirse al libro Didáctica magna de Comenio como “uno de los primeros intentos de organizar la educación para que obtuviesen resultados mejores”.  Obtener mejores resultados el propósito general de una buena didáctica

En este sentido   Alves, L.  (1956) en su libro Compendio de la didáctica, afirma que la educación es “una labor compleja y sutil de ingeniaría humana” pues es la encargada de formar la inteligencia, la personalidad y el carácter de las nuevas generaciones para que se integren de manera positiva en la sociedad y sean generadores del mejoramiento humano. Conceptualiza a la didáctica no sólo como conjunto de técnicas y recursos sino además como un conjunto de normas, principios y criterios. La confirma como disciplina con bases científicas, filosóficas y como resultado de la experiencia docente.

Es aquí donde surge un encargo, una finalidad; que es preciso reconocer para fundamentar la importancia de la didáctica asociada a su concepto. En este mismo orden de ideas   Nérici (1973) citado por a Abreu, O.; Gallegos, M.; Jácome y Martínez, R.  (2017), aseveran que es necesario que el estudio de la didáctica, en sus principios y procedimientos sea más eficiente, ajustado a la realidad del educando y la sociedad en la cual se inscribe. su importancia se encuentra directamente relacionada con la problemática social y del aula. De acuerdo a  de Veeman (1988) Esteve, Franco y Vera (1995) citados por Flores, Fernando Agustín (2015). La disciplina, la motivación y evaluación  de los estudiantes, la organización de las actividades en el aula, el domino de la asignatura y los métodos de enseñanza, la insuficiencia de materiales didácticos, el trabajo administrativo burocrático, la calidad de los edificios escolares, el número de alumnos por salón , la falta de tiempo para preparar las clases,  (programación diaria), el dominio de los diferentes métodos de enseñanza y de la materia, la relación con los padres y directivos entre otros

            Los problemas anteriores, aunque se refieren a un estudio realizado en secundaria pueden generalizarse hasta el nivel superior, ya que se catapultan y magnifican, en otros niveles como la educación superior, encargada de formar a los profesionales de un país, en los que investigaciones dan cuenta de la queja constante de los alumnos de que el maestro carece de conocimiento de la didáctica lo que afecta el aprendizaje del estudiante.

De acuerdo a Díaz, T. (1997), la forma de resolver el principal problema docente educativo -enseñar todo a todos- se encuentran en la epistemología didáctica.: Leyes, principios y elementos flexibles, realistas, equilibradas que es preciso conocer para para evitar viejos paradigmas como el conductista que bloquean la mente del estudiante y el profesor. Lo ideal es aprender descubriendo. Para aplicar una buena didáctica es preciso definir cuál es la aspiración, el encargo social, por lo cual el objetivo es el elemento mediador entre la sociedad y la escuela. El proyecto educativo de cada escuela debe dar respuesta a las aspiraciones personales y sociales.

Reflexionar en la práctica docente, investigar, actuar en base a resultados permite romper paradigmas epistemológicos, pues la didáctica es una teoría en construcción, no acabada, a la que se puede aún contribuir con los hallazgos de los docentes. O permite también, fundamentar, que los ya existentes funcionan para el aula.

Por otra parte, el aula, además de subsistema social y cultural, es un ecosistema en el que se dan procesos tanto de tipo sistémico como aditivo. Creemos que los primeros están más vinculados a una interacción dinámica de enseñanza-aprendizaje colectiva, mientras que los segundos son más individuales. Así mismo, los procesos sistémicos son los que tienen mayor preponderancia dentro del proceso educativo. No obstante, la estructura educativa y didáctica requiere de ambos, pues si bien necesitamos de la innovación y la transformación de la misma, su supervivencia pasa además por la conservación de determinados tejidos ya consolidados. A nuestro juicio, tan perjudicial es un rechazo sistemático de lo nuevo como la permanente adopción de una innovación compulsiva y sin reflexión. Gómez, S.y Coca, J. (2018)

 La didáctica que puede resultar cierto, verdadera, justificada, viable, para una sociedad y cultura puede no serlo para otra. De acuerdo a lo anterior:

La Didáctica es una ciencia que sustenta esta condición en un sistema teórico, todavía imperfecto, en desarrollo ascendente, pero propio, en el que se integran conceptos, definiciones, categorías, leyes,  principios y un objeto de estudio que no le corresponde otra ciencia,  polémico y posible de perfeccionar, con una esencia propia y particular, cuyo  desarrollo está asociado a la investigación y a las experiencias prácticas contextualizadas alrededor de todo lo que sucede en el aula, en función del aprendizaje desarrollador y  la formación integral de los estudiantes. Abreu, O.; Gallegos, M.; Jácome y Martínez, R.  (2017)

De ahí la concepción de la didáctica como investigación y el aprendizaje como proceso, con una dualidad natural y comunitaria, como la construcción de la personalidad biológica cognitiva, basada en estadios de Piaget, del aprendizaje significativo de Ausubel y Novak y de la idiosincrasia que parte del contexto sociohistórico de Vygtosky, que son las nuevas concepciones epistemológicas de la didáctica. Es importante para la didáctica sostener la actividad cognitiva para un aprendizaje colectivo en el enfoque de un aprendizaje total., como lo afirma Gallego, Rómulo, & Pérez, Royman, & Gallego, Adriana P., & Pascuas, John F. (2004).

Se ha de concluir que: Existen múltiples problemas docentes educativos, relacionados con la sociedad, el entorno; pero uno de los más importantes es enseñar todo a todos. La educación universal, inclusiva, gratuita, el mejoramiento de las condiciones sociales, la igualdad, son parte de un encargo social que, mediante el conocimiento profundo, la aplicación de teorías científicas construidas o por construirse, (epistemología, logos) puede cumplirse.

Del momento sociohistórico, de principios, integración de los elementos, dependerá la estrategia didáctica, pues, la buena didáctica es aquella adecuada y pertinente de acuerdo al caso particular al cual el docente se enfrenta para cumplir con el noble acto de educar que es, una labor compleja encargada de formar el carácter y la personalidad del hombre. Existen muchas maneras, sin embargo, la importancia suprema de la didáctica estriba en la optimización del proceso. Lograr más con menos sólo puede permitirlo la técnica avanzada y la cualificación.

Referencias

Abreu, O.; Gallegos, M.; Jácome y Martínez, R.  (2017). La Didáctica: Epistemología y Definición en la Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas.  Formación Universitaria  Vol. 10 Nº 3. Recuperado el 3 de octubre de 2020 en:

Barreto, A. (2012). El pensamiento pedagógico de Comenius: Mirada antropológica, teleológica y metodológica de Livro Didáctica Magna. Congresso internacional da faculdades est. Anais do EST, v. 1, 2012. | p.1557. Recuperado el 3 de octubre de 2020 en: http://anais.est.edu.br/index.php/congresso/article/viewFile/2/112

Díaz, T. (1997). Enfoques del trabajo didáctico institucional para la elaboración de los proyectos educativos: el caso cubano. Pinar del Río: Cuba; Universidad de Pinar del Río. Centro de Estudios de Didáctica de la Educación Superior

Flores, Fernando Agustín (2015). Dificultades laborales de profesores en escuelas secundarias. Educación y Educadores, 18(3),411-431.[fecha de Consulta 12 de Octubre de 2020]. ISSN: 0123-1294. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=834/83443150003

Gallego, Rómulo, & Pérez, Royman, & Gallego, Adriana P., & Pascuas, John F. (2004). Didáctica constructivista: aportes y perspectivas. Educere, 8(25),257-264.[fecha de Consulta 12 de Octubre de 2020]. ISSN: 1316-4910. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=356/35602515

Gómez, S. y Coca, J. ( 2018 )

Ediciones Universidad de Salamanca / CC BY-NC-ND Teor. educ. 30, 1-2018, pp. 241-258

Gonzáles, A. Y Soca, M. (1999). Enfoques pedagógicos contemporáneos.

PROVERBIA. WEB.. https://proverbia.net/autor/frases-de-enrique-tierno-galvan. Recuperado el 5 de octubre de 2020 en: https://proverbia.net/autor/frases-de-enrique-tierno-galvan

Published by María Vargas

Profesora de Telesecundaria. Doctorante en Ciencias de la Educación. UNIVERSIDAD SANTANDER. Escritora de poemas, cuentos y obras de teatro. Madre de dos hijos y felizmente casada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: